23.2 C
Caracas
miércoles, 25 mayo, 2022

Anécdotas del 4F: ciudadanos recuerdan lo sucedido durante el fallido golpe de Estado

La mayoría de los venezolanos saben qué ocurrió el 4 de febrero de 1992, pero esta vez El Pitazo presenta las anécdotas de cinco personas que cuentan cómo vivieron ese día, cuando el entonces presidente Carlos Andrés Pérez reportó un intento fallido de golpe de Estado liderado por Hugo Chávez

-

Caracas.– Este viernes, 4 de febrero, se cumplen 30 años de aquel fallido golpe de Estado liderado por Hugo Rafael Chávez Frías contra el entonces gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, un hecho que marcó un antes y un después en la historia política del país. Esta es una fecha que es celebrada por el oficialismo, cuyos miembros la describen como un día de rebelión.

Entre el 3 y 4 de febrero de 1992 fueron tomados fuertes militares en varios estados del país, como en Zulia, Aragua, Miranda y Carabobo. Aproximadamente a la medianoche del 4 de febrero comenzaron los ataques en el Palacio de Miraflores con tanques y una unidad de paracaidistas. En paralelo se generaron enfrentamientos tanto en la residencia presidencial, La Casona, como en la base aérea La Carlota.

El Pitazo presenta cinco historias de cómo vivieron ese 4 de febrero de 1992 algunos venezolanos, incluso quienes eran unos niños entonces. Estas anécdotas de ciudadanos comunes fueron narradas a la periodista venezolana Mireya Tabuas, autora del newsletter Guayabo, de El Pitazo.

Una aeromoza presidencial —que pidió reservar su nombre— que estaba en el vuelo que traía al presidente Carlos Andrés Pérez desde Nueva York hasta La Carlota, recordó lo sucedido.

«Despegamos con retraso de Nueva York porque el vuelo de Swissair que lo traía desde Suiza salió a su vez retrasado, ¡y eso que era la línea más puntual del mundo para la época! Pero gracias a eso no pudimos aterrizar en La Carlota, sino en Maiquetía. Años después supe que los insurrectos querían tumbar el avión; se lo escuché al mismo Chávez la primera vez que abordó el B737 presidencial. Ese fue el día en que me borraron de la lista de la Pelona».

4F: ¿Fracaso militar o “día de la dignidad”?

El periodista José Baig, como otros comunicadores sociales, fue a Miraflores: «Llegué a las 7:30 am. Lo más impresionante fueron las marcas de los balazos en las paredes y la sangre de los jóvenes soldados muertos«.

Alexandra Blanco, que en ese momento tenía cuatro años, narró: «Mi casa quedaba al lado de Miraflores. Tuvimos que dormir en el piso del cuarto de mi hermana, ubicado al fondo. Mis papás veían las noticias en un televisor pequeño en blanco y negro. Las ráfagas de balas atravesaban el frente de mi casa…».

Andrea Schneibel tenía seis años y vivía en Caricuao: «Nos levantamos con el golpe. Luego, a media mañana, vi a la gente correr y volver a nuestro edificio con las manos llenas de cosas. Un recuerdo que no se me borra nunca es el de olor a bombas lacrimógenas«.

En el interior del país también se vivieron los hechos. José Manuel Rodríguez estudiaba en ese entonces en Barquisimeto: «Nos fuimos a casa de una compañera y ahí nos mantuvimos a resguardo hasta que unos fuertes estruendos nos hicieron encerrarnos en el baño y arrodillarnos frente al váter a rezar. Al sentir cada vez más fuertes las explosiones, salimos de la casa: eran aviones que bombardeaban el aeropuerto».

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a