22.8 C
Caracas
lunes, 3 agosto, 2020

Familia denuncia que militar preso en la Dgcim se muere de hambre

"El general Carlos Terán Hurtado es el responsable de la vida de mi hermano Luis De La Sotta, quien necesita antibióticos y no se los recibieron a mi mamá en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim)", afirmó en Twitter Molly De La Sotta, hermana del oficial

-

Caracas. El capitán de navío Luis De La Sotta está en un sótano de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en Boleíta, Caracas, muriéndose de hambre, denunció su hermana el viernes 10 de julio.

«Urgente. El general Carlos Terán Hurtado es el responsable de la vida de mi hermano #LuisDeLaSotta quien necesita antibióticos y no se los recibieron a mi mamá en la DGCIM», afirmó en Twitter Molly De La Sotta, hermana del oficial.

LEE TAMBIÉN

Familiar de preso político: “Tenemos 54 días sin saber de mi hermano”

Indicó además que el oficial necesita ser trasladado a un hospital.»Tiene cuatro meses sin visita familiar ni de abogado. Está en un sótano muriendo de hambre!», añadió la mujer.

Molly De La Sotta contó el 6 de mayo a El Pitazo que, para la fecha de la última visita, el militar tenía tres meses sin salir al patio para recibir sol y dos semanas sin aire acondicionado en La casa de los sueños, un sótano nuevo al que lo trasladaron el 1° de enero de este año, junto a otros 10 militares.

Sus familiares reclaman a la oficina de la alta comisionada de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que exija una fe de vida, no solo del capitán, sino de todos los presos políticos que permanecen en los sótanos del centro de inteligencia.

¿Quién es Luis Humberto De La Sotta?

- Advertisement -

El capitán de navío era el segundo comandante de la 8va Brigada de Comandos del Mar que funciona en la Bahía de Turiamo, estado Aragua. El gobierno de Maduro lo acusó de acompañar a María Corina Machado en un plan para derrocar al mandatario.

Fue detenido el 18 de mayo de 2018 por funcionarios de la Dgcim, luego de denunciar que el vicealmirante Edward Ojeda Sojo, nombrado segundo comandante de la Infantería de la Marina, utilizaba vehículos de la unidad para fines personales.

Su caso está en un limbo jurídico. En la audiencia preliminar le imputaron instigación a la rebelión y contra el decoro militar. Aunque la jueza del Tribunal Militar 1° de Control de Caracas, Claudia Pérez de Mogollón, ordenó el pase a juicio en diciembre de 2018, aún se desconoce qué tribunal llevará el caso.

4.5/5 (2)

¿Qué tan útil fue esta publicación?