26 C
Caracas
viernes, 5 marzo, 2021

Desde hace diez años el CNE no acepta observación internacional

-

acompañamiento
Los procesos de observación internacional fueron sustituidos paulatinamente por el concepto de Acompañamiento Internacional | Foto: Archivo

Por Eugenio Martínez
Las elecciones parlamentarias del año 2005 fueron el último evento comicial en el que el Consejo Nacional Electoral (CNE) –y por extensión el Gobierno venezolano- aceptó la presencia de Misiones Técnicas de Observación Electoral en el país. Sin embargo, para la elección presidencial de 2006, aunque no existieron misiones internacionales estuvieron presentes en el país con dos meses de antelación 200 observadores internacionales de la OEA y de la Unión Europea.

A partir de esta elección, la mayoría de los rectores del organismo comicial comenzaron a asegurar que los procesos de observación electoral internacional están «asociados a los procesos de descolonización que vivieron los países africanos y asiáticos a partir de los años sesenta». Además, desde la presidencia del organismo comicial se asegura que la observación internacional está «enmarcada por una fuerte concepción asimétrica, de tutelaje y de legitimación con base en los valores propios de quien observa […] estos procesos constituyen una visión Norte-Sur, eurocéntrica, etnocréntrica«.
Estos procesos de observación internacional fueron sustituidos paulatinamente por el concepto de Acompañamiento Internacional. La diferencia básica entre ambos es la antelación con la que los técnicos y especialistas electorales llegan al país y el margen de acción con el que cuentan.
Mientras las misiones de observación electoral internacional suelen estar presentes en todas las etapas que forman parte del procesos electoral y se instalan con semanas o meses de antelación en el país, las misiones de Acompañamiento aprobadas por el CNE generalmente llegan al país en la semana antes de la elección, lo que les impide evaluar en su totalidad las revisiones al sistema automatizado, o el contexto en el que se desarrolla la campaña electoral.
Previo a la elección presidencial del año 2012, el Centro Carter –que en el pasado formó parte de misiones de observación electoral en el país- declinó participar como acompañante internacional. En un comunicado el organismo explicó: «invitar a individuos extranjeros a observar las actividades relativas al día de la votación mediante una presencia política mayormente simbólica, mientras que el propósito de la observación es el de invitar a organizaciones internacionales a evaluar el proceso electoral en su conjunto de manera sistemática».
Por ahora, el acompañamiento internacional electoral aprobado por el CNE está limitado a la Unasur y a representantes del Mercado Común del Sur (Mercosur), el Consejo de Expertos Electorales Latinoamericanos (CELA), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), el Parlamento del Mercosur (Parlasur) y el Parlamento Latinoamericano (Parlatino).
Por otra parte, el CNE ha invitado como acompañantes a las autoridades electorales de los países con los que mantiene acuerdos de cooperación: la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEEAO), la Unión Africana, Rusia, India, Filipinas, Mali y Corea del Sur.
Tanto la Unasur, como el resto de acompañantes se deben comprometer con el CNE a no realizar pronunciamientos sin autorización del organismo comicial. Además, deben garantizar la confidencialidad de sus informes y a entregarlos después de que se produzca el anuncio de los resultados definitivos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado