Capitán de la GN que participó el #30A: “Mi interés fue el patriotismo y la recuperación del hilo constitucional”

Desde Colombia, el funcionario castrense envió una comunicación a su superior en Venezuela donde argumenta que lo movió ver los niveles de corrupción, la falta de formación en las tropas y el sufrimiento del pueblo

624
Foto: Francisco Touceiro

A medida que pasan los días, se siguen revelando más y más detalles que pudieran ayudar a saber qué pasó realmente el 30 de abril. Fecha que para la oposición era el final de la Operación Libertad y para el chavismo fue la derrota “de un nuevo golpe de Estado”.

Desde Colombia, Jesús Manuel Ramos López, capitán de la Guardia Nacional, explicó a través de una comunicación las razones que lo llevaron a participar en el alzamiento militar. Lo resume en tres causas: los altos niveles de corrupción, la falta de formación en las tropas y el sufrimiento del pueblo y de las tropas.

“Lo que me motivó a hacerlo (participar en el alzamiento) fue el sentimiento de culpa, no porque haya hecho algo malo alguna vez contra el pueblo, sino por ser parte, de alguna forma, de lo que está pasando en el país. No podía seguir haciéndome la vista gorda de lo que ocurría: deserciones en masa, bajas por propia solicitud de parte de oficiales de excelente calidad, la ruptura del hilo constitucional, la existencia de colectivos armados, el chantaje con las cajas Clap para poder engrosar las filas de la milicia bolivariana, el salario inhumano de la tropa profesional (cobraban Bs 26.000)”, reza parte del texto que envió a su superior en Venezuela, Richard Javier Vargas Cruz.


LEE TAMBIÉN: 

SE CUMPLEN 90 HORAS SIN CONOCER EL PARADERO DEL DIPUTADO EDGAR ZAMBRANO

Desde su exilio, el capitán señaló que, al menos en su caso, no hubo ningún interés económico para llevar adelante las acciones que, en principio, estaban planificadas para el 1° de mayo y que se terminaron dando el 30 de abril. Precisó que sus motivaciones fueron el patriotismo y el restablecimiento del hilo constitucional y la recuperación de los ideales “de los precursores de la independencia”, así como el derecho a la dignidad y a la igualdad.

Sobre lo que ocurrió el 30 de abril, el capitán Ramos López explica, en su versión, que lo contactaron porque necesitaban un oficial para comandar las tropas que estarían en el distribuidor Altamira el 1° de mayo. “Hubo un cambio de lealtades a última hora que puso en riesgo la confidencialidad de la operación, nuestros superiores ordenaron que se adelantara la operación para el 30 de abril. Tomamos el distribuidor Altamira y nos pronunciamos con la intención de fomentar una reacción en cadena en las unidades de las FAN y los organismos de seguridad del Estado, que sentaran las bases para un cambio de gobierno”, afirmó en el escrito.

DÉJANOS TU COMENTARIO