21.4 C
Caracas
viernes, 23 octubre, 2020

Benigno Alarcón: «El estancamiento político actual desfavorece a la oposición»

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello, Benigno Alarcón, aseguró que Juan Guaidó está obligado a escalar el conflicto para provocar el cambio político

-

Por Sammy Martínez y César Bátiz

Cuando un conflicto político está estancado, como ocurre en este momento en Venezuela, es casi imposible conseguir la solución y avanzar hacia la consolidación de la democracia. Es la apreciación del director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (CEPyG Ucab), Benigno Alarcón, quien este 11 de octubre destacó, a través de un Instagram Live con El Pitazo, que la paralización de la disputa por el poder desfavorece más a la oposición que a Nicolás Maduro.

Alarcón explicó que un conflicto tiene tres etapas: escalada, desescalada y estancamiento. En los últimos meses, Venezuela vivió una escalada cuando Juan Guaidó se juramentó como presidente encargado de la República, de acuerdo con el artículo 233 de la Constitución, y la oposición se fijó una estrategia para llegar a Miraflores en poco tiempo. Casi diez meses después el panorama luce oscuro: la capacidad de convocatoria de Guaidó ha mermado; Maduro continúa controlando el territorio, la Fuerza Armada Nacional y casi todas las instituciones del Estado; y la posibilidad de llegar a un acuerdo entre las partes es muy baja.

“En algún momento se va a producir una escalada que puede propiciar el sector en desventaja, es decir, la oposición”, aseguró el académico en conversación con César Batiz, director de El Pitazo.

El analista señala además que los opositores no tienen muchas alternativas. Lo que tienen a la mano es la negociación y, a través de ella, explorar si las sanciones económicas impuestas sobre el régimen de Maduro realmente permitirán abrir el camino para un posible acuerdo.

¿Por qué el Gobierno negoció en Barbados?

Si Venezuela ahora tiene un autoritarismo hegemónico, cuál sería la razón por la que Maduro envió una delegación a Oslo y a Barbados para negociar con la de Guaidó. Al respecto, Alarcón expone que el Gobierno va a tratar de negociar otras concesiones, más no el poder: “El régimen entiende que sentarse a la mesa le puede servir para otros fines, como pedir el cese de las sanciones o de lo contrario se retiran, o para bajar la presión internacional y desmovilizar al adversario. También han aprendido que cuando la oposición va a negociación genera sospecha en quienes la apoyan”.

- Advertisement -

En el momento en el que Maduro y sus funcionarios perciban que el cambio político se impondrá irremediablemente, pedirán sentarse y negociar. Alarcón advierte que si esa situación se presenta y Maduro continúa esquivando el diálogo como una vía de resolución de conflictos, tanto él como el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) correrían el riesgo de ser borrados del mapa político.

Quitar las sanciones no es solución

El politólogo sostiene que retirar las sanciones, como pide insistentemente Maduro, no es la solución. Lo que sí debería evitarse son las penalizaciones generales que recaen sobre el sistema financiero venezolano. Aunque la crisis económica llegó con la recesión de 2013, las sanciones provocan consecuencias negativas sobre la población y acentúan las dificultades.

Alarcón recomienda a Guaidó centrarse en dirigir a los venezolanos y no dedicar tantos esfuerzos a “tratar de que la comunidad internacional nos quite el problema de encima. El liderazgo de la oposición sigue viendo en él una esperanza y apuesta a que pueda lograrlo”, afirma.

Por otro lado, Alarcón aconseja a la ciudadanía articularse y exigir a su liderazgo objetivos claros, que se traduzcan en manifestaciones pacíficas. “Si se hacen convocatorias bien pensadas que apunten a movilizar al 3.5 de la población, entonces se irá por buen camino. Es un error que la gente piense que los demás países son los que deben resolver nuestro problema”, indicó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado