Familia de Carlos de La Ossa considera su detención como medida de presión política

La aprehensión de tres trabajadores de la operadora Petro San Félix tiene en vilo a sus parientes, así lo dejó saber Diana de la Ossa, quien pide justicia en el caso de su hermano

1075
Carlos De La Ossa ocupaba el cargo de gerente general de Operaciones (Foto: cortesía Diana De La Ossa)

El Tigre.- La familia de Carlos Mario De La Ossa Cardona, de 44 años de edad, exige justicia. El hombre es uno de los tres trabajadores de la operadora Petro San Félix detenidos el viernes 15 de marzo por funcionarios del Sebin El Tigre, tras la explosión de tres tanques de diluentes.

Después de seis días de angustia, los parientes de los trabajadores buscan por todos los medios que queden libres, pese a la medida privativa de libertad que el Tribunal de Control I del Circuito Judicial Penal de El Tigre les dictó el 19 de marzo. Fueron acusados de emisión de gases tóxicos y mal manejo de sustancias peligrosas e inobservancia.

Diana De La Ossa, hermana mayor de Carlos Mario, contó a El Pitazo vía telefónica la incertidumbre que tanto ella como sus padres y el resto de la familia viven tras la detención, calificada de presión política.

“Estamos luchando para que mi hermano y sus compañeros (Eduardo Torres y Carlos López) queden libres. Es una injusticia lo que están haciendo. Solo por buscar a alguien a quien echarle la culpa de la explosión”, aseveró De La Ossa desde su residencia en Maturín, estado Monagas.


LEE TAMBIÉN: 


NÉSTOR REVEROL: “NUESTRO SERVICIO DE INTELIGENCIA HA DESMANTELADO UNA NUEVA RED CRIMINAL”

Recordó lo que le contó Carlos Mario, mientras lo visitó en la sede del Sebin. Dijo que “lo han tratado muy bien”, le permitieron verlo y hablar con él.

Narró que cuando el Sebin llegó a la planta se llevaron a siete trabajadores, luego dejaron ir a cuatro, entre ellos al gerente mayor, a quien acusó de haberle “echado la culpa” a su hermano por “presiones políticas”.

No estaba

De La Ossa precisó que el día de la explosión su pariente, quien tiene 12 años de labores en la empresa y un año en el cargo de gerente de operaciones, ni siquiera se hallaba en la planta, debido a que su esposa se fracturó un brazo y la acompañó al médico.

Aseguró que tienen pruebas de los correos que su hermano envió a la alta gerencia para notificar las fallas que presentaba la planta, de los cuales no tuvo respuesta. Diana De La Ossa afirmó que la jueza que dirigió el caso no permitió esos correos como prueba de la defensa.

“Nosotros pensamos que después de la audiencia Carlos y sus compañeros quedarían libres, porque no había ninguna prueba que los culpara de algo. Pero como había que tener un culpable optaron por ellos”, acotó.

Por esa razón, De La Ossa refirió que su familia se ha dedicado a exigir la libertad de su hermano por las redes sociales y medios de comunicación, para que lo más pronto posible liberen a Carlos Mario y a sus compañeros: padres de familia que necesitan trabajar.

Las gestiones

La mujer indicó que en vista de que el tribunal los culpó de lo ocurrido, en el caso de su hermano el abogado realiza gestiones que le faciliten su libertad después de los 45 días que estipula la ley.

Expresó que cuentan con el apoyo de la comunidad de San Diego de Cabrutica, de la comunidad indígena El Paso y de otras zonas aledañas, a quienes Carlos Mario ayudaba.

Entre todos realizaron una carta de apoyo para el trabajador. Así como al resto de los empleados. Han realizado asambleas para exigir la liberación de los tres gerentes.

Un grupo de trabajadores apoya a los compañeros detenidos con asambleas (Foto: cortesía Diana De La Ossa)

Angustiada, la mujer destacó que su hermano tiene una hija de 14 años que, según dijo, está devastada por lo sucedido.

Además indicó que esta semana los padres de Carlos Mario, que residen en Caracas, viajarán a verlo a El Tigre, ya que están preocupados por su hijo.

La familia De La Ossa continuará una campaña de información por las redes sociales acerca de lo ocurrido a Carlos Mario. Mantendrán su pedido de justicia hasta que se logre la libertad.

DÉJANOS TU COMENTARIO