Es improbable una intervención en Venezuela

meta_valvh

Nicolás Maduro y quienes lo acompañan no perciben una amenaza que los obligue a apartarse del poder; por ello no se sientan a negociar ni creen en una posible intervención militar por Estados Unidos. A esta conclusión llegaron los internacionalistas Iván Rojas y Mirna Yonis, y el politólogo Benigno Alarcón durante un foro promovido por el portal de noticias Crónica.Uno este jueves, 6 de junio.

Tanto el gobierno de Estados Unidos como el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, han insistido en que todas las opciones siguen sobre la mesa. No obstante, Alarcón resalta que luego de los episodios del 23 de febrero con la ayuda humanitaria y del 30 de abril con el alzamiento militar, la amenaza de una intervención -uno de esos planteamientos- ha perdido fortaleza y credibilidad ante el gobierno. “Para hacerla real tienes que ejecutar acciones y mover portaaviones cuesta dinero”.

Pero no son solo estos momentos los que condicionan esta posibilidad. El también director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello aclara que no se trata de “sacar a un capo y de llevarlo a tribunales”, sino de generar una estabilidad política en el país. Además, debe tomarse en cuenta los casi 300.000 hombres que conforman la Fuerza Armada Nacional y los grupos civiles armados que actuarían ante la llegada de soldados extranjeros.

“Hay una gran incertidumbre de cómo terminan estos procesos y el que interviene tiene los costos más altos. Tiene que poner las armas, sus soldados y pagar la cuenta. Sin mencionar los costos políticos. No existen las intervenciones quirúrgicas”, detalla Alarcón.

A eso, Rojas le agrega que Venezuela tiene una geografía accidentada y los presidentes de Brasil y Colombia, Jair Bolsonaro e Iván Duque, respectivamente, no estarían dispuestos a asumir los costos de una intervención.


LEE TAMBIÉN: 


VLADÍMIR PUTIN LLAMA “LOCOS” A LOS PAÍSES QUE APOYAN A JUAN GUAIDÓ

“No es fácil que un Estado democrático como Colombia ordene enviar una misión. Además, ya no se registran guerras entre los Estados sino para combatir fuerzas irregulares como Isis o las Farc”, señaló el internacionalista.

Yonis indica que la situación humanitaria no mejoraría con una intervención ni garantizaría la gobernabilidad. También tiene que evaluarse cuánto tiempo durarían los soldados de otro país y su propósito, que no es precisamente lo que señala el artículo 187 de la Constitución, el cual da facultad a la AN de aprobar misiones extranjeras en el país.

Alarcón recuerda que la intervención y la negociación no son elementos opuestos sino complementarios. A su juicio la presión que pueda surgir, sea militar o de sanciones, coadyuvan a que se produzca una salida negociada.

No hay que dejar la solución en manos de terceros. Hay que agradecer el apoyo, pero hay que buscar la solución propia y nosotros tenemos una responsabilidad. Sin hacer lo que nos toca será muy difícil llegar a una transición”, precisó el académico.

DÉJANOS TU COMENTARIO