22.7 C
Caracas
jueves, 30 junio, 2022

Familiares denuncian la desaparición de militar preso en Ramo Verde

El teniente coronel Fredy Mogollón, detenido desde el 2018 por el caso Paramacay II fue trasladado a tribunales el pasado miércoles, 18 de noviembre, y desde entonces se desconoce su paradero. Sus familiares temen que su estado de salud empeore, pues padece de diabetes tipo 2 e hipertensión

-

Acarigua.- Desde que se enteraron a través de las redes sociales que Fredy Alberto Mogollón Rojas, teniente coronel del Ejército, había sido trasladado a una audiencia de juicio, el pasado miércoles 18 de noviembre, su familia no tiene información de su paradero y desconocen el estado de salud del militar que es hipertenso, diabético, por lo que requiere medicamentos y una buena alimentación.

La familia teme lo peor por su condición de salud. Su esposa Anyer Coil y los padres de Mogollón Rojas, Cemele Coromoto Rojas y Freddy Mogollón, pidieron a las autoridades una fe de vida del efectivo castrense e informar a dónde fue transferido.

Desde Araure, estado Portuguesa, ciudad de origen del militar, la familia explicó a El Pitazo que fue por una publicación en redes que supieron que Mogollón Rojas no retornó al Centro Nacional de Procesados Militares Ramo Verde en Los Teques, estado Miranda, donde se encontraba recluido desde mayo de 2018, por el caso Paramacay II.

«Solo sabemos que lo sacaron a juicio el miércoles 18. Yo supe un día después por Twitter y las noticias que circularon. Dicen que le cambiaron el sitio de reclusión. Nosotros, su familia, no tenemos información, no sabemos quién ordenó cambiarlo de sitio ni por qué; no sabemos dónde está y si está bien. Necesitamos saber dónde tienen a mi esposo. Queremos una fe de vida de Fredy Alberto», dijo Coín.

Caso Paramacay

Mogollón Rojas y otros cinco oficiales y un sargento están procesados por una supuesta sublevación militar, imputados por los delitos de instigación a la rebelión y contra el decoro militar, de acuerdo con el expediente N° TM3C-042/2018. Su caso está a cargo del Tribunal Primero de Control, cuyo juez es el G/B José de la Cadena Toledo.

El teniente coronel era director del Centro de Adiestramiento Caciques Paramacay, en Carabobo. En el cargo tenía poco menos de un año cuando fue detenido el 8 de mayo de 2018.

«Para nosotros todo esto ha sido muy triste y doloroso. Hasta sorprendente desde el primer momento, cuando allanaron nuestra vivienda en Valencia. Estaban mis hijos solo con una señora de servicio y funcionarios armados de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), llegaron esa noche, en mayo, y sin orden se llevaron cosas de mi esposo: pistoleras, uniformes, ropa, celular y la laptop de uno de mis hijos», contó la esposa.

Ese mayo de 2018 fue la primera ocasión que funcionarios de la administración de Nicolás Maduro se llevaban a Mogollón Rojas, y que su familia pasaba días sin tener información de él, como en la actualidad.

«A los ocho días llamaron a su casa paterna y solo dijeron que estaba detenido en Ramo Verde y que tenía que llevarle sus artículos personales. No fui inmediatamente, me tocó esperar al siguiente fin de semana y cuando logré verlo, mi esposo estaba irreconocible, muy delgado y pálido», contó Coil.

El militar relató a su esposa que estuvo más de una semana en un cuarto oscuro sin comer y sin tomar ni agua. Permaneció todo ese tiempo sin orinar y, cuando lo hizo, botó gotas de sangre porque estaba deshidratado, sin líquido.

Mogollón Rojas en la actualidad tiene 45 años de edad y presenta un bypass gástrico, al que se sometió por la diabetes tipo 2 que padece. Su condición de salud ha empeorado en los 30 meses que ha estado encerrado como preso político.

LEE TAMBIÉN

Theresly Malavé denuncia que policía preso en Ramo Verde tiene síntomas de COVID-19

Sin comunicación

La familia del militar perdió comunicación con él desde antes del inicio del confinamiento por la pandemia. La última vez que su esposa pudo verlo fue el 6 de marzo, una semana antes de que se confirmara el primer caso de COVID-19 en Venezuela, lo que obligó a suspender las visitas en los centros de reclusión del país.

Desde entonces y por nueve meses, nadie de su familia ha podido hablar con él. «No pudimos viajar más por el tema de la movilización, no hay transporte público ni combustible y tampoco nos iban a permitir verlo. Antes de todo esto, una vez al mes lo visitaba y le llevaba todo lo que necesitaba, incluso sus hijos pudieron verlo en varias ocasiones».

Pese a la limitación por la pandemia, Anyer de Mogollón se ha encargado de enviarle cada mes sus alimentos, medicamentos y artículos de higiene personal. «Yo estimo cuánto necesita para un mes, que si víveres, frutas, proteínas. Eso se lo envío con quien viaje a Caracas. También le hago llegar sus medicamentos, vitaminas, analgésicos y antibióticos. Todo lo que pueda necesitar».

Mogollón Rojas es el mayor de los varones de siete hermanos. Dedicó más de 23 años a la carrera militar, hasta el día que fue detenido, luego de que sus superiores lo convocaran a una reunión, según el relato ofrecido por su esposa.

«Mi esposo tiene una carrera impecable. Ha sido un militar honrado, honorable. Es una persona con una carrera intachable. Dedicado a su trabajo. Esa carrera fue su vida. Nunca se nos ha dicho que ocurrió y yo solo puedo decir que esto es muy duro para todos, para sus hijos, para sus padres y para mí. Todos sufrimos al saber que está preso y hoy más, que ni siquiera sabemos dónde lo tienen. Es desesperante», expresó Anyer.

Desde que la familia supo del supuesto cambio de centro de reclusión de Mogollón Rojas, han intentado comunicarse con la defensora pública a cargo de su caso, la teniente de fragata Carelys Alexandra Araujo Torin, sin tener éxito.

«No tengo su número personal, llamo a una oficina que es el número que me dieron, pero siempre me dicen que está ocupada o simplemente no se encuentran. Como su defensora debe notificar a sus familiares dónde lo tienen. Queremos respuesta del paradero de mi esposo, a quien desde el primer momento se le han violado sus derechos humanos y hasta el debido proceso», advirtió Coil.

Araujo Torin es la segunda defensora pública que se le designa al militar. En primera instancia estuvo el Tte. Pedro Álvarez.

La abogada y defensora de los Derechos Humanos, Tamara Suju, a través de su cuenta en Twitter, publicó que Mogollón Rojas, podría estar recluido en Fuerte Tiuna o en la Policía Militar, advirtiendo que no había una nueva orden por parte del tribunal de la causa, para un cambio de centro de reclusión.

«#Venezuela. Desde el Miércoles 18 que el #DGCiM se llevó del Tribunal al TCnel Fredy Mogollón, (caso Paramacay II) supuestamente a PM en FT, no se sabe nada de él. Su lugar de reclusión es Ramo Verde y no hay orden nueva del Tribunal para traslado a otro lugar. La Fiscalia presiona», escribió.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | La persecución estatal contra allegados de presos políticos fugados

«Temo por su vida»

Los padres, que lloraban la desaparición de su hijo, y la esposa no solo piden a las autoridades información del militar procesado, también exhortan a las organizaciones de Defensa de Derecho Humanos que se aboquen a este caso.

«Yo temo por la vida de mi esposo. Su integridad física está en juego y aún más por la patología que presenta y los cuidados que requiere. Tenemos temor, no sabemos a qué nos estamos enfrentando. Por qué cambiarlo a un lugar que desconozco sin avisarlo, por qué no nos informan dónde lo tienen», se preguna una y otra vez Coil, con quien Mogollón ha compartido más de 20 años de su vida.

La familia del militar exigió que se cumpla el mandato de la resolución del Consejo de DDHH de la ONU del 1° de octubre, donde se insta a las autoridades venezolanas a que liberen inmediatamente a todos los presos políticos y a todas las demás personas privadas de libertad de manera ilegal o arbitraria.

Familiares piden una fe de vida del teniente coronel Fredy Alberto Mogollón Rojas | Foto: Mariangel Moro Colmenárez

Procesados del caso Paramacay

Por el caso «Paramacay II» están imputados los militares del Ejército:

  1. Teniente coronel Freddy Alberto Mogollón Rojas, detenido desde el 8 de mayo de 2018.
  2. Teniente coronel Carlos Eduardo Urbina Vásquez, detenido el 14 de mayo de 2018.
  3. Mayor (Ej) Richard Rafael Carrasquel Rondón, detenido el 11 de mayo.
  4. Capitán (Ej) Julio Raúl Pulido Gómez, detenido el 8 de mayo.
  5. Primer teniente (Ej) Yonnatan Ezardo Méndez Chacón, detenido el 8 de mayo de 2018.
  6. La sargento mayor de primera (Ej) Genys Waldemar Muñoz Martínez, detenida el 8 de mayo de 2018.
  7. El primer teniente José Luis Párraga Cañizalez (le otorgaron una medidas cautelares, luego de que su esposa muriera al dar a luz a una niña).

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a