Chavistas cambiaron los ”cada 11 tiene su 13” por los ”con Maduro llegó la luz”

Este sábado 13 de abril se cumplieron 17 años desde los hechos que dejaron 18 muertos y 69 fallecidos, según datos oficiales. Pero en medio de una falla eléctrica que ha dejado al país en total oscuridad en cuatro ocasiones en menos de 30 días, para muchos chavistas, vale más el esfuerzo por restablecer el servicio que la lucha por el poder entre el oficialismo y la Asamblea Nacional

446
Chavistas caminaron más o menos ocho kilómetros para llegar al lugar en el que Nicolás Maduro ofrecería su alocución. Foto: Ronald Peña

Caracas.- Leidys Rodríguez conversaba con un compañero, vestía una franela roja que dejaba ver el logo de la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor y que hacía juego con una gorra. Levantaba un cartel que rezaba: “Con Maduro llegó la luz”. Para ella, la crisis eléctrica que se agudizó con el primer apagón del mes de marzo es responsabilidad del Gobierno de Estados Unidos y de la Asamblea Nacional.

Durante años, el lema del chavismo fue “todo 11 tiene su 13” con respecto a los hechos ocurridos el 11 de abril de 2002, luego de que una marcha convocada por trabajadores que se oponían a Hugo Chavéz, durante su primera presidencia, terminara cerca del Palacio de Miraflores y un enfrentamiento entre afectos al gobierno y opositores que dejó 18 muertos y 69 heridos, según los datos oficiales. Para muchos chavistas, el 13 representa el regreso de Chávez luego de ser apresado durante 48 horas.

Chavistas marcharon este 13 de abril desde la avenida Nueva Granada hasta la alcabala tres de Fuerte Tiuna. Foto: Ronald Peña

A 17 años del suceso, la marcha convocada por los voceros de Nicolás Maduro para recorrer desde la avenida Nueva Granada hasta la alcabala tres de Fuerte Tiuna no fue diferente de otras: bailes, diferentes ambientes musicales, desperdicios regados por todas partes y participación de los organismos estatales como las redes de alimentación Mercal, Pdval y Logicasa; el Instituto Nacional de Nutrición y el Instituto Nacional de Transporte Terrestre y la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor, programa en el que trabaja Leydis, quien es habitante de la parroquia Candelaria.

Leydis considera que lo importante de este año es reconocer el esfuerzo que ha hecho el régimen de Nicolás Maduro por superar los ataques externos al Sistema Eléctrico Nacional (SEN): “Estamos en una guerra mediática y sabemos que Estados Unidos quiere una injerencia en Venezuela. Maduro nos ha dado la seguridad”. Aunque, realmente, ella desconoce la razón por la que los chavistas le dan tanta importancia al 13 de abril.

LEE TAMBIÉN: 

LOS CHAVISTAS BOLIVARIANOS QUEREMOS TRANSICIÓN Y UN GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL

Como en otras oportunidades, la concentración que fue convocada para las 10 de la mañana, comenzó a movilizarse después de mediodía. La única tarima estaba instalada en la avenida Nueva Granada, cerca de la sede del Instituto de Capacitación y Educación Socialista (Inces); a partir de allí, se recorrieron más o menos ocho kilómetros a través de la Intercomunal de El Valle para llegar al lugar en el que Nicolás Maduro anunciaría, por tecer año consecutivo, asueto durante toda la Semana Santa.

La movilización comenzó dos horas luego de que fuera convocada. Foto: Ronald Peña

Un trabajador público, que prefirió mantenerse bajo anonimato, opinó que el ambiente de fiesta se debe, quizás, a que muchos siguen creyendo en el proyecto y se sientes agradecidos con subsidios como los bonos otorgados por el Estado y las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Hubo grandes grupos de organismos gubernamentales como el Saime y Seniat; también de cadenas alimenticias como Mercal y Pdval. Foto: Ronald Peña

Recordó que, en 2006, Hugo Chávez prometió convertir a Venezuela en una potencia eléctrica a nivel mundial y ahora él sufre las consecuencias de la falta de mantenimiento del SEN. Sin embargo, no le atribuye toda la responsabilidad al gobierno. Si bien entiende que el Estado es quien debe garantizar los servicios básicos a los ciudadanos, cree que debió haber un sabotaje interno. Según dijo, no fue a la marcha por Nicolás Maduro, sino por el legado de Chávez.

LEE TAMBIÉN: 

NICOLÁS MADURO DECRETA 15, 16 Y 17 DE ABRIL COMO DÍAS NO LABORABLES POR LA SEMANA SANTA

La multitud avanzaba y, aunque el sol quemaba y el calor ya producía sudores y olores, no dejaba de cantar y bailar. Gabriel Herrera, de la parroquia Candelaria, tenía apenas dos años cuando aquellos 11 y 13 marcaron un capítulo en los libros de historia de Venezuela. Aun así, habla con seguridad sobre la unión cívico militar que impidió el golpe de Estado y que, según él, fue más importante que la coalición que sucedió en 1945 y destituyó a Isaías Medina Angarita de la presidencia de la República.

Como en otras ocasiones, abundó la música, los bailes y los desechos regados por el piso. Foto: Ronald Peña

Gabriel es delegado de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y considera que tanto oposición como gobierno sufren iguales problemas: servicios básicos deficientes, hiperinflación y la caída del poder adquisitivo a diario; por eso, le parece importante trabajar en incentivar la tolerancia y el respeto. “Ya basta de la viveza criolla”, defiende.

Más allá de los muertos del 11, el golpe del 12 y la celebración chavista del 13, para este joven de 19 años, Venezuela ahora vive una amenaza real –los ataques cibernéticos al SEN, que voceros del oficialismo atribuyen a Estados Unidos y al diputado Juan Guaidó-. Por eso exclama: “Nos quisieron apagar la luz, pero nos encendieron el alma”.

DÉJANOS TU COMENTARIO