Destituyen a bomberos acusados por video satírico sobre Nicolás Maduro

Carlos Varón y Ricardo Prieto enfrentan desde 2018 un procedimiento judicial por un video satírico donde se comparaba al gobernante con un burro. Ambos están en libertad condicional y su relación con el hecho no ha sido determinada aún

581
Carlos Varón y Ricardo Prieto tenían 15 y 10 años de servicio como bomberos, respectivamente. Al ser destituidos de sus cargos no pueden volver a trabajar en la administración pública del país | Foto Cortesía ODH-ULA

Mérida.- Carlos Varón y Ricardo Prieto, ahora exfuncionarios del Cuerpo de Bomberos del estado Mérida, fueron destituidos de sus cargos el 27 de junio pasado. La decisión fue tomada por órdenes generales firmadas por Ángel Alfredo Muñoz, primer comandante de dicha institución, y publicadas en la prensa local el 16 y 22 de julio de este año.

Ambos bomberos enfrentan desde el año pasado un procedimiento judicial por los delitos de “vilipendio al Presidente de la República y de instigación pública con agravantes, contemplados en los artículos 147 y 285 del Código Penal venezolano”. Previamente habían sido imputados por delitos contemplados en la Ley contra el odio, aprobada en 2017 por la Asamblea Nacional Constituyente.


LEE TAMBIÉN: 
BOMBEROS DE LA ULA HARÁN “POTAZO” ANTE CRISIS EN SUS EQUIPOS E INSUMOS

Varón y Prieto estuvieron privados de libertad desde la noche del 12 de septiembre hasta el 31 de octubre de 2018, cuando les fue otorgada libertad condicional con régimen de presentación cada 30 días, prohibición de salida del estado Mérida y de dar declaraciones. Desde el 13 de septiembre les había sido abierto un expediente administrativo que cerró con la referida destitución de ambos funcionarios, que tenían 15 y 10 años de servicio, respectivamente.

El Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) rechazó en nota de prensa la destitución de estos funcionarios y señaló que la misma constituye una doble victimización para ellos, que continúan siendo procesados judicialmente. El ODH-ULA destaca que con este hecho se les está violando el derecho humano al trabajo a quienes son el sostén económico de sus familias y quienes no podrán volver a ocupar cargos en la administración pública del país.

Privados de libertad y destituidos por video jocoso

La causa de su detención, enjuiciamiento y ahora destitución de sus cargos fue la viralización por redes sociales de un video donde aparece un burro recorriendo las instalaciones de la estación de bomberos de Apartaderos, municipio Rangel del estado Mérida, donde ambos laboraban.

En el registro audiovisual un asno recorre las instalaciones de la estación de bomberos mientras una voz lo llama “presidente Maduro Moros” y le muestra las precarias condiciones del lugar, pidiéndole ayuda para mejorarlo. En el video no aparecen los funcionarios destituidos y enjuiciados ni ha sido comprobada su implicación en la realización y viralización del mismo.

Hacer sátira no es delito y forma parte de la libertad de expresión

Aunque la implicación de Varón y Prieto en el referido video no ha sido comprobada, distintas organizaciones de derechos humanos, e incluso la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han señalado este caso como una violación al derecho a la protesta y a la libertad de expresión.

DÉJANOS TU COMENTARIO