16.7 C
Caracas
viernes, 20 mayo, 2022

CRÓNICA | Guaidó sorprendió a feligreses y protagonizó misa en Chacao

-

Caracas.- María Dolores de Bonilla acude religiosamente a la Iglesia San José de Chacao todos los domingos. Este 27 de enero, llegó poco antes de que comenzara la misa del mediodía. Pero la tranquilidad a la que estaba acostumbrada contrastó con el movimiento de medios de comunicación que había a las afueras del templo. Periodistas, camarógrafos y fotógrafos esperaban la llegada del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien asumió competencias del Ejecutivo este 23 de enero. 

Foto: Francisco Touceiro

En Chacao había representaciones de agencias de noticias internacionales, radios, periódicos, revistas, canales televisivos de países como Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Brasil, España, Colombia y Rusia. Para De Bonilla, de 59 años, era una rareza que se convirtió en una «sorpresa muy bonita» cuando vi a Guaidó entrar por la puerta principal de la iglesia, a las 11:59 de la mañana.  

Foto: Francisco Touceiro

Las cámaras y celulares lo rodeaban al punto de impedirle el paso por la nave central. Guaidó iba acompañado de su jefe de prensa, de su esposa Fabiana Rosales y de su madre Norka Márquez. Mientras caminaba, el parlamentario saludaba con la mano a los asistentes, daba besos en las mejillas a las mujeres y puñitos y estrechones de manos a los hombres. Se sentó en el primer banco del lado izquierdo del recinto, junto a Roland Carreño, coordinador nacional de organización de su partido, Voluntad Popular. 

Foto: Francisco Touceiro

Guaidó escuchó las palabras del padre que le dio la bienvenida, quien lo tildó de «Presidente». Los aplausos se escucharon después de la etiqueta que el gobierno de Nicolás Maduro pone en duda y cataloga de autoproclamada. 

Foto: Francisco Touceiro

Los medios de comunicación lo flanqueaban y ocupaban la parte delantera de las cámaras laterales de la iglesia. Personal de protocolo apartó a la prensa en varias ocasiones para permitir la visibilidad al altar. Hubo fotógrafos que quisieron otras perspectivas y subieron al púlpito. 


De chaqueta azul marino y camisa blanca, Guaidó guardó las formas. No cantó alto ni recitó todos los rezos. Su mirada se dividió entre las cámaras y el altar. Su único momento de improvisación fue al dar la paz, cuando las personas se acercaron a él para darle un abrazo y estrechar su mano.

Saludó al resto después de haber deseado que la paz fuese con su madre y su esposa, a quien le dio un beso. Tomó la eucaristía junto a su familia primero que el resto y volvió a sentarse en el banco.

Foto: Francisco Touceiro

La misa terminó con aplausos que celebraban su presencia. María Dolores de Bonilla no lo considera un mesías, pero agradece que «Dios le está abriendo el camino y le está guiando los pasos». La vecina de Chacao tuvo una «alegría increíble» al verlo, explicó. Muchos feligreses se abrieron su espacio entre los periodistas para tomarles una foto. «¿Viste cómo le di la mano? ¡Qué bello es!», se decían muchachas adolescentes entre sí, al finalizar la ceremonia. 

Foto: Francisco Touceiro

Guaidó salió de la Iglesia San José de Chacao para declarar a los medios y a los ciudadanos que se quedaron después de la misa. Destacó que este domingo se darán detalles de las movilizaciones previstas para la próxima semana. «Señor, bendícelo para que salgamos de esto», se escuchó entre el público. 

Foto: Francisco Touceiro

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a