En Maracaibo dejan sus trabajos y salen a protestar

327
En Maracaibo protestaron en varios puntos | Foto: Nataly Angulo

Nataly Angulo | Mayreth Casanova | Edwin Urdaneta | El Pitazo

En Maracaibo protestaron en esquinas, plazas y calles. En la Costa Oriental la gente sonó cacerolas y sacó banderas

A las doce del mediodía, como estaba pautado, cientos de marabinos salieron a la calles bajo un sol que calentaba la piel e encandilaba la vista para exigir la salida de Nicolás Maduro del poder. Algunos dejaron sus puestos de trabajo y se apostaron en las esquinas, con banderas y pancartas en manos, a hacer pitas, gritar consignas y exigir el cese de la usurpación decretada por la Asamblea Nacional.

María Alejandra Labarca, ginecóloga de 43 años, se apostó frente a la clínica en la que trabaja en la avenida Santa Rita, en el norte de Maracaibo. Sostenía una bandera de Venezuela junto a sus compañeras de trabajo. Ella no quiere seguir despidiendo a ningún amigo ni familiar que se va del país en busca de mejores oportunidades.

“Salí porque quiero un futuro para mi hija, quiero un mejor vivir. No quiero seguir teniendo problemas de luz, problemas de agua, que no consigo comida, medicamentos. Quiero que mis pacientes se sientan seguros de estar atendidos en un hospital o en un ambulatorio”, afirmó.

Los trabajadores públicos también se sumaron a la protesta. Renato Arrieta, trabajador de Cantv, se integró a un grupo de manifestantes en la plaza de la República, que está justo al lado de la oficina principal de la empresa estatal.

Lee también: Protesta ciudadana de este #30Ene llegó hasta la Base Aérea de La Carlota

“No tengo miedo de ningún tipo. Estoy protestando porque nos tienen en la indigencia, nos quebraron. Estoy aquí por mi familia, por mis hijos, por mis nietos, por los trabajadores y por Venezuela”, aseguró.

Mientras algunos se concentraron en las esquinas bajo un sol que calentaba la piel e encandilaba la vista, muchos conductores pasearon en sus carros con pancartas, banderas y cacerolas para exigir el cese de la usurpación de Maduro y exigir elecciones libres.

Los jóvenes acompañaron la manifestación. Samuel Rosales, estudiante de Ingeniería en Informática y de 18 años, pidió permiso en su trabajo como vendedor en una tienda. “Yo quiero un mejor país. Yo quiero un sueldo digno que me alcance para pagar mi tratamiento médico. Soy diabético y dependo de la ayuda que me envía una persona que no vive en este país. Yo quisiera comprar mis medicamentos y pagar mi universidad”, dijo el estudiante.

Las protestas no se extendieron más de dos horas, como fue convocada. La Policía del estado Zulia evitó el cierre de las calles y los manifestantes concluyeron una protesta pacífica.

Lee también: Berlín urge a Caracas a no sofocar con violencia protestas de este #30Ene

En familia salieron a protestar habitantes de la Costa Oriental del Lago | Foto: Cortesía Christian Pinillo

En la COL hubo miedo

La convocatoria que realizaron para manifestaciones pacíficas en las calles, este 30 de enero, se cumplió a media máquina en los municipios de la Costa Oriental del Lago, Zulia.

El miedo marcó la jornada en la subregión zuliana después de que difundieron rumores sobre funcionarios de la Guardia Nacional que, sin autorización, detenían arbitrariamente a jóvenes y, presuntamente, los trasladaban al comando del cuerpo policial.

Mariela Cano, habitante de la carretera J en Cabimas, salió con su familia a la esquina de su casa. “Somos pocos, pero aquí estamos con esperanzas de que llegó nuestro momento”, precisó.

Dentro de su casa, Julio Piña, extrabajador de Petróleos de Venezuela, golpeó la cacerola con sus nietas. En el sector R10 no salieron sus habitantes porque tienen miedo por los recorridos que realizan funcionarios de la Guardia Nacional en la zona.

Lee también: Beatriz Martínez denunció que Gobernador de Portuguesa ordenó amedrentar protesta este #30Ene

“Tenemos que ser cuidadosos. A mi juicio, las concentraciones en un punto establecido permiten más libertad a los manifestantes. Hay más respaldo”, argumentó.

En el municipio Santa Rita, a menos de 20 minutos de Maracaibo, sus habitantes se reunieron en la plaza Bolívar, frente a la Alcaldía. Los participantes ondearon banderas y gritaban consignas para cerrar con el himno nacional.

Mientras, en Ciudad Ojeda, sus habitantes acordaron cacerolear desde sus hogares debido a las exigencias que ha realizado el alcalde, Leónidas González, es decir, que las concentraciones políticas necesitan autorización.

“En la unión está la fuerza; por ello decidimos golpear las cacerolas en nuestra casa. No queremos más jóvenes detenidos ni agredidos por las autoridades”, denunció Blanca Araujo, del sector La Playa, en relación con las 26 detenciones ocurridas el 23 de enero.

Los habitantes reiteraron su apoyo a los tres puntos anunciados por Juan Guaidó: cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

Con racionamiento eléctrico transcurrió convocatoria en el Sur del Lago

Sur del lago.- La convocatoria en los municipios del Sur del Lago en Zulia transcurrió entre bajas de tensión eléctrica y racionamiento por parte de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

Así lo denunció Isaías Quintanillo, secretario general del partido Avanzada Progresista, quien manifestó que los residentes del municipio Colón del estado Zulia, permanecen en suspenso ante intempestivos bajones y subidas de electricidad y sin ser notificados del cronograma de racionamiento en los circuitos.

Los cortes duran entre dos y cuatro horas diarias. Según Quintanillo, voceros de la estatal eléctrica no han informado a la colectividad de las fallas.

Sin embargo, un trabajador de Corpoelec, que pidió mantener su identidad en reserva, indicó a El Pitazo que las plantas ubicadas en Santa Bárbara de Zulia y Casigua El Cubo se recalientan y por esa razón deben administrar carga.

Por esa razón y por la desatención de las comunidades en materia de alimentación, gas, servicio de aseo urbano y control de la hiperinflación, Petra González de Leo, de 59 años y quien se dedica a cuidar perros en situación de calle, salió a protestar de manera pacífica, junto a unos 30 vecinos en las esquinas del sector San Carlos norte.

Primero se pararon en la esquina de la avenida 2 con calle 5. Luego el grupo se dirigió hasta la plaza Bolívar de San Carlos de Zulia. Hubo cacerolas, pitas, banderas. La concentración fue mínima, en comparación con la del 23 de enero. “El sábado será con más contundencia”, dijo Petra.

Norma Villalobos, ama de casa, le acompañó, a expresar su mensaje a los miembros de la Fuerza Armada Nacional a que permitan el ingreso a Venezuela de la ayuda humanitaria. También abogaron por el cese a la usurpación de Nicolás Maduro, llamaron a respetar el gobierno de transición y a respetar la convocatoria a elecciones libres.

“Mi cacerola favorita la saco siempre en contra de este gobierno que tanto daño le ha hecho a los venezolanos”, dijo Villalobos. La cita culminó con la entonación del Gloria al Bravo Pueblo.

El sábado dos de febrero habrá una multitudinaria concentración en la avenida Bolívar en el municipio Colón, toda vez que así lo ha dispuesto el parlamento nacional en la convocatoria que efectuó Juan Guidó, presidente de la Asamblea Nacional, para restablecer la democracia en el país.

DÉJANOS TU COMENTARIO