Defensores de Derechos Humanos se pronuncian contra la tortura frente al Pnud

meta_valuv

Caracas.- Distintas organizaciones no gubernamentales (ONG) se dieron cita este lunes en la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) para rechazar las torturas que, aseguran, se cometen contra detenidos por causas políticas y, en especial, contra militares.

Abogados, defensores de Derechos Humanos, diputados de la Asamblea Nacional y sociedad civil manifestaron contra las condiciones en la que se encuentran los reos de centros de reclusión como la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

La diputada Delsa Solórzano señaló que solicitaron una fe de vida de los detenidos en la sede militar, a los que se les considera como “desaparecidos”, pues se encuentran totalmente incomunicados y no se sabe nada sobre ellos.

“Sabemos que están siendo torturados. Hay familias que no se atrevieron a venir, porque están amenazados”, sostuvo Solórzano. Agregó que están dirigiendo comunicaciones a distintos organismos internacionales para que conozcan lo que ocurre y puedan “contribuir a que cesen las torturas”. Torturas que, aclara, no son solo físicas, sino también psicológicas.


LEE TAMBIÉN: 
DELSA SOLÓRZANO NO DESCARTA QUE REPRESENTANTES DE BACHELET SE VAYAN DEL PAÍS



Denunció que este fin de semana, los funcionaron “robaron” los enseres personales de los detenidos, lo que calificó como un acto “miserable”.

Para Solórzano no es de extrañar que el gobierno de Maduro pretenda “usar” a los detenidos para grabar videos y así “pretender decir que todo está normal. Aquí nada es normal”, sentencia la parlamentaria.

En relación con los oficiales de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Solórzano no descarta que estos puedan ser expulsados dadas las recientes declaraciones de funcionarios gubernamentales. “Cualquier cosa es posible (…), es evidente que cada vez que alguien levanta la voz es perseguido de alguna manera”, dijo.

Recuerda que no se les ha permitido el ingreso a la Dgcim ni al Sebin y que, “de concretarse la expulsión, confirmaría que la dictadura de Maduro no quiere ser vigilada”.

Solórzano agrega que el solo informe no basta. “Tiene que haber más pronunciamientos e insistencia ante el resto de los organismos”. De hecho, los parlamentarios piden una resolución del Consejo de Derechos Humanos.

La parlamentaria hizo referencia, además, a la invitación del presidente encargado Juan Guaidó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) para que visite el país.

DÉJANOS TU COMENTARIO