AUDIO | Con dos años de retraso y nuevo nombre inauguraron puente Hugo Chávez en Cumaná

meta_valvf

Edwin Rojas inauguró un puente prometido hace dos años para conmemorar los 500 años de Cumaná | Foto: Nayrobis Rodríguez

Cumaná.- Con dos años de retraso en la oferta de entrega y con nuevo nombre, este lunes 9 de octubre el gobernador encargado y candidato oficialista a la gobernación de Sucre, Edwin Rojas, inauguró un puente que inicialmente se llamaría «Hugo Chávez», pero el actual mandatario le puso por nombre «Sucre Potencia».

La infraestructura vial, que consiste en el puente, de 70 metros de largo, y una avenida de 1,3 kilómetros, fue diseñada para aminorar distancias entre las avenidas Cancamure y Rotaria y unir las parroquias Altagracia y Santa Inés; fue anunciada el 28 de noviembre de 2013 por el mandatario nacional, Nicolás Maduro, como parte de las 43 obras de infraestructura y servicios públicos que serían entregadas el 27 de noviembre de 2015, día en el cual Cumaná cumplió 500 años de fundada.
En esa oportunidad, Maduro destinó un total de cinco mil millones de bolívares para la construcción de los 43 proyectos. El Gobierno nacional anunció en 2014 que las obras estarían a cargo de una comisión mixta, conformada por una representación de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa) y de la Gobernación de Sucre. Este proyecto estaría asociado a la edificación de un conjunto habitacional en un sector aledaño, viviendas que también se llamarían Complejo Habitacional Hugo Chávez.
En un acto político realizado este lunes 9 de octubre, Rojas indicó que las obras de construcción del puente estuvieron paralizadas y que fueron retomadas durante su gestión, la cual se inició en enero de 2017 tras sustituir al exmandatario y dirigente del Psuv, Luis Acuña Cedeño, electo en 2012.
En noviembre de 2016, el diputado regional por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y dirigente de Primero Justicia (PJ) Paúl Eguezabal detalló que para la construcción del puente se destinaron Bs 156 millones. En aquella oportunidad, el parlamentario denunció que la infraestructura tenía «problemas de asfaltado y posee un gran riesgo sísmico, además de una mala colocación de drenajes, que hace que las aguas no decanten en el río, sino en la avenida Andrés Eloy Blanco».
Elguezabal habría asegurado que las fallas fueron certificadas por el Colegio de Ingenieros en la entidad y por ingenieros internacionales, quienes realizaron, junto con el legislador, una serie de inspecciones.

DÉJANOS TU COMENTARIO