Alcalde de Mérida alerta sobre ilegalidad del ajuste del pasaje urbano

meta_valur

Carlos García explicó que su despacho solo ha autorizado un aumento en el primer trimestre del año | Foto: María Virginia Velázquez
Carlos García explicó que su despacho solo ha autorizado un aumento en el primer trimestre del año | Foto: María Virginia Velázquez

Por María Virginia Velázquez
Las líneas de transporte público urbano que prestan servicio en el municipio Libertador del estado Mérida, han anunciado un ajuste en el precio del pasaje a partir del primero de diciembre. El ajuste sería de un aumento de Bs. 8 para cobrar una nueva tarifa de Bs. 20 por la ruta corta.

El alcalde Carlos García explicó que su despacho solo ha autorizado un aumento en el primer trimestre del año según está establecido en la normativa vigente. García insistió en que no aprobará un nuevo aumento y llamó a los sindicatos de transporte a buscar estrategias que presionen al Ejecutivo Nacional para que les suministre de manera eficiente los cauchos, baterías, repuestos y subsidios que requieren para trabajar. Igualmente exhortó a los merideños a no pagar esa tarifa puntualizando que es “ilegal”.
María Jesús Parada, usuario de transporte público dijo que para ella es muy difícil pagar Bs. 20 porque, en su caso, debe tomar dos buses para llegar a su trabajo y dos buses para regresar a su casa. Diariamente gastaría Bs. 160 para ir y regresar de su trabajo, bajando a mediodía para almorzar.
En Mérida, un usuario necesitaría de Bs. 3200 mensuales que como el caso de Parada deba utilizar el transporte público ocho veces diarias en rutas cortas. Si gana sueldo mínimo (Bs. 9.648,18) mensual, solo contaría con Bs. 6.448,18 (equivalentes a $7,21) mensuales para otros gastos como alimentación, vivienda, vestido y salud.
Sanciones a quienes incumplan
Rafaela de León gerente de vialidad urbana de la Alcaldía de Libertador informó que se han aplicado sanciones a las unidades de transporte que han incumplido con el cobro del pasaje establecido. La sanción aplicada es el pago de cinco (5) unidades tributarias (Bs. 750) en una primera infracción y diez (10) UT (Bs. 1500) en caso de existir una segunda transgresión.
Los transportistas justifican el aumento y aseguran que cobrarán una nueva tarifa porque el costo de los cauchos, baterías y otros repuestos es muy elevado y que adicionalmente están en escasez.
Actualmente los transportistas están cobrando Bs. 15. Sin embargo, el pasaje autorizado por la Alcaldía del Municipio Libertador es de Bs. 12. De comenzarse a cobrar el nuevo ajuste a partir de diciembre, este sería el segundo aumento ilegal en el 2015. El primer aumento no aprobado, fue realizado por los transportistas el 1ro de septiembre.

DÉJANOS TU COMENTARIO