29.7 C
Caracas
miércoles, 23 septiembre, 2020

Félix Seijas: “Una transición sin chavismo no será sana ni perdurable”

El director de la firma Delphos aseguró que el chavismo actualmente cuenta con apoyo del 25% de los venezolanos, por lo que cualquier estrategia opositora debe considerar a este sector para lograr gobernabilidad en un futuro cambio político

-

Caracas.- La oposición venezolana, liderada por Juan Guaidó, comenzó el año 2020 con un reimpulso internacional en su objetivo por lograr un transición pacífica en el país. Para el analista político y estadístico, Félix Seijas, este prometido cambio será una quimera si aspira a erradicar del mapa político al chavismo gobernante.

“Una transición sin chavismo no será sana ni perdurable en el tiempo”, afirmó Seijas durante el foro “Hablemos de lo que viene”, coordinado por la ONG Espacio Público en los salones del Centro Internacional de Actualización Profesional (Ciap-Ucab) de La Castellana. El evento también contó como ponentes a Ramón Piñango, sociólogo e investigador del Iesa; y el economista y director ejecutivo de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

LEE TAMBIÉN

Diosdado Cabello afirma que la oposición no quiere elecciones aunque diga lo contrario

Durante su presentación, Seijas señaló que actualmente los simpatizantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) representan al menos 5 millones de personas, es decir, una cuarta parte del país (25%) dispuesta a votar por la continuidad de la llamada “revolución bolivariana”. Un escenario que, según él, bloquea la posibilidad de excluir de cualquier futuro gobierno a miembros de la actual élite gobernante.

“Llegado el momento habrá que comerse algunos sapos verdes. En los estudios en que preguntamos por Chávez entre el 40 y 50 por ciento de la gente nos dice que sí quisiera que continuara gobernando. Chávez vendió una idea que permanece latente, está allí”, advirtió el también director de la encuestadora Delphos.

Piñango coincide con la posición de Seijas, pues considera que si bien la mayor parte de la población no lo desea, los chavistas tendrán que ser reconocidos por el resto de fuerzas políticas para convencerlos y lograr gobernabilidad.

“Nadie lidera a quien desprecia”, reflexionó Piñango.

- Advertisement -

Seijas opinó que este análisis también aplica para abordar a las Fuerzas Armadas.

El organismo castrense “no se va a quebrar entre sus cuadros medios. Eso no funciona así. La institución armada es muy pragmática. Hay que pintarle la vida después de esto. Ofrecerle a los militares el papel jugarán en una transición, manteniendo ciertas prerrogativas”, dijo.

LEE TAMBIÉN

Fracción de Luis Parra se atribuye avance en la renovación del CNE

Horizonte electoral

El director de Delphos también se refirió al escenario electoral de 2020. Sostuvo que el proceso que se aproxima con mayor fuerza es de comicios parlamentarios, por lo que cree que el desafío opositor será establecer una estrategia que aproveche la elección no como un evento aislado, sino como un medio para luchar por la recuperación de derechos civiles de los venezolanos.

“Elecciones parlamentarias sin presidenciales es lo más posible. El reto para el Gobierno es ganarlas con legitimidad (porque) no quiere que ocurra lo de 2018 con elecciones no reconocidas por la comunidad internacional, pero sin activar al votante opositor. El reto para la oposición es marcar la hoja de ruta para convencer a la población desorientada a participar”, explicó.

De acuerdo con Seijas, la oposición cuenta con una potencial ventaja en las urnas frente al chavismo en unas legislativas: 75% se inclina a votar de la oposición. Sin embargo, advirtió que de esta cifra se desprende un 30% de voto duro, mientras que 35% es circunstancial, es decir, que su participación dependerá de las condiciones electorales.

LEE TAMBIÉN

Abrams dice que sanciones son reversibles si Maduro negocia comicios presidenciales

Afirmó que si se produce una alta participación electoral opositora se limita el margen de maniobra de Maduro y sus aliados por incurrir en un fraude. “La trampa electoral no la inventó el chavismo, recordamos lo del acta mata voto, pero sí la llevó a niveles elevados”, añadió.

De la base opositora, el analista indicó que 65% de los encuestados por Delphos manifiesta estar dispuesta a sufragar si se logra una renovación del Consejo Nacional Electoral y los convoca el presidente interino Juan Guaidó. Pero los números son susceptibles de reducirse a 47,8 % si se mantienen las actuales condiciones electorales, pero el líder opositor llama a votar; el piso es de 33,3% de participación con idénticas condiciones, pero con un llamado a la abstención del parte del liderazgo opositor.

“El punto es tratar de recuperar los derechos civiles y la elección es uno de ellos, es una herramienta para la transición política y es una herramienta de presión en el bloque de poder. Lo que deslegitimó a Maduro en 2018 fue el fracaso de la negociación que se desarrollaba en República Dominicana, pues en el tema electoral no cedió”, prosiguió.

Respecto a este punto, Seijas calificó de positiva la selección de los 10 miembros de la sociedad civil que conformarán el Comité de Postulaciones Electorales junto a 11 diputados de la Asamblea Nacional. Dijo que este paso acerca la designación de un nuevo CNE, una de las exigencias para garantizar la transparencia en futuros comicios.

No obstante, alertó sobre la fragilidad de las negociaciones entre los parlamentarios chavistas y opositores que sustentan el proceso, debido que al gobierno de Maduro no ha evidenciado intención alguna por abandonar el poder.

“Lo veo posible (que el CNE sea renovado en el Parlamento), pero no es una tarea fácil, es frágil, cada paso tiene cierta fragilidad y genera ciertos riesgos alrededor del proceso que se está conduciendo y hay que concentrarse en la tarea de avanzar (…) en cada paso que se dé, el gobierno va a tratar de buscar brechas para simplemente quedarse allí, la oposición tiene que buscar la brecha para avanzar. Al Gobierno le conviene avanzar sin ceder de tal manera que no ponga en riesgo su permanencia en el poder y la oposición debe buscar la manera de cambiar esa situación”, explicó.

LEE TAMBIÉN

Éxito de la gira de Guaidó depende de una buena estrategia doméstica

Desesperanza como arma política

En cuanto a la proyección de los próximos meses en la pugna política venezolana, Seijas y Piñango concordaron en que se prevé una mayor confrontación entre el movimiento que lidera Guaidó y Maduro. Pero dijeron que también se espera más esfuerzo del gobierno por rebajar la tensión social, al promover el aparato represor del Estado y buscar desanimar a los ciudadanos.

Otra amenaza latente para Seijas son las posibles sanciones dirigidas a organizaciones no gubernamentales desde el poder, planteado por Diosdado Cabello a través de la Constituyente. El consultor aseguró que estos mensajes intimidatorios son lanzados por el régimen venezolano porque es consciente de la importancia de las ONG en la exigencia de los derechos ciudadanos.

“La desesperanza es el mejor aliado del régimen”, expresó Piñango.

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado