CEV: «El pueblo está cansado de tantos engaños»

10

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) emitió este miércoles un comunicado en el que expresaron su profunda preocupación ante los problemas políticos y sociales del país derivados de la falta de servicios públicos y el allanamiento de la inmunidad parlamentaria a Juan Guaidó.

El obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, expresó que la Iglesia ha recogido las inquietudes de cada una de sus parroquias, y que «el pueblo está cansado de tantos engaños» por parte de las autoridades nacionales y regionales que no atienden sus necesidades.

Ante las protestas ciudadanas que han tenido lugar los últimos días en varias ciudades para exigir la normalización del suministro de agua potable y energía eléctrica, indicó que son reclamos legítimos, y que resulta grave el uso de colectivos armados bajo el nombre de «Cuadrillas de paz», para reprimir a la población.

«Nos preocupa como el ejecutivo nacional ha pedido públicamente, algo que es ilegal e inmoral, y es que sean los colectivos los que salgan a hacer la defensa», sentenció.

El obispo pidió a la Fuerza Armada Nacional a «sentirse parte de un pueblo al que hay que defender y servir» y apegarse a la ley según dicta la Constitución, y no subordinarse a una persona o parcialidad política.

Sobre el allanamiento de la inmunidad parlamentaria del presidente encargado impulsado por la Asamblea Nacional Constituyente y el Tribunal Supremo de Justicia, afirmó que la medida va en contra de la normativa legal que establece que primero debe realizarse un antejuicio de mérito y solo la Asamblea Nacional legítima tiene potestad para realizarlo.

Advirtió que una eventual detención de Guaidó «va a generar un conflicto, porque el pueblo está cansado’’.

Moronta invitó a «salir de la oscuridad» a quienes cometen crímenes de lesa humanidad en el país, los cuales agregó, quedan demostrados con la existencia de presos políticos víctimas de torturas, la deportación de colombianos y venezolanos ocurrida en el año 2016 y el asesinato de indígenas pemones que intentaban ingresar ayuda humataria al territorio nacional.

«No hay tiempo que perder: es hora para el cambio exigido por la inmensa mayoría de los venezolanos, para el encuentro, para la apertura de mentes y corazones».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.