20.3 C
Caracas
jueves, 22 octubre, 2020

Comité organizador de la consulta opositora trabaja para tener todo listo en noviembre

Este viernes, 16 de octubre, se espera que el comité técnico presente las propuestas en cuanto a fechas, sistema a utilizar y costos, que aseguran será austero

-

Cuándo será la consulta propuesta por la oposición y cuánto costará, así como el cómo se ejecutará, son preguntas que pudieran tener respuesta este viernes, 16 de octubre, cuando el comité técnico presente las propuestas ante el comité organizador. Rafael Púnceles, representante de los estudiantes, dice que se podría celebrar a finales de noviembre.

Horacio Medina, miembro de este comité organizador -en representación de las organizaciones proponentes-, reconoce que el comité técnico está nombrado desde hace unos 10 o 15 días aproximadamente. Sin embargo, tan solo el 13 de octubre fue cuando la Asamblea Nacional juramentó a este comité organizador.

Medina asegura que los técnicos han estado trabajando en la concepción de esta consulta y no cree pertinente revelar los nombres, pero sostiene que son personas que conocen todo lo concerniente a la estructura de este tipo de mecanismos.

Medina ha sido además, el enlace entre el comité organizador y el técnico que ya tiene una propuesta en cuanto al acto y el presupuesto, el cual será presentado al comité organizador para ser aprobado.

Carolina Jaimes Branger, integrante del comité organizador en representación de las Academias e intelectuales, agrega que el comité técnico trabaja en el proceso, el cual adelanta, será mixto: Una parte presencial y otra virtual. Aunque, dice, no se sabe aún el porcentaje.

LEE TAMBIÉN

Gobierno interino y AN revelan las preguntas para la consulta popular

- Advertisement -

Sin fecha aún

Una de las grandes interrogantes es cuándo se hará esta consulta impulsada por la oposición. Jaimes Branger señala que evalúan los pro u contras de hacerla antes o después del 6 de diciembre.

Por su parte, Medina asegura que se están preparando para tener todo listo para la última semana de noviembre. Algo en lo que coincide Rafael Púnceles, representante de los estudiantes en el comité organizador. Púnceles agrega que podría ser entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre.

Con costo, pero austero

Cuánto costará esta consulta también. Es una de las grandes interrogantes. En este punto, Medina señala que, desde la Asamblea tienen la instrucción de que debe ser “un presupuesto lo más austero posible, en función de la situación del país”.

Púnceles no cree que sea prudente hablar de estimados mientras “no se logren avances”. Aunque asegura que al país hay que hablarle claro pero, “en el momento indicado y sin ambigüedades”.

Mi intención es que se maneje todo con transparencia y para eso estoy ahí. Hay que lograr avances primero para poder hacer anuncios con respecto a esto”, dice el estudiante.

LEE TAMBIÉN

Claves | Consulta popular propuesta por Guaidó: ¿en qué consiste y cuándo será?

Proceso mixto y con observación

Ya Jaimes Branger adelantaba que esta consulta se hará, una parte presencial y otra, virtual. La presencial, dice, contará con las medidas de bioseguridad. Agrega además que hay un manual de ejecución en el que se trabaja también en si la consulta se hará en uno o dos días.

Púnceles cuenta que tienen el apoyo de organizaciones sociales y de médicos para cumplir con estas medidas internacionales de seguridad. En cuanto a la parte virtual, Medina sostiene que se busca que sea un proceso sencillo sin que eso menoscabe la confiabilidad, credibilidad y que sea fidedigno.

Además, trabajan en tomar las precauciones necesarias para enfrentar el mal servicio de internet, los posibles bloqueos por parte del gobierno de Maduro y que el sistema que se utilice -hay tres opciones- garantice el secreto del voto y que una persona pueda participar una sola vez.

Asimismo, Medina agregaba que el sistema que se escoja será verificable y auditable y habrá un mecanismo para determinar si una persona votó más de una vez y en ese caso, se anularía.

En cuanto a los observadores internacionales, Jaimes Branger, dice que están claros que será complicado, primero por tiempo y porque no creen que el gobierno de Maduro les permita ingresar al país. Se apoyarán entonces en las embajadas acreditadas en el país, y que reconocen además al gobierno encargado, para observar el proceso.

Jaimes Branger asegura que estás representaciones diplomáticas están dispuestas a dar “espaldarazo”. “Queremos lanzar un grito de auxilio al mundo y ellos son los voceros de ese mundo que queremos nos escuche”, dice Jaimes Branger.

Púnceles agrega que además de los embajadas, están los organismos internacionales con los que trabaja el gobierno encargado y por supuesto, los venezolanos en el extranjero, serán parte fundamental del proceso, explica el estudiante.

Vencer el desánimo, el gran reto

Que buena parte de la población opositora participe, será un gran reto no sólo para las organizaciones políticas que apoyan la consulta sino también para este comité organizador que tiene una carrera contra el tiempo.

Jaimes Branger está consciente que hay mucha gente que quedó decepcionada tras el 16 de julio de 2017, pero dice que en ese momento no había dos cosas distintas que hay ahora: “En aquel momento no había un gobierno encargado, reconocido por más de 60 países, y ahora, hay además mecanismos que se pueden activar con esta consulta como la responsabilidad de proteger (R2P), el Tiar y otros tratados que requieren de una manifestación ciudadana clara y de mucha participación”, sostiene.

Cree que “el 16 se prometieron cosas y no se cumplieron. Eso desesperanzó a muchos pero a la gente hay que hablarle claro y decirle que no hay soluciones intermedias. O salimos de esto o nos fregamos”, recalcó.

Otro aspecto diferente al de la consulta del 16 de julio, a juicio de Jaimes Branger, es que en aquella oportunidad la convocatoria vino de los partidos político mientras que en esta, viene desde la Asamblea, lo cual, para ella, tiene más fuerza ante la comunidad internacional.

Para Púnceles, la situación del país es terrible y el proceso de lucha en la calle que se iba a iniciar en marzo tuvo que ser frenado por la pandemia.

La sociedad debe expresarse para aumentar la presión interna, pero también la externa. Si los venezolanos no trabajamos suficiente dentro del territorio, no recibiremos el apoyo que el país necesita de la comunidad internacional. Es una oportunidad de encuentro con la lucha por la libertad y la democracia, quizás es uno de los últimos espacios de expresión que le quedan a la sociedad civil. No es una fecha definitiva y no es para sembrar falsas expectativas”, dice el estudiante.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado