CRÓNICA | Guaidó: “Dar la cara no es estar en campaña”

Una visita de poco más de tres horas por la capital de su natal estado Vargas sirvió para que el Presidente encargado respondiera a quienes reclaman más acción y restaurara la esperanza de un cambio político y económico en el país

335
Guaidó insiste en que la hora del gobernante Maduro se acabó | Foto: Archivo

La Guaira.- “Adrián, allí viene Juan Guaidó”, gritaba Evelyn García a su joven hijo, quien se asomaba con recelo desde el balcón de su casa en la bajada de La Culebra, una de las sinuosas callecitas que comunican los cerros del casco histórico de La Guaira.

Había una visita pendiente desde el 29 de junio, día del aniversario de La Guaira, capital del estado Vargas, de donde es oriundo Guaidó y de donde salió electo diputado. Y este sábado 17 de agosto, el presidente de la Asamblea Nacional y Presidente encargado de Venezuela decidió saldarla.

Con la camisa empapada de sudor y una bandera de Venezuela amarrada, Guaidó entrompó el callejón La Culebra junto a su esposa, Fabiana Rosales, otros diputados de la Asamblea Nacional y los seguidores que lo acompañaban.


LEE TAMBIÉN: 
VIDEO | GUAIDÓ DESDE LA GUAIRA: “VAMOS A GANAR ESTA LUCHA POR VENEZUELA”



Adrián sacó el pecho por la ventana y estrechó la mano de Guaidó mientras le soltó una pregunta: “Mi pana, ¿esta situación va a ser hasta cuándo?”. Y Guaidó respondió: “Están haciendo más dolorosa y traumática su salida, porque es lo que les queda. Mi pana, ellos ganan el día que tú no luches. El día que no reacciones. No vayas a perder la esperanza”.

Guaidó siguió su camino y Adrián quedó en su ventana. “El pana por lo menos me respondió. Aquí estamos jodidos y no hay nadie que dé la cara. Nadie se mete al barrio. Por lo menos él lo hace”.

Así, visitando a quienes le abrían las puertas de sus casas, dando respuesta a quienes le hicieron reclamos y recibiendo alguna que otra bendición en medio del calor sofocante y el pegoste del salitre, Guaidó recorrió los sectores populares La Pólvora, El Guamacho, Plazoleta El Carmen, La Culebra y Quebrada de Germán, donde terminó dando unas palabras sobre la plataforma de un camión a los presentes.

“Ustedes me hicieron diputado y la Constitución y la actuación ilegal del régimen de Maduro me hicieron su Presidente encargado. Yo no estoy dejando de lado mis responsabilidades. Eso es lo que quiere el régimen que crean ustedes. La oposición no ha cesado un día de trabajar por salir de esta situación de corrupción e inestabilidad en la que tienen sumido al país”, dijo Guaidó.

Durante el recorrido, los guaireños le expusieron los problemas que atraviesan a diario, esos que no parecen mejorar con diálogos o reuniones: la hiperinflación que los ahoga, la basura que genera enfermedades y los tres meses sin servicio de agua potable, que milagrosamente comenzó a salir de los chorros cuando Guaidó caminaba por La Guaira.

Guaidó realizó un recorrido de más de tres horas por las zonas populares del Casco Histórico de La Guaira | Foto: Cruz A. Sojo

“No me extraña que hayan puesto el agua para que la gente se pusiera a lavar como loca y no saliera a acompañar a Guaidó. Porque así son ellos. Más temprano, motorizados de cuerpos de seguridad rondaban la zona para amedrentar. Pero igual la gente salió. Aquí los malos son otros”, contó Margarita Liendo, vecina de la calle El Carmen.

Ante las voces de pesadumbre, Guaidó insistió en ofrecer esperanza. “Yo sé que hay dudas. Sé que en ocasiones provoca tirar la toalla. Pero no podemos desistir de la lucha. Hay personas que me reclaman y Venezuela tiene derecho a reclamarme porque yo soy un funcionario público. Pueden reclamarme todo lo que quieran, pero no olviden donde está el culpable verdadero de este caos”.

El presidente de la AN y Presidente encargado de Venezuela insistió a los guaireños que no desistan en la lucha | Foto: Cruz A. Sojo

Para quienes aseguran que todo el camino trazado desde enero de este año no ha tenido nuevos triunfos, sino que parece estancado, Guaidó aseguró: “Aquí pasan cosas todos los días. Cosas que afectan a los usurpadores”, e hizo referencia al Ziraat Bank de Turquía, que cerró operaciones con el Banco Central de Venezuela y a China National Petroleum Corp, que anunció que no comprará más petróleo a Nicolás Maduro.

Hasta para los que lo señalan de andar recorriendo Venezuela o realizando visitas como la que realizaba en el estado Vargas, Guaidó fue claro: “Dar la cara no es estar en campaña. Da la cara es venir a La Guaira y poder explicarles, a quienes como yo han luchado por años contra lo que representa Maduro, o a quienes no creen que haya salida, explicarles a todos que se está siguiendo una ruta, que se está trabajando para hacer realidad nuestras aspiraciones, que no son otras que la de la mayoría del país. Aquí no hay una confrontación, aquí hay una mayoría que desea cambiar y una minoría que quiere imponer su accionar a costa de lo que sea. Nosotros seguimos bregando para detener eso”.

El calor de La Guaira despidió a un Guaidó sudoroso, que no dejó de pedir compromiso a sus coterráneos, porque el camino del cambio está andando, aunque no se esté claro del cuándo. Quienes lo despidieron, como Adrián, se fueron a casa con una sensación de extraña serenidad, pues alguien les había dado la cara.

Diputados, dirigentes políticos y sociales, así como Fabiana Rosales, acompañaron a Guaidó en su visita a Vargas | Foto: Cruz A. Sojo

DÉJANOS TU COMENTARIO