22.2 C
Caracas
martes, 1 diciembre, 2020

Pruebas compradas por Venezuela sirven para pacientes que tengan siete días con síntomas de COVID-19

Para hablar sobre el COVID-19 y lo que ha significado para el mundo, el Centro de Investigación y Estudios para la Resolución de Controversias de la Universidad Monteávila realizó una conferencia virtual este miércoles, 8 de abril

-

Caracas.- La expansión del coronavirus a más de 170 países ha obligado a los ciudadanos a estar en cuarentena y, en consecuencia, a cambiar su manera de vida. Esta pandemia, así declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no solo ha dejado más de 84.000 fallecidos, sino una economía paralizada, sistemas de salud debilitados, mayor desigualdad y millones de desempleos.

Para hablar sobre el COVID-19 y lo que ha significado para el mundo, el Centro de Investigación y Estudios para la Resolución de Controversias de la Universidad Monteávila realizó una conferencia virtual este miércoles, 8 de abril, en la que participaron cinco ponentes: la pediatra Lila Vegas, el economista Luis Oliveros, la abogada María Cecilia Rachadell, la especialista en mercadeo Pily Modroño y el periodista César Batiz.

En su exposición, Vegas recordó que la expansión del coronavirus por el mundo ha sido tan rápida porque se trata de un virus desconocido y no hay inmunidad, es decir, todos los seres humanos son susceptibles. Aseguró que una persona que tenga COVID-19 puede contagiar a 2 o 3 personas más, bien sea al hablar, estornudar y toser, o al tener contacto con objetos que son tocados por las manos que luego se llevan a la boca, a los ojos o a la nariz.

LEE TAMBIÉN
En Estados Unidos aumentan los casos y muertos por coronavirus

“El coronavirus es más contagioso que la influenza y menos que el sarampión”, precisó.  

Vegas indicó que, de las personas que presentan síntomas, el 80% tiene padecimientos de leves o moderados; esto quiere decir, que podría cumplir con sus labores en caso de que se lo permitiesen. Hay un 15% que amerita ser hospitalizado y un 5% que requiere atención crítica.

En general, cuando hay un brote epidémico, el especialista debe identificar el caso a través de una prueba, luego recomendar cuarentena y hacer seguimiento del caso. Vegas resaltó que las autoridades deben garantizar la transparencia en la información para que el sistema de salud esté enterado de dónde hay casos y qué está pasando, así como para que sean incluidos en la atención del brote.

Corea del Sur vs. Venezuela

- Advertisement -

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, en Venezuela hay 85 camas de terapia intensiva. Según la afirmación de la pediatra, esas camas podrían saturarse si en el país se llegasen a registrar 1.500 casos de coronavirus. Además, el personal de salud está disminuido por la migración y no hay implementos de protección.

Vegas aprovechó la oportunidad para comparar a Corea del Sur, que registra la tasa de mortalidad más baja, con Venezuela, donde hay 166 casos hasta este 8 de abril.

LEE TAMBIÉN
Un joven crea un portal web para rastrear casos de coronavirus

En Corea del Sur adquirieron pruebas altamente sensibles que detectaban un caso antes de que aparecieran los síntomas, mientras que en Venezuela aplican pruebas de anticuerpos que resultan positivas cuando se cumplen siete días de síntomas. Esta elección del gobierno venezolano pone en riesgo a la población.

Otro elemento a comparar entre los dos países es el “tracking”, que es el método de rastreo. En Corea del Sur, las autoridades sanitarias dedicaron esfuerzos en determinar los lugares, los días y con quiénes había tenido contacto cada caso. En Venezuela, se utilizó la plataforma patria para que las personas informaran si habían tenido contacto con una persona contagiada, pero no toda la población venezolana tiene acceso a este sistema que maneja el chavismo.  

Vegas destaca la transparencia de Corea del Sur para informar sobre el COVID-19. En Venezuela, solo voceros políticos pueden informar acerca del comportamiento de la pandemia, pero solo ofrecen datos de fallecidos y contagiados, sin dar detalles.

El COVID-19 y la economía

El economista Luis Oliveros aseguró que 70% de las economías están cerradas, y el mundo no experimentaba algo similar desde la crisis de 1929, que inició con la caída de la bolsa de Wall Street en Estados Unidos. Es una crisis que produce desconfianza e inestabilidad en la población, además, ha traído como consecuencia altos índices de desempleo y desigualdad social. Por ejemplo, solo en EE.UU. se registraron 10 millones de desempleo en tres semanas.

Oliveros precisó que las economías más afectadas son las que dependen de materia prima y del turismo. Recordó que el precio del petróleo ha disminuido más de 50% en el último mes. Se estima que el Producto Interno Bruto mundial registre una caída del 4% en 2020.

Sin embargo, no todo es negativo, señala el experto. La pandemia podría traer cambios políticos, en el modelo de enseñanza y oportunidades para desarrollar el teletrabajo. Las empresas, por su parte, pueden negociar con los clientes y proveedores para conocer ambas situaciones, conversar con el personal, explotar su potencial en redes sociales y revisar la estructura de costos.

Sobre esas oportunidades que adelantaba Oliveros, Pily Modroño, especialista en mercadeo, indicó que es el momento de invertir recursos económicos y tiempo para crear. También para preguntarse para qué se están haciendo ciertas prácticas. A las compañías y emprendimientos les recomienda aplicar un “test rápido organizacional” para identificar los liderazgos, el trabajo en equipo, el talento y el aprendizaje.

Por su parte, el periodista y director de El Pitazo, César Batiz, comentó que los comunicadores sociales están dando una cobertura esencial a la pandemia y han tenido que adecuar sus redacciones al trabajo a distancia y virtual. En el caso de El Pitazo, ha servido para consolidar el trabajo a distancia porque es el único medio de comunicación que cuenta con corresponsales en todo el país.  

Al adecuar maneras de trabajo, se ofrecen nuevas formas de ofrecer contenido digital. Por ello, ahora se presentan productos especiales como newsletter, contenidos utilitarios y entrevistas a especialistas a través de distintas plataformas.

Por último, la abogada María Cecilia Rachadell aclaró que las personas naturales y jurídicas están obligadas a cumplir el decreto presidencial de estado de alarma, de fecha 13 de marzo de 2020, porque de lo contrario estaría en riesgo la salud de la ciudadanía. Advirtió que no hay una liberación automática de la responsabilidad.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado