22.7 C
Caracas
domingo, 22 mayo, 2022

Claves | Presos políticos a los que detienen, aíslan y torturan

ONG, diputados y familiares han denunciado malos tratos, condiciones deplorables y torturas que han recibido los detenidos por el gobierno de Nicolás Maduro. Te contamos algunos de los casos de presos políticos que han sido detenidos en varias ocasiones y torturados

-

Caracas.- Hasta mayo del presente año, la Organización No Gubernamental (ONG) Foro Penal contabilizaba 428 presos políticos en toda Venezuela, 300 son civiles y 128 militares, entre ellos 343 hombres y 24 mujeres. Pero hay quienes han sido liberados, apresados de nuevo y torturados.

ONG, diputados y familiares han denunciado los malos tratos, condiciones deplorables y torturas que han recibido los detenidos por el gobierno de Nicolás Maduro. De acuerdo con especialistas, la tortura a detenidos por razones políticas tiene un objetivo: conseguir afirmaciones o declaraciones que impliquen en un hecho al detenido o vinculen a personas en lo ocurrido.

Los especialistas Jackeline Sandoval, directora de la Fundación para el Debido Proceso, y José Vicente Haro, abogado constitucionalista dedicado desde 2014 a la defensa a presos políticos, coinciden en que en el periodo del chavismo las torturas a presos políticos se han radicalizado.

Estos son algunos de los casos de presos políticos que han sido detenidos en dos ocasiones o más y, además, torturados:

LEE TAMBIÉN

Foro Penal: “Venezuela tiene la mayor cantidad de presos políticos de América»

Gilber Caro

Detenido en enero de 2017 y acusado de cometer delitos de traición a la patria y sustracción de efectos de la Fuerza Armada Nacional. Excarcelado 17 meses después, en junio de 2018.

Luego fue detenido por segunda vez el 26 de abril de 2019, entonces estuvo casi dos meses preso, la AN y la Organización de Naciones Unidas dijeron que se encontraba bajo la figura de desaparición forzada. Lo liberaron el 17 de junio de 2019. Desde entonces tenía una medida sustitutiva de libertad y prohibición de salida del país.

El 20 de diciembre de 2019 es detenido, por tercera vez, por la Fuerza de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana, hasta la fecha. Diputados han denunciado que lo mantienen aislado y en condiciones infrahumanas.

LEE TAMBIÉN

Embajador Carlos Scull: «En Venezuela hay más de 500 presos políticos»

Renzo Prieto

La primera detención del diputado fue en 2014 por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) e imputado por los delitos de obstrucción contra la seguridad en la vía pública en grado de complicidad, asociación para delinquir y fabricación ilícita de armas en la modalidad de explosivos en grado de complicidad. En junio de 2018 fue excarcelado por decisión de la Comisión de la Verdad, que presidía Delcy Rodríguez, pero siguió presentándose en tribunales.

El 6 de abril de 2019, Prieto es detenido nuevamente por funcionarios de la Guardia Nacional (GN) cuando se encontraban manifestando en Maracaibo, estado Zulia.

El 10 de marzo del presente año, luego de participar en una protesta convocada por Juan Guaidó, funcionarios de la Faes se lo llevaron arbitrariamente del hotel donde se hospedaba. Sus familiares han denunciado que no han podido verlo y temen por su estado de salud.

LEE TAMBIÉN

Familiares denuncian precarias condiciones de presos políticos en la Dgcim

Juan Requesens

El parlamentario fue detenido el 7 de agosto de 2018, tres días después del intento de magnicidio contra Maduro. Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional irrumpieron en su casa en Caracas y se lo llevaron a la fuerza junto a su hermana, Rafaela Requesens.

El 10 de agosto de ese mismo año, el ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, presentó un video de una supuesta confesión de Requesens. Dos días después circuló otro video en redes sociales, en el que se lo observaba semidesnudo y desorientado. Familiares denunciaron que ambas grabaciones evidenciaban maltratos físicos y psicológicos al diputado opositor.

Por distintas razones, su audiencia ha sido suspendida en múltiples ocasiones. Su abogado, Joel García, sostiene que esta situación se debe a que su causa “no es judicial sino política”.

LEE TAMBIÉN

ONG pide medida humanitaria para presos políticos frente al coronavirus

Nicmer Evans

El dirigente político y director de portal Punto de Corte, Nicmer Evans, fue detenido el 13 de julio, luego de un allanamiento realizado en su residencia por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Un día antes de su detención, Evans intercambió mensajes a través de Twitter con el conductor del programa Zurda Konducta, Pedro Carvajalino, quien amenazó con agredirlo después de que el jurista hiciera referencia a la salud del constituyente, Fidel Madroñero.

Le imputaron el delito instigación al odio y permanece detenido en la sede de la Dgcim en Boleíta, al este de Caracas. Familiares de Evans han exigido a las autoridades que presenten una fe de vida del activista político, luego de que funcionarios de la Dgcim negaran la entrega de ropa y medicamentos en la sede de Boleíta.

LEE TAMBIÉN

Tortura a presos políticos incluye tratos crueles y encierro de sus mascotas

Luis Humberto De La Sotta

El capitán de navío Luis Humberto De La Sotta era el segundo comandante de la 8a Brigada de Comandos del Mar que funciona en la Bahía de Turiamo, estado Aragua. Fue detenido el 18 de mayo de 2018 por funcionarios de la Dgcim, luego de denunciar que el vicealmirante Edward Ojeda Sojo, nombrado segundo comandante de la Infantería de Marina, utilizaba vehículos de la unidad para fines personales.

Su caso está en un limbo jurídico. En la audiencia preliminar le imputaron instigación a la rebelión y contra el decoro militar. Aunque la jueza del Tribunal Militar 1° de Control de Caracas, Claudia Pérez de Mogollón, ordenó el pase a juicio en diciembre de 2018, aún se desconoce qué tribunal llevará el caso.

Su familia ha denunciado que se encuentra en un sótano de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en Boleíta, Caracas, muriéndose de hambre.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a