22.7 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

Esposa de capitán Antonio Sequea pide que se respete el debido proceso

Su esposo y también su hermano fueron detenidos este lunes en las costas de Chuao, en el estado Aragua y sin acusado por el gobierno de Nicolás Maduro de ser “mercenarios”

-

La vida de Verónica Noya volvió a dar un giro este 4 de Mayo al enterarse, por las redes sociales, de la detención de su esposo, el capitán de la Guardia Nacional, Antonio Sequea y de su hermano, Fernando Noya, en las costas de Chuao, un pueblo ubicado en el estado Aragua. 

A través de videos y fotos publicadas por distintas cuentas de organismos del gobierno de Nicolás Maduro e incluso, por el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, se conoció de la captura de ocho personas a quienes el gobierno de Maduro relaciona con la llamada “Operación Gedeón” y con el grupo de personas que fueron interceptadas el domingo en el estado Vargas.

Verónica, con voz temblorosa, contó esa que está agotada emocionalmente y que, aunque no tiene fuerzas, según dice, seguirá hablando por su esposo y su hermano. 

-¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tu esposo? 

V: Hace unos tres o cuatro días atrás.

-¿Sobre qué conversaron? 

V: mi esposo participó hace un año en el alzamiento militar del 30 de abril. A partir de ese momento, cada quien agarrón rumbo y nuestras comunicaciones eran muy limitadas por temas de seguridad. Nuestras conversaciones sí diré eran las mismas. Él quería saber si estábamos bien y yo, saber que él estaba bien. 

Me decía que estaba trabajando. Que no iba a parar su lucha por conseguir la libertad de Venezuela.

Siempre hablábamos un día sí y uno no. Cosas muy cortas para cuidar la seguridad de nosotros y la de él.

-¿Y la última vez que lo viste?

V: Dos o tres días antes del 30 de abril. Él salió a trabajar y al día siguiente no llegó. Luego me enteré por las noticias y me tocó correr porque fui perseguida por los organismos de seguridad del Estado, fueron perseguidos mis hijos a quienes buscaron en el colegio y nuestra casa fue prácticamente saqueada. 

Tuvimos que escondernos por mucho tiempo.

Verónica desconoce si Antonio Sequea estaba en el país ya que desde hace un año no sabía su ubicación exacta.

En cuanto a su hermano, Fernando Noya, no es militar. Verónica solo señala que un día Fernando fue contactado por unas personas que le iban a entregar algo al capitán, ropa, según la información que ella maneja. 

LEE TAMBIÉN

Operación Gedeón: militares se atribuyen supuesta invasión frustrada

A partir de ese día, él decidió unirse a lo que Verónica califica como “lucha libertadora”. Aunque ella está fuera de Venezuela, señala que está en la clandestinidad porque todavía teme por su seguridad y la de sus tres hijos de 11, 6 y 3 años. 

“Explicarte con palabras cómo me siento es complicado. Tengo una mezcla de sentimientos. Por un lado, me siento orgullosa por todo lo que él (Antonio) ha hecho. Por todo lo que arriesgó y por todo lo que ha perdido con esta separación forzosa como familia después del 30 de abril. Pero a la vez, siento tanto, tanto miedo por sus vidas por sabemos que en Venezuela no se respeta el derecho a la vida”, relata Verónica. 

Y por ese temor dado los antecedentes que ella dice que existen con presos políticos que han sido torturados, hace un llamando a que se respete el debido proceso de su esposo y su hermano. 

LEE TAMBIÉN

Hijo de Baduel entre los detenidos en costas de Chuao

También señala que emprenderá una lucha: “no pienso callarme porque pienso que esto tiene cambiar. No podemos vivir así”, asegura. 

Llama también a organismos internacionales para que velen por la vida no solo de Antonio y Fernando sino de todos los detenidos. “Tengo miedo que los maten”.

Verónica aún no le ha dicho a sus hijos lo ocurrido con su padre y su tío porque no sabe cómo lo hacerlo.

-¿Tu esposo y hermano son mercenarios como los llama el gobierno? 

V: Si defender la Constitución y un país es ser mercenario, me estoy enterando.  

Verónica desconoce si su esposo o hermano mantenían comunicación con Jordan Godreau, un ex militar norteamericano que se ha atribuido el liderazgo de los hechos ocurridos el domingo 3 de mayo y que asegura además que ya en Caracas habría “más hombres”. 

Los Sequea son tres hermanos militares: Antonio Juvenal y Juven. También tienen un primo llamado Cesar Sequea y que según la información que ha circula en redes sociales, habría sido una de las bajas del domingo. 

Ella indica que no ha visto ni escuchado nada sobre los hermanos de su esposo. 

Finalmente insiste en que, “vimos que los detuvieron sanos y en buenas condiciones y quiero que quede fe de ello”. 

Por eso, también pide una fe de vida y que se informe el paradero de ambos. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a