Desde el Pnud a Bachelet: “En Venezuela, todos somos presos políticos”

Desde las 10:00 a.m., ciudadanos se concentraron en la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) para pedirle a la alta comisionadas de los derechos humanos, Michelle Bachelet, que fije su mirada en Venezuela y denuncie las violaciones cometidas por Nicolás Maduro

255
Manifestantes sostienen pancartas y corean consignan frente a la sede de la ONU en Caracas
Foto: Francisco Touceiro

“No más vidas perdidas, no más heridas en el corazón”, gritaba Adelis Muñoz, al acompañar la protesta que promovieron organizaciones de la sociedad civil la mañana de este viernes, 21 de junio, en la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), a propósito de la visita de la alta comisionada para los derechos humanos, Michelle Bachelet.

Con banderas de Venezuela, imágenes religiosas y exigencias a los políticos, los ciudadanos se reunieron desde las 10:00 a.m. para tratar de “llevarle una imagen real de Venezuela” a Bachelet, quien sostenía un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional y jefe encargado de la República, Juan Guaidó, en el Palacio Federal Legislativo.

“Venezuela exige derechos humanos”, era la principal consigna de al menos 40 organizaciones civiles, a la que se unieron los trabajadores de la prensa como El Pitazo, medio digital que sufre su cuarto bloqueo desde hace dos años por orden de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

A un lado de las escaleras de la Torre Parque Ávila, sede del Pnud, aguardaba Rafael Araujo con su papagayo: “Bachelet, aquí todos somos presos políticos”.

“Venezuela exige derechos”, fue la consigna principal de la sociedad civil venezolana | Foto: Ronald Peña

La falta de gas doméstico, el racionamiento eléctrico, las ejecuciones extrajudiciales, el alto costo de la vida y la persecución eran tan solo algunos de los motivos por los cuales los ciudadanos calificaban a Nicolás Maduro de dictador y lo comparaban con Augusto Pinochet.  

Así lo certificaba Wilfredo Dávila, un residente del 23 de Enero, quien reconoció que no tenía muchas expectativas sobre la visita de Bachelet a Venezuela, pero sentía que era su deber protestar y “pelear por sus derechos”.

“Yo quiero que ella vea que hay que hacer cola para todo, hasta para comprar pan. La crisis no es por el bloqueo de las cuentas, tiene siete años”, manifestó mientras sostenía un cartel que aseguraba que el único derecho garantizado en Venezuela era morir de mengua.

Mientras que la organización Laboratorio Ciudadano intentaba organizar un acto simbólico para protestar la muerte de los niños por desnutrición, falta de medicamentos o la vulneración de sus derechos, llegó la esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, quien destacó que el testimonio de las víctimas de las violaciones de los derechos humanos conmovió a Bachelet.

LEE TAMBIÉN

Bachelet pasa sus primeras horas en Venezuela reunida con el oficialismo

Al término de su discurso, los organizadores del acto rechazaron la “interrupción abrupta” de una actividad que se caracterizaba por ser pacífica. En ese instante, al menos 15 coches de bebés fueron alzados, mientras relataban que el año pasado se registraron 1.484 homicidios de niños y al menos 118.000 menores de edad emigraron entre abril y junio.

Michelle Bachelet partirá de Venezuela la noche de este viernes, 21 de junio | Foto: Ronald Peña

Qué le dijeron a Bachelet

En la tarde del jueves, 20 de junio, la Alta Comisionada se reunió con víctimas de la represión, familiares de presos políticos y organizaciones defensoras de derechos humanos.

Huniades Urbina, presidente de la Sociedad de Pediatría, señaló que informaron sobre el aumento de la mortalidad infantil y materna. “Bachelet nos dijo que abogará para que se conozca el desastre que hay en la salud en Venezuela y dará al Estado venezolano algunas recomendaciones. Además reconoció implícitamente que se han dado torturas”, aseguró.

De igual forma, la nutricionista y activista Susana Raffalli, destacó que 12 de cada 100 niños están en riesgo de morir, lo que se traduce en 150.000 niños, y siete de cada 10 tienen trastornos alimenticios.

Rafael Uzcategui, de Provea, celebró la instalación de un equipo del Alto Comisionado por seis meses, para que se documente y verifique la situación de los derechos humanos.

La sociedad civil calificaba de dictador a Nicolás Maduro | Foto: Ronald Peña
Los periodistas de El Pitazo reclamaron el bloqueo de la página web desde el 17 de junio | Foto: Ronald Peña
Racionamiento eléctrico, libertad de expresión, torturas, fueron algunos de los motivos por los cuales los ciudadanos protestaron frente al Pnud | Foto: Ronald Peña
Dale Letra se apostó en la avenida Francisco de Miranda y exigió el cese de la violencia | Foto: Ronald Peña
Una manifestantes pide a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos visitar la ciudad de Maracaibo
Una invitación a la ciudad de Maracaibo le hicieron algunos ciudadanos a Michelle Bachelet | Foto: Francisco Touceiro
Manifestantes realizaron una protesta simbólica cargando coches infantiles, en alusión a la salud de los niños, uno de los grupos más vulnerables
Con coches de bebés simbolizaron la muerte y la vulneración de los derechos de los menores de edad | Foto: Francisco Touceiro
Manifestantes colmaron la acera del edificio en el que funciona la sede de la ONU en Caracas
El rechazo al Arco Minero, promovido por Nicolás Maduro, fue una razón para alzar la voz en contra de la violación de los derechos | Foto: Francisco Touceiro

DÉJANOS TU COMENTARIO