Expertos refutan el reportaje de El Espectador de Colombia sobre el sistema eléctrico venezolano

615

Caracas.- El ingeniero y consultor internacional de sistemas eléctricos, José Aguilar, refutó la información publicada por el medio digital de Colombia elespectador.com, titulado «Venezuela: A días de apagarse totalmente», donde se enfatiza que el país depende del funcionamiento del autotransformador (AT), ubicado en el Guri, que de fallar dejaría a oscuras a todo el territorio nacional.

Al respecto, el experto eléctrico destaca que si bien es cierto que una falla en el AT en funcionamiento generaría un apagón, este no sería definitivo ni duraría 39 días como se afirma en la nota, pues con nuevas operaciones se puede restablecer el servicio, obviamente con una mayor restricción de energía. Por eso considera necesario recuperar los equipos generadores de la Casa de Máquina 2 de Guri.

Enfatiza el ingeniero que hablar de un apagón a gran escala en cuestión de horas es «alarmista, infundado e irresponsable».

La nota de elespectador.com afirma que dos transformadores en Guri colapsaron en marzo y solo uno asume la carga de todo el país. “No es cierto que son dos de los tres transformadores, hay muchos más, sólo que estos son claves en estos momentos, porque se está dependiendo de ellos que son realmente el respaldo, cuando esa no es su función primaria… ¿Y por qué ocurre esto? Porque la vía natural para alimentar el sistema de las tres líneas de 765 kV, responsables de 80 % de la energía del Centro y Occidente de Venezuela, no puede funcionar adecuadamente, ya que entre 6 y 7 de las 10 máquinas de generación en Casa de Máquinas 2 de Guri (capacidad instalada total de 7.580 MW), están indisponibles a causa de los daños causados por falta de mantenimiento y de las maniobras irresponsables producto de los apagones al recuperar la carga después del 7 de marzo”.


LEE TAMBIÉN: 

JOSÉ AGUILAR: «DESDE EL APAGÓN DEL #25M SE DEJARON DE EXPORTAR MW DESDE EL BAJO CARONÍ

Para el profesor de Ingeniería en Electricidad de la Universidad de Los Andes, Pedro Mora, el reportaje de El Espectador presenta numerosas imprecisiones. «La salida de la Casa de Máquinas 2, tiene 10 transformadores de 20/765 KV, no uno. Sí es cierto que en esa casa solo funcionan 4 de las 10, lo cual no se menciona en el texto… En fin, la supuesta persona ligada al ministro (de Energía Eléctrica, Igor Gavidia) que dio la información pareciera generar más una matriz de miedo que de veracidad».

De acuerdo con la opinión de un exdirectivo de Corpoelec, quien prefirió mantener en reserva su identidad, aunque está en desacuerdo con que el apagón se prolongaría por 39 días, apunta que de ocurrir esa falla en el AT3 debería observarse la capacidad de respuesta y de ejecución del personal técnico de la corporación eléctrica. Además, se tendría que revisar si las decisiones políticas a la hora de la recuperación de las cargas estarán por encima de las técnicas, porque eso puede causar más inconvenientes para la recuperación del sistema.

Apunta el exgerente de Corpoelec que los mayores problemas se presentarían en el Centro y Occidente del país, debido a que el sistema está débil a consecuencia de los problemas en la generación termoeléctrica, lo que incidiría «en la recuperación del voltaje y la frecuencia en todos los nodos del sistema».

Sin diagnóstico real

Aclara Aguilar que en la nota se confunde un autotransformador con un generador, que son dos máquinas enteramente diferentes. Esto ocurre cuando se dice que «solo un generador tuvo que asumir la carga que tenían tres aparatos”.

Dice el experto que el sindicalista Alexis Rodríguez, (Fetraelec) tiene en buena parte razón al referirse a que el Gobierno “no tiene un diagnóstico real de la situación y desconoce cómo resolverlo”, tal como declaró Rodríguez a elespectador.com.

En relación con el posible aporte tecnológico de los chinos y rusos para ayudar a resolver el problema eléctrico en el país, Aguilar afirma que no cuentan con la experiencia para lidiar con el problema actual, máxime con una urgencia donde no hay margen para el ensayo y el error.

El Guri requiere mantenimiento e inversión para repotenciarla. Foto: Cortesía/Archivo

«La tecnología del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) de Venezuela se basa en los estándares de ingeniería del mundo occidental, que son muy diferentes a los de esos países», agregó el ingeniero y consultor internacional de sistemas eléctricos.

El exgerente de Corpoelec recuerda que la tecnología usada en Venezuela es estadounidense y alemana, por lo que requería de mucho tiempo para que se pueda aplicar alguna solución proveniente de China o Rusia y no los 30 días que plantea el reportaje.


LEE TAMBIÉN: 

LAS TRAMPAS ELÉCTRICAS DE AYER Y CUIDADO SI DEL FUTURO

Sobre piezas de remplazo para los transformadores, Aguilar indica que, para empezar, “la empresa austriaca Andritz no tiene nada que ver en este tema eléctrico, ellos son fabricantes de turbinas hidroeléctricas. Lo que se requiere es la recuperación del AT2 o el AT1, (lo que sea más conveniente y rápido), pero tienen que hacerse adaptaciones y cuentan con todas las piezas necesarias en el país, además de hacerle mantenimiento al AT3. El problema es que, aparentemente, carecen del “know how” (del conocimiento) para hacerlo, sumado al ambiente hostil dentro de la empresa, por lo que si algo sale mal, los trabajadores y técnicos puedan ser torturados y hasta perecer”.

Agrega que los fabricantes de los AT son: Westinghouse hoy Siemens para el AT1, General Electric para el AT2 y Alstom para el AT3.

En relación con la posibilidad que maneja el Gobierno de hacer una reconversión de los sistemas y adaptarlos a tecnologías chinas o rusas, Aguilar dice que es una locura. Recomienda: “Recortar la carga en el AT 3. Recuperar unidades indisponibles en la Casa de Máquinas 2 de Guri y resolver la situación causada por la misma negligencia de ellos con el AT1 o AT2. Por último, deben pedir un nuevo banco con su reserva. Este último paso llevaría de dos a dos años y medio”.

Aguilar advierte sobre las consecuencias de asumir las soluciones a la ligera. “Precisamente, por el largo tiempo de entrega es que no hay margen para el ensayo y el error. Las consecuencias serían de naturaleza catastrófica para el país y su ya maltrecha economía. La falla de todos estos tres bancos AT, su reemplazo es de unos 45 millones de dólares. El no poder tener la disponibilidad de las tres líneas del sistema de 765 kV por dos a tres años representa una pérdida de ¡US$108 millones diarios! O el equivalente a más de US$78 millardos en dos años”.

Es por eso que la improvisación, partidización y la politiquería en un tema tan técnico no tiene cabida ni con el régimen y mucho menos en un gobierno de transición, opina Aguilar.

El exgerente de Corpoelec observó como un error de escritura el que se diga que en mes y medio se pueden recuperar las plantas termoeléctricas. «Debió decir un año y medio, que es lo que se necesita para poder comprar los repuestos y traer al personal técnico. Además, en este momento nadie le da crédito a Corpoelec ni al gobierno de Maduro», puntualizó.


Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.