Peleas por los nombres que irán a los comicios, incumplimiento de los acuerdos electorales y el reemplazo de unos apoyos por otros son algunos de los problemas que enfrentan las coaliciones políticas

Redacción: Valentina Gil

Tanto los partidos oficialistas como opositores han formado alianzas electorales de cara a las elecciones del 21 de noviembre. Sin embargo, la cohesión de estas “hermandades” es cuestionable: no definen por completo sus listas de candidatos, porque todavía no logran alcanzar un acuerdo, tanto internamente como con sus aliados; también están las toldas que reclaman que sus opiniones no son tomadas en cuenta por ser minoritarias o que deciden tomar sus propias decisiones, así vayan en contra de los acuerdos establecidos.

En esta entrega del #GuachimánElectoral hacemos el recuento de las coaliciones que se formaron de cara al 21 de noviembre.

Gran Polo Patriótico Simón Bolívar

La alianza que alguna vez reunió hasta 25 organizaciones con fines políticos, ahora solo cuenta con el apoyo de nueve toldas, con el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) al frente.

Actualmente, el Polo agrupa al Movimiento Somos Venezuela, Organización Renovadora Auténtica (ORA), Unidad Popular Venezuela (UPV), Podemos, Alianza para el Cambio, Movimiento Electoral del Pueblo y a las directivas ad hoc de Patria Para Todos (PPT) y Tupamaro. Todas sus tarjetas electorales están habilitadas para participar en las elecciones del 21 de noviembre.

De acuerdo con Diosdado Cabello, directivo del Psuv, algunos partidos políticos del bloque patriótico prefirieron tener candidatos a legisladores y concejales, en vez de proponer nombres para las alcaldías.

Pero sus antiguos aliados, como el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y Patria Para Todos (PPT), entre otros, han denunciado en reiteradas ocasiones que en la tolda roja no hay espacio para disidencias.

Es por ello que el chavismo disidente decidió formar su propio bloque: la Alianza Popular Revolucionaria (APR). No obstante, esta nueva coalición también tiene conflictos internos que impiden llegar a un consenso sobre quiénes serán sus abanderados en, al menos, siete estados para estas elecciones.

Por otro lado, los partidos que ahora acompañan al oficialismo debían estar dispuestos a ceder su candidaturas, en aras de garantizar la mayor unidad posible en las elecciones, indiferentemente de los resultados en las primarias, según lo establecido en el Artículo 44 del reglamento para los comicios internos.

La Plataforma Unitaria de Venezuela

La coalición que participará en noviembre con la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la de la manito, está integrada por Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT), Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ). Además, cuenta con el apoyo de La Causa Radical (Causa R), Copei de Roberto Enríquez, Convergencia, Encuentro Ciudadano de Delsa Solórzano, Movimiento Progresista de Venezuela y Proyecto Venezuela.

Sin embargo, la Plataforma Unitaria no le hace justicia a su nombre. En cuanto Henry Ramos Allup, secretario general de AD, confirmó la participación del G4 en las elecciones, el gobierno interino, presidido por Juan Guaidó, rechazó la decisión. Lo mismo hicieron los partidos La Causa R, Encuentro Ciudadano y Proyecto Venezuela, pues consideran que no hay condiciones para unas elecciones libres y transparentes.

Por otro lado, Nicmer Evans, dirigente del Movimiento Democracia e Inclusión (MDI), uno de los partidos minoritarios que forma parte de la plataforma. denunció que no fueron tomados en cuenta para los acuerdos electorales. Por lo tanto, considera que no es correcto llamarle “unidad”.

Además de MDI, Bandera Roja de Gabriel Puerta Aponte, Partido Centro Democrático, Alianza Lápiz, Unidad NOE, Nuvipa, Vanguardia Popular, Puente, Movimiento Ecológico, Unidos por Venezuela, Movimiento Republicano, Movimiento Zulia Humana y Fuerza Liberal también acompañan al G4.

Los problemas no terminaron allí, ya que hay conflictos alrededor de las candidaturas. Fuerza Vecinal denunció que el G4 no respetó el acuerdo de postular a los alcaldes Gustavo Duque (Chacao), Elías Sayegh (El Hatillo), Darwin González (Baruta) y Josy Fernández (Los Salias) para la reelección con la tarjeta de la manito, pero ellos cuentan con su propia tarjeta y sectores dentro de la propia oposición no los consideran como tal.

Igualmente, en Miranda, Carlos Ocariz (PJ) y David Uzcátegui (Fuerza Vecinal) discuten sobre quién será el candidato a la gobernación. También algunos precandidatos a concejales exigen que se respeten los acuerdos. Mientras tanto, José Luis Cartaya, el exdirigente de la tarjeta MUD, está guardando ante el CNE el puesto hasta que se tome una decisión.

La situación era similar en el municipio Libertador de Caracas donde hasta el sábado 11 de septiembre se mantenían siete precandidatos. Finalmente, la MUD se decantó por Tomás Guanipa.

Alianza Popular Revolucionaria (APR)

La fracción del chavismo adversa a Nicolás Maduro está conformada por el PCV, el ala del PPT encabezada por Rafael Uzcátegui y Tupamaro de José Pinto, quienes perdieron el derecho a postular ante el CNE por una decisión del Tribunal Supremo de Justicia. También están Movimiento Somos Lina (diferente a la Unidad Popular Revolucionaria (UPV) que sí postula con el Psuv), MBR-200, Corriente Marxista, Izquierda Unida (IU), Partido Revolucionario del Trabajo, Lucha de Clases y Red Autónoma de Comuneros (RAC).

Estos partidos de izquierda decidieron separarse del Polo Patriótico en 2020, porque no estaban de acuerdo con la política del gobierno actual. Según sus dirigentes, Maduro se alejó del modelo socialista que planteó inicialmente Hugo Chávez. En las parlamentarias 2020, solo Oscar Figuera, del PCV, logró una curul para el período 2021-2026.

Sin embargo, el chavismo disidente no está exento de conflictos internos. Los estados Amazonas, Anzoátegui, Cojedes, Guárico, Mérida, Monagas y Yaracuy aún no tienen candidatos, debido a “serias contradicciones” entre el PCV y los demás partidos de la alianza, según afirmaron informantes de esa coalición al #GuachimánElectoral.

Para estas elecciones, las organizaciones que reúne la APR deben inscribir nuevamente a sus abanderados con la tarjeta del gallo rojo (PCV), pues es el único partido habilitado para participar. Sin embargo, aunque no es miembro oficial de la coalición, el partido Unidad Política Popular 89 (UPP89), encabezado por Reinaldo Quijada, inscribió candidaturas conjuntas con la APR en Portuguesa, Aragua, Lara, Carabobo y Barinas.

 Alianza Democrática

Esta coalición está encabezada por los partidos opositores que hacen vida en la Asamblea Nacional elegida el 6 de diciembre. Avanzada Progresista (AP) de Henri Falcón, Cambiemos de Timoteo Zambrano, El Cambio de Javier Bertucci, Venezuela Unida de José Brito y Primero Venezuela de Luis Parra.

Asimismo, las juntas ad hoc o versiones intervenidas de Voluntad Popular (VP) y Acción Democrática (AD) están incluidas en la alianza, al igual que Prociudadanos de Leocenis García, Redes de Juan Barreto y Soluciones de Claudio Fermín.

Movimiento al Socialismo (MAS), Opina, Movimiento Ecológico, Movimiento Republicano, Democracia Renovadora, Alianza Centro, Nuvipa, la directiva de Compromiso País impuesta por el TSJ y de Bandera Roja, entre otras organizaciones, también forman parte de Alianza Democrática.

Aunque parece que este sector de la oposición goza de cierta estabilidad porque presentaron “candidatos unitarios”, lo cierto es que también tiene sus desacuerdos. UPP89 anunció en julio su salida de la alianza por diferencias en la escogencia de candidaturas.

Asimismo, la exconcejal Maribel Castillo exigió que se respetaran los liderazgos naturales al definir la candidatura a Libertador. Inicialmente, Castillo iba a ser la opción para Distrito Capital, contando con el apoyo de la Voluntad Popular ad hoc, su partido Avanzada Progresista, Movimiento Ecológico y otros movimientos sociales.

Pero, al final, los partidos de la Alianza Democrática favorecieron al presidente de Prociudadanos, Leocenis García, en sus aspiraciones a la Alcaldía de Caracas. Según una nota de prensa, tiene el respaldo de 23 partidos, “convirtiéndose en la candidatura con más apoyos por la oposición a la Alcaldía de Libertador”.

Coalición Nacional Independiente

La Alianza del Lápiz se unió a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en 2015. No obstante, ante la indecisión del G4 respecto a su participación en los próximos comicios, decidió formar alianzas electorales por su lado con otros miembros de la Plataforma Unitaria: Puente de Hiram Gaviria, MDI de Nicmer Evans y Vanguardia Popular.

Dichas organizaciones respaldan la candidatura para la Alcaldía del municipio Libertador de Antonio Ecarri, quien aseguró que no piensa retirarse, sea cual sea la decisión final de la MUD. Además, cuenta con el apoyo del dirigente de la organización política 100% Caraqueños, Carlos Julio Rojas.

En cambio, el partido Soluciones por Venezuela, dirigido por Claudio Fermín, recientemente retiró su apoyo a Ecarri para adherirse a la candidatura de Leocenis García. Actualmente, Fermín es el jefe de campaña del fundador del movimiento Prociudadanos.

LEE MÁS NOTAS VINCULADAS AQUÍ
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.