Claves | Promesas del gobierno no detienen las colas para surtirse de gasolina

A un año del esquema establecido por el gobierno de Maduro, y de las recientes promesas del ministro Tarek El Aissami, persisten muchas colas en todas las estaciones de servicio del país

155
Foto: Cortesía El Nacional

Caracas.- Hace poco más de un año el gobierno de Nicolás Maduro implementó un nuevo esquema para la venta y distribución de combustible, que estableció precios diferentes para gasolinas internacional y subsidiada, y sobre esta última, límites de consumo mensual para cada tipo de vehículos.

Este esquema surgió con la promesa gubernamental de contener el problema de la escasez de producción petrolera en el país y satisfacer las demandas de consumo interno. Sin embargo, a un año de ese proyecto, persisten intensas colas en todas las estaciones de servicio en el país. En el interior, algunos usuarios pasan días en fila esperando recibir gasolina, bien sea subsidiada o dolarizada.

El Pitazo te presenta una revisión de las promesas clave que ha hecho el gobierno en esta materia y que no han sido cumplidas.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | ¿Desaparecerán las colas en gasolineras a finales de junio 2021?

Hay menos estaciones de servicio

En octubre de 2020, el ministro de Petróleo del gobierno de Maduro, Tareck El Aissami, anunció que habilitarían 1.568 estaciones de servicio en el país para vender gasolina, como parte del plan de abastecimiento interno.

Sin embargo, en mayo, el Frente de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Ftpv) informó que actualmente solo hay 536 estaciones de servicio recibiendo combustible de forma continua, 30% del total, de acuerdo con información publicada por La Prensa de Lara.

Una realidad que es evidente en cada cola de las estaciones de servicio que venden tanto gasolina subsidiada como gasolina a precio internacional.

Incrementar la producción petrolera

La mayor promesa del gobierno de Maduro la hizo el ministro El Aissami el 22 de junio, cuando aseguró que a finales de este mes ya no habría colas en las estaciones de servicio.

De acuerdo con el ministro, se planteó que las refinerías del país produjeran 100% de la demanda nacional de combustible. Además, aseguró a Bloomberg que el gobierno prevé invertir 1.200 millones de dólares este año para reactivar la industria petrolera nacional y elevar la producción a 2 millones de barriles diarios.

Según cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), Venezuela produjo en mayo 531.000 barriles de petróleo por día, y de ese total, al menos 12% se destina a Cuba por convenios de la era Chávez-Castro.

Iván Freites, secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), informó en trabajo publicado por TalCual, que el Centro Refinador Paraguaná (CRP) está produciendo 80.000 barriles diarios de gasolina y 75.000 de diésel. Mientras, la demanda del país se ubica en 150.000 barriles de combustible por día, según cifras de Antero Alvarado, reseñadas en entrevista con El Pitazo.

LEE TAMBIÉN

Este es el cronograma para surtir gasolina subsidiada entre el #28Jun y el #4Jul

Más cara en dólares

En el momento en que Maduro anunció el nuevo esquema se fijó un precio de 5.000 bolívares por litro para el combustible subsidiado y de 0,50 dólares por litro para la gasolina internacional.

A un año de ese anuncio, la devaluación hizo que esos 5.000 bolívares bajaran 96%, es decir, de un estimado de 0,025 centavos de dólar por litro en junio de 2020, hoy cuesta 0,001 centavos, casi regalado.

De forma desproporcionalmente inversa, la gasolina internacional se incrementó 1.483%. En junio de 2020, 0,50 dólares equivalían a 97.961 bolívares, mientras que, a cifras de este 30 de junio, ese mismo precio equivale a 1.613.971 bolívares. En junio de 2020 un conductor que se surtiera de 40 litros de gasolina pagaba 3,9 millones de bolívares, mientras que hoy día la misma cantidad cuesta poco más de 64 millones de bolívares.

La baja producción de combustible en el país hace que, además, el carburante subsidiado escasee, aumentando las colas y el tiempo de permanencia en ellas. Por ejemplo, de los 120 litros aprobados mensualmente para las unidades de transporte, solo están despachando 70, lo que es insuficiente para que un autobús funcione más de tres días, según denuncian transportistas reseñados por El Impulso.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.