21.1 C
Caracas
miércoles, 30 septiembre, 2020

Constructores de Paz: Es posible sobrevivir con dignidad a la precariedad

-

Caracas.- Este viernes 31 de mayo se realizó el X Encuentro de Constructores de Paz en la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), que reunió a miembros de la sociedad civil, activistas y académicos y fue organizado por el Centro Gumilla, Cáritas de Venezuela, Acción Solidaria, Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (Avessoc), Fe y Alegría, Conferencia Episcopal Venezolana, Grupo Social Cesap y el Servicio Jesuita a Refugiados.

Sobre la base del objetivo del encuentro –alternativas para superar la crisis-, Susana Raffalli, nutricionista especializada en gestión de la seguridad alimentaria, aseguró que sí es posible sobrevivir con dignidad a una emergencia humanitaria compleja como la que atraviesa Venezuela.

Raffalli explicó que la dignidad humana se ve afectada en todos los ámbitos de la vida cotidiana: “Desde el que no consigue gasolina para su carro, hasta el que no tiene acceso a un tratamiento médico. Todos ven vulnerada su dignidad” y que lo importante de esta coyuntura económica, social y política es entender que quien recibe una ayuda, bien sea de la cooperación internacional o de la caridad de un vecino, no es menos por eso: “Comprar los tomates que ya se están dañando porque son más baratos y es para lo que me alcanza no me quita nada, no me hace menos. Más bien, me vuelve resiliente si logro sobrevivir a esto”.

 La Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) reunió a estudiantes, académicos y activistas por los derechos humanos para conversar sobre el mantener la dignidad pese a la crisis, en el
X Encuentro de Constructores de Paz  | Foto: Francisco Touceiro


LEE TAMBIÉN: 

GOBERNADOR DEL ESTADO BOLÍVAR ANUNCIA SUMINISTRO DE GASOLINA POR NÚMERO DE PLACA

Frente a la violación masiva de derechos humanos, Raffalli resalta dos hechos positivos. Primero, el reconocimiento de 22.000 niños que Cáritas de Venezuela ha atendido en tres años; luego, la activación de los mecanismos de ayuda humanitaria más potentes: el Movimiento Internacional de la Cruz Roja, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH u OCHA por sus siglas en inglés) y el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE). Además, insistió en que la aceptación de la cooperación internacional implica la integración y el compromiso de la ciudadanía, de las Organizaciones No Gubernamentales y las instituciones públicas, lo que calificó como positivo para la reconstrucción del tejido social.

Fue organizado por el Centro Gumilla, Cáritas de Venezuela, Acción Solidaria, Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (Avessoc), Fe y Alegría, Conferencia Episcopal Venezolana, Grupo Social Cesap y el Servicio Jesuita a Refugiados | Foto: Francisco Touceiro

Perdonar no significa olvidar

Feliciano Reyna, fundador de Acción solidaria y activista por los derechos humanos, manifestó que hablar de emergencia humanitaria compleja es un eufemismo, aunque es la forma correcta para referirse a la violación masiva y sistemática de los derechos de los venezolanos. “Esa violación implica la sobrevivencia, la migración forzosa, el hambre, la falta de acceso a la salud; pero, además, vulnera otros espacios como la educación y la recreación”.

Expresó que una emergencia humanitaria es el resultado del abuso de poder y, a diferencia de escenarios posteriores a conflictos armados o desastres naturales, pudo ser evitada. “Hay que responsabilizar a quienes no actuaron a tiempo, pero no desde el rencor. Perdonar no significa olvidar”.

- Advertisement -

Reyna insistió en la necesidad de registrar y documentar para hacer memoria: “Hay que contar las historias particulares con nombres y apellidos, mostrar las caras de los más vulnerados, porque eso se convertirá en la memoria del país”. El objetivo es que no se repita una coyuntura como la que enfrenta el país y la reconstrucción del espíritu de la ciudadanía.

Como Raffalli, Reyna resaltó la articulación de la sociedad civil a partir de la aceptación de la ayuda humanitaria y el rol de la ciudadanía organizada para sobrevivir a la crisis: “Hay que acercarse a las ONG, involucrar a los periodistas, a los académicos. Hay que recuperar la historia buena, eso que ha surgido de acompañarnos y apoyarnos”.

Los ponentes coincidieron en que la aceptación de la cooperación internacional implica la integración y el compromiso de la ciudadanía, de las Organizaciones No Gubernamentales y las instituciones públicas | Foto: Francisco Touceiro

Darse al otro es una forma de sobrevivir

Paola Bautista de Alemán, vicepresidenta de la Asociación Civil Forma, expuso que darse al otro es una forma de reconstruir el tejido social y aunque los venezolanos no disfrutan de una democracia, en medio de la crisis han surgido estructuras de solidaridad ajenas al Estado.

“Tenemos el deber moral de convertir las graves dificultades que nos acosan en oportunidades para cultivar virtudes que se transformen en condiciones predemocráticas para el futuro cercano”, dijo.

Además, insistió en no olvidar, pero desde el perdón: “Debemos contarles a nuestros hijos qué fue lo que nos pasó”, sin embargo, admitió que el perdón es un reto, pero necesario para que situaciones así no se repitan.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado