AUDIO | Milicia retira medicamentos en hospital del Ivss en Táchira

99

Encargados de seguridad del Ivss solicitaron no permitir más el ingreso de periodistas | Foto: Mariana Duque

San Cristóbal.- Familiares de pacientes del área pediátrica del Hospital del Seguro Social (Ivss) “Dr. Patrocinio Peñuela Ruiz” denunciaron este viernes el retiro de todos los medicamentos que había en el lugar por parte de 15 funcionarios de la milicia bolivariana, quienes ingresaron en horas de la madrugada.

El Pitazo logró entrar al área de hospitalización pediátrica y constatar la presencia de efectivos milicianos en diversas áreas del centro asistencial. Allí, las madres de los niños expresaron su preocupación porque hasta los medicamentos que ellas mismas habían comprado habían sido retirados.
María Buitrago tiene a su hijo hospitalizado desde el domingo. La noche del jueves tenían que colocarle un tratamiento con solución, por cuanto está en dieta absoluta, pero las enfermeras le informaron que no podían hacerlo porque efectivos de la milicia se lo habían llevado.

Lee también: VIDEO | Entre empujones y golpes milicianos impiden a trabajadores realizar una asamblea en el IVSS

“El niño pasó toda la noche sin tratamiento, a pesar de que fui e informé abajo a un miliciano, pero no me solucionó nada, dejaron sin nada esto aquí. Retiraron todo el medicamento y no sé porqué”, expresó.
Indicó que la solución al 5% no la encuentra en las farmacias del Táchira, por lo que tuvo que comprarla revendida en 12 mil bolívares, y diariamente a su hijo le colocan tres.
Igual situación enfrenta Gabriela Méndez, quien le había entregado a la enfermera una solución que compró en Colombia a 12 mil bolívares, cuando llegó la milicia. “Ella estaba preparando el tratamiento para cumplirles a los niños cuando llegaron los milicianos a violentar y se llevaron hasta lo que tenía el carro de tratamiento, que eran cosas que yo había comprado para mi hijo”, agregó.
Los vio entrar y escuchó cuando dijeron que el retiro de los medicamentos era una orden del director del hospital. Le preocupa que con una sola jeringa, las enfermeras tuvieron que colocarle los tratamientos a los infantes. “Hubo unas ampollas que me costaron 600 mil bolívares; menos mal que las tenía bajo mi custodia, porque si no, cómo estaría yo ahorita”, acotó.

Lee también:Autoridades sanitarias de Barinas demandarán a diputado Superlano por donación de medicinas

Factura

Para que no les quiten lo adquirido, los familiares de los pacientes deben presentarle a la milicia la factura de compra. Les preocupa que han tenido que comprar revendido, porque en las farmacias del Táchira no encuentran lo que requieren.
Carolina Fernández se pregunta cómo da una factura, si todo lo ha comprado repagado. “El médico tratante de mi hija me dijo que si no tengo factura me van a quitar todo. ¿Qué hago yo?. No nos dicen a dónde llevan los medicamentos. Dicen que recogerán todo para que se vea que están acaparando medicinas”.

“Rompieron candados”

Jennifer Rondón aseguró sentirse indignada porque la milicia habría roto los candados para llevarse todo. “La excusa es decir que las enfermeras tienen acaparado todo y eso es falso. Habemos (sic) padres que compramos medicamentos y cuando los niños dejan de utilizarlos, lo que hacemos es donarlos”.
Precisó que su hijo presentó un cuadro de diarrea y vómito, además de una infección respiratoria, para lo cual solicitó adquirir el tratamiento en la ciudad de Cúcuta, porque no la consigue.
Al darse cuenta efectivos militares de la presencia de periodistas dentro del Ivss, comenzaron a revisar los pasillos, y dieron la orden al portero de no permitir el ingreso. “No más periodistas”, expresó un funcionario de la Guardia Nacional.

“Proceso rutinario”

El procedimiento realizado por la milicia es rutinario y se realiza con cierta periodicidad, según lo manifestó el director del Hospital del Ivss “Dr. Patrocinio Peñuela Ruiz”, Pedro Salinas, quien explicó que personal del centro asistencial acumula medicamentos en gavetas y lockers para atender a los pacientes.
Indicó que se hizo en horas de la noche para evitar esa acumulación, por cuanto en algún momento el hospital requiere de materiales y no los encuentran, viéndose reflejada la escasez en lo antes planteado. “Con cierta regularidad se hacen revisiones de lockers, de gavetas de todos los servicios para recuperarlo. Ese material se recuperó, tanto el médico-quirúrgico como medicamentos e incluso unas soluciones, y eso se envió al sitio de origen, ya sea la farmacia o la central de suministros, que es la que se encarga de equipar los diferentes servicios”, explicó.
Resaltó que no es correcto el acaparamiento, porque lo habitual es que se evalúe al paciente, se determine qué se necesita e ir a la farmacia a solicitarlo. Reconoce que en algunos momentos no hay ciertos insumos, por lo que los familiares deben comprarlos, pero destacó que si no tienen factura, no los pueden dejar en el área, porque por lo general los productos revendidos salen de los centros asistenciales.

Lee también: Pacientes acuden con récipe a tiendas veterinarias en Portuguesa ante escasez de medicinas

Salinas aceptó que fueron violentados algunos candados porque no tenían la llave a la mano, o porque el personal se negó a abrirlos. Duda que se haya usado una misma jeringa para 40 niños, pues lo que más tienen es inyectadoras.
Evaluarán si es necesario tomar alguna sanción en contra del personal de enfermería, porque existen mecanismos disciplinarios para evitar la acumulación de material o medicamentos.

DÉJANOS TU COMENTARIO