Acuerdo para la transición incluía cuatro puestos claves distribuidos entre oposición y oficialismo

El documento dejaba a Juan Guaidó a la cabeza del proceso político, apoyado por Vladimir Padrino López al mando de la FAN, el TSJ con Maikel Moreno para dar piso jurídico y un representante del parlamento por ser el único poder electo con apoyo popular

831
Marcha del 1° de mayo. Foto cortesía

Caracas.- El liderazgo emergente de Juan Guaidó, desde que asumió la presidencia de la Asamblea Nacional (AN), ha movilizado a la sociedad civil y a funcionarios militares en su ruta de transición, que incluye sacar a Nicolás Maduro del poder y definir un gobierno temporal. Sin embargo, ambas prioridades siguen pendientes en su lista de objetivos.

Trascendió que se preparó un acuerdo en el que figuras del chavismo como Vladimir Padrino López, Maikel Moreno, Manuel Christopher Figuera e Iván Hernández Dala, representantes de la oposición y de Estados Unidos como garante, coincidían en 15 puntos para avanzar hacia una transición política.

El último punto, que marcaba el camino, era la realización de elecciones en un plazo no mayor a un año. Sin embargo, El Pitazo pudo conocer, de voz de dos líderes de oposición, que sí tuvieron acceso al documento en físico en el que se definía un gobierno de transición cuatripartita (de cuatro integrantes) en el que el principal actor era Juan Guaidó.

De acuerdo con las revelaciones de estos dirigentes opositores, Juan Guaidó encabezaría el gobierno de transición, apoyado por Padrino López y su mando dentro de la Fuerza Armada; de Maikel Moreno al frente del Tribunal Supremo de Justicia para darle todo el piso jurídico y legal a la transición; y por un cuarto factor de la AN (que estaba por definirse si sería alguno de los vicepresidentes del Legislativo), ya que en ese escenario (de transición) iba a ser el único poder público por elección popular y con reconocimiento nacional e internacional.


LEE TAMBIÉN: 


CANCILLER LAVROV ASEGURA QUE RUSIA Y SUS SOCIOS NO APOYAN INTERVENCIÓN EN VENEZUELA

Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano, considera que los altos mandos de la Fuerza Armada no dejarán la transición en manos de otros. Considera que si no lo han hecho aún es porque “no han encontrado los elementos para edificar la transición”.

Fuentes consultadas afirman que a buena parte de la alta oficialidad, de carácter nacionalista, le molesta la cercanía de Guaidó y Leopoldo López con el gobierno de EEUU, pues prefieren un proceso que lleve a la salida de Maduro sin el tutelaje estadounidense.

La seducción

Que sectores chavistas hayan estado incluidos en el acuerdo de la transición no es algo novedoso. Ha habido acercamientos públicos (como la de los exministros de Chávez y la junta directiva del parlamento) y privados. Voceros importantes dentro del cumplimiento de la hoja de ruta de Guaidó (cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres) también han manifestado la necesidad de que la transición sea lo más amplia posible.

“Así que este es mi compromiso fundamental: ejercer la Presidencia de la AN como el espacio de articulación, encuentro y unificación de todas las fuerzas democráticas, dentro y fuera de Venezuela, para que juntos logremos lo anteriormente planteado. Y cuando digo unificación de las fuerzas democráticas, no me refiero solamente a la unidad de los partidos, si no a de la unidad superior contra la dictadura: liderazgos políticos y de la disidencia interna al régimen, de la sociedad civil, venezolanos en el exterior y de los venezolanos en uniforme que sirven en nuestra Fuerza Armada Nacional y demás instituciones del Estado”, fueron las palabras de Juan Guaidó el 5 de enero al asumir la conducción del Poder Legislativo.

DÉJANOS TU COMENTARIO