Al menos nueve organizaciones políticas que figuran en el tarjetón para las elecciones del 21 de noviembre se encuentran intervenidas por el Tribunal Supremo de Justicia y otras tienen nombres y colores similares que podrían prestarse para confusiones en los votantes

Redacción: Jhonattan González 

El jueves 9 de septiembre, representantes de las 37 organizaciones nacionales con fines políticos escogieron su posición en la boleta electoral que se usará el 21 de noviembre.

La ubicación de la imagen de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición opositora que agrupa al G4 o los principales partidos de oposición, quedó ubicada entre el partido Tupamaros y el Partido Comunista de Venezuela (PCV). El lugar que había ocupado tradicionalmente hasta 2017: abajo, a la izquierda, en la esquina, fue ocupado por la Acción Democrática, intervenida por el Tribunal Supremo de Justicia y en manos de Bernabé Gutiérrez, quien para las postulaciones montó tienda aparte con la Alianza Democrática.

A poco tiempo de la contienda, el #GuachimánElectoral explica a los ciudadanos cuál es la actualidad y tendencia política de los partidos por dos razones: muchos se encuentran intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia y han sido designadas autoridades diferentes a las que puede estar familiarizada la población y porque hay toldas con colores y nomenclaturas similares entre ellas.

Por ejemplo, la tarjeta de la MUD fue habilitada nuevamente por el CNE luego de tres años. De hecho, la alianza ya había sido disuelta y se creó una nueva coalición denominada Plataforma Unitaria de Venezuela que agrupa al G4 y otras toldas de oposición, pero que no tiene ficha ni organización ante el ente electoral.

Tras la habilitación de la tarjeta, la oposición decidió participar nuevamente con la MUD y su famoso símbolo de “la manito”. El partido tuvo que reubicar dos veces su posición en el tarjetón, puesto que otras organizaciones como Min Unidad o Venezuela Unida, que nada tienen que ver con la oposición tradicional, estaban cerca y se prestaban a confusión.

Pero la MUD no solo deberá sortear esta posible confusión con otras tarjetas, sino que debe informar claramente a sus electores cuáles son los abanderados que verdaderamente los representan. Esta tarea de minimizar las confusiones es más sencilla en los cargos a gobernadores que se elegirán porque, además de la tarjeta del partido, estará el nombre y la cara del candidato. Esta referencia en el tarjetón no aplica para los otros cargos que están en disputa: alcaldes, concejales y diputados de los Consejos Legislativos.

Por ejemplo, en el estado Táchira, el aspirante de la coalición es Fernando Andrade, pero la actual gobernadora y candidata a la reelección, Laidy Gómez ha estado utilizando la palabra “unidad” para promover su oferta cuando ha sido postulada por la Alianza Democrática, que agrupa a los partidos minoritarios de la extinta mesa de negociación y que tiene en sus filas a la Acción Democrática intervenida.

La tarjeta de Acción Democrática fue ubicada abajo y a la izquierda, justo donde la MUD triunfó en los comicios legislativos de 2015. Por lo tanto, los ciudadanos deben conocer que esa cartilla no pertenece a la facción que encabeza el expresidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup.

Además de AD, también se encuentran intervenidas otras tarjetas de oposición y del chavismo que se desmarcó de la administración de Nicolás Maduro: Copei, Bandera Roja, Voluntad Popular, Tupamaro y Patria Para Todos (PPT) son las otras organizaciones tradicionales que están en manos de sectores cuestionados por quienes adversan al régimen de Nicolás Maduro y, en muchos casos, son calificados de cómplices del oficialismo para dividir y confundir al elector.

El chavismo disidente, agrupado en la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), tiene un arduo trabajo por realizar, ya que debe guiar a sus electores para que diferencien las opciones al momento de estar frente al tarjetón. Los simpatizantes de este grupo solo tienen la tarjeta del PCV.

Los partidos de la Alianza Democrática, uno de los sectores de oposición que no responde al G4, se ubicaron en la última fila. Estos son Acción Democrática ad hoc, Avanzada Progresista, Primero Venezuela, el Copei intervenido, Cambiemos, Venezuela Unida y El Cambio.

Y si se trata del chavismo, el Partido Socialista Unidos de Venezuela (Psuv) y sus aliados: Alianza Para el Cambio, Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), PPT, Tupamaro, Somos Venezuela, Organización Renovadora Auténtica (ORA), Unión Popular Venezolana (UPV), Podemos, Unidad Popular Venezolana (UPV), Organización Renovadora Auténtica (ORA) y Somos Venezuela están en la parte superior, en bloque, solo interrumpidos en la segunda fila por Fuerza Vecinal, la tarjeta de alcaldes opositores, fuera de la MUD, que buscan la reelección en su mayoría.

Según cifras del CNE, 70.244 candidatos participarán en los comicios regionales y municipales del 21 de noviembre. 86 % de las organizaciones con fines políticos postularon aspirantes.

LEE MÁS NOTAS VINCULADAS AQUÍ

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.