21.5 C
Caracas
sábado, 26 septiembre, 2020

Asamblea Nacional está “más viva que nunca”

-

Ocho días pasaron, desde el anuncio de que el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) anunciara su regreso a la Asamblea  Nacional tras dos años y cinco meses de haber abandonado sus curules.

Podría estar iniciando así una nueva etapa dentro del Parlamento en la que, otra vez, regresan estrategias parlamentarias como las verificaciones nominales de quórum, por mencionar algunas.

El oficialismo llegó entre Grutis y consignas, todos juntos con Francisco Torrealba, Tania Díaz y Pedro Carreño a la cabeza. Ellos tres junto a Ricardo Sanguino y William Gil estarían coordinando la bancada del Polo Patriótico, sustituyendo a Héctor Rodríguez y Victor Clark, hoy gobernadores de Miranda y Falcón respectivamente.

Según Torrealba, regresaron a la Asamblea para “ayudarlos a arreglar el desastre en el que convirtieron el Parlamento”. Tania Díaz, lo describió como un “gesto político y democrático”.

Desde el inicio de la sesión, no se dirigieron a Juan Guaidó como presidente del Parlamento. Lo llamaron “diputado” o “coordinador del debate”. 

Pero la sesión no se centró en ese detalle sino en el hecho de que varios presentes perdieron su condición de diputados por haber sido ministros.

- Advertisement -

Francisco Torrealba, Ricardo Molina, Ramón Lobo, Hugber Roa y Ricardo Sanguino, entre ellos, de hecho, el segundo vicepresidente Stalin González leyó el artículo 191 de la Constitución en el que se establece que un diputado no puede ejercer otro cargo público así como leyó las Gacetas Oficiales con la designación, en este caso de Torrealba por lo que la directiva del Parlamento no le concedió el derecho de palabra en ningún momento.

La respuesta del bloque oficialista, que solo contó con 38 diputados, fue que, si bien la Constitución lo establece, la Asamblea estaba en “desacato” por lo que no podía calificar a sus miembros.

El alegato de Pedro Carreño tuvo respuesta por parte de Henry Ramos Allup, quien recordó cómo fue nombrado el actual Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al cual calificó de “bufete de Maduro”.

Las acusaciones de lado y lado estuvieron a la orden del día. El oficialismo pidió discutir las fotos en las que aparece Juan Guaidó con dos miembros de la banda Los Rastrojos, esto fue negado por la mayoría de la Asamblea pero invitaron a los oficialistas a presentar las pruebas en la Comisión de Política Interior.

Tras esto, cada tanto tiempo, los oficialistas gritaban “rastrojo” a Guaidó generando respuestas de sus pares opositores.

Los derechos de palabra prosiguieron hasta llegar al diputado José Antonio España quien hizo alarde del acuerdo firmado con el gobierno de Nicolás Maduro y que según él, “ya está generando resultados”. Su intervención generó aplausos de la bancada del Psuv.

Por cierto, la bancada oficialista regresó pero no Timoteo Zambrano quien lidera las inasistencias en el Parlamento.

El levantamiento de las sanciones fue la solicitud principal de los oficialistas, algo cuestionado por la oposición que recordó que el gobierno de Maduro aprobó 50 millones de euros en uniformes militares y armas.
Otra de las intervenciones que generó polémica y arrancó aplausos, fue la de Rafael Ramirez, diputado opositor que recordó que fue el gobierno y esos mismos diputados que defendieron a Carlos Rotondaro por casi 10 años.

El Presidente Encargado de Venezuela y principal representante del Parlamento, Juan Guaidó, también participó en el debate para, en tono de burla, celebrar que hubiese ex ministros presentes para interpelar.

LEE TAMBIÉN
Oficialismo pide “rescatar la legalidad” en su regreso a la Asamblea Nacional

Asimismo, recordó la propuesta hecha en Barbados para crear un gobierno de transición sin Maduro y sin él y realizar unas elecciones presidenciales así como respondió a las acusaciones que lo vinculan con paramilitares negándolas.

-Varios regresos para ratificar al Parlamento-

No solo fue el regreso del Psuv. Al Parlamento también volvió después de cuatro meses y una semana, el primer vicepresidente, Edgar Zambrano por lo que la Foto de la Junta Directiva completa, volvió a circular.

Por cierto, un conciliador Zambrano que calificó su ausencia como “cautiverio forzoso”, hizo votos porque a través de la política se busquen las soluciones a la crisis que vive el país.

“Bienvenidos a la política y al trabajo que nos permita resolver, al debate (…) El Estado me debe cinco meses (…) Debemos empezar por respetarnos, por reconocernos”, dijo en su primera intervención después de ser excarcelado.

Entre lo aprobado estuvo un Acuerdo para ratificar la vigencia y permanencia de la Asamblea Nacional, de la inmunidad parlamentaria y de la función parlamentaria.

En el documento se ratifica que la Asamblea es una institución legítima compuesta por 167 diputados y que los representantes de Amazonas son legítimos diputados.

También se señala que con la reincorporación del Psuv, se reconoce a la Asamblea pese a lo que llamaron “acciones  ficticias e inexistentes” y que la única instancia competente para calificar a sus miembros es el Parlamento. 

Finalmente, condenan la persecución contra los diputados por parte del gobierno de Maduro y ratifican que la Asamblea es la única instancia válida para designar los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) por lo que, la designación por parte de otro organismo, “carecerá de validez”. 

En este punto también ocurrieron debates acalorados. Saul Ortega le exigió a Zambrano que explicara “qué hacía en armas contra la República”.

Darío Vivas, por su parte, lanzó una advertencia: “Como esto (AN) está en desacato, cualquier cosa puede pasar. Aquí hay una norma de convivencia”.

Delsa Solórzano fue la encargada de informar que la diputada Kelly Perfecto tuvo que retirase porque las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) estaban en su casa.

Perfecto fue diputada del Polo Patriótico, suplente de Nora Delgado, pero desde hace meses hizo público su apoyo a Guaidó.

Vale recordar que Torrealba señaló que aquellos diputados que decidieron salirse de la línea oficialista, “deberán responder frente al pueblo revolucionario”.

Luego tocó el turno nuevamente de Ramos Allup quien respondió a Darío Vivas.

Ramos Allup lo acusó de robarse equipos de ANTV, acusación que fue respaldada por varios trabajadores que estaban en el palco de prensa.
Los oficialistas le gritaron y salieron las frases típicas del veterano parlamentario, “con su gritico no me van a perturbar. Ustedes no respetan la Constitución, no respetan y desconocen la voluntad del pueblo” y culminó exclamando que “tanto nadar para morir en la orilla. Después de tantas piruetas, aquí están. Han tenido que pagar un costo político (…)”.

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) murió antes de nacer. Y esta Asamblea está vivita y coleando, tanto, que ustedes están aquí”.

La sesión culminó sin contratiempos y con la promesa por parte del Psuv de que seguirán asistiendo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado