Tras cuatro meses de su detención, Edgar Zambrano duerme en el piso de su celda

meta_valxh

Caracas.- El 8 de mayo le cambió la vida al diputado Edgar Zambrano, a tres de sus asistentes y a una cuarta persona cuyo error fue pedir que lo dejaran en la estación de metro. 

Alrededor de las 6:00 pm, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), encapuchados y portando armas largas, utilizaron una grúa para remolcar el carro en el que se trasladaba el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y, desde entonces, esas cinco personas se encuentran detenidas. 

Desde hace poco más de dos meses, Zambrano fue trasladado de la sede del Sebin a Fuerte Tiuna, a una especie de “cárcel de máxima seguridad”. 

Desde el 8 de mayo estuvo incomunicado, lo que llevó a Zambrano a declararse en huelga de hambre exigiendo sus derechos procesales y la libertad de las cuatro personas que lo acompañaban en su carro. Sin embargo, nada de eso ha ocurrido. 

El 16 de agosto, y saliendo del silencio en el que se encontraba luego que le fuera retirada su inmunidad parlamentaria, el diputado Henry Ramos Allup, secretario general de Acción Democrática (AD) y muy cercano a Zambrano, reveló detalles de su reclusión… Unos detalles sobre los que poco se había escuchado del preso político en su perfil. 

Zambrano, un hombre de 63 años cuya labor por el poco tiempo en que convivieron gobierno y oposición en la Asamblea fue la de servir de “puente”, duerme en el piso. 

Pero además, y al igual que la mayoría de presos políticos, solo se le permite ver la luz del sol un solo día a la semana. No se le permite leer prensa, libros, ni siquiera la Biblia. No se le permite hablar con otros detenidos. Y las visitas de sus familiares las recibe con un vidrio de por medio y uno por uno, pocos minutos. 

Todo eso se mantiene. Sin embargo, sus familiares y abogados han optado por no dar declaraciones “por ahora”. 

Su familia solo espera y confía en Dios

Desde su partido comentan que se mantiene “moralmente firme” y se refieren a él como un hombre con “carácter fuerte y decente”. En cuanto a su salud, ha bajado de peso y la huelga de hambre que mantuvo por 10 días generó algunos “estragos”, sin dar mayores detalles. 

Ramos Allup y la defensa del parlamentario han dejado claro que Zambrano no quiere aspirar a una medida humanitaria. Sin embargo, su estado requiere ser evaluado por especialistas. Tiene una condición preexistente en sus rodillas que se ha agravado al permanecer en su celda durante seis de los siete días de la semana. 

LEE TAMBIÉN


Diputado Ramos Allup denuncia que Edgar Zambrano duerme en el piso

“Las condiciones se mantienen. No ha tenido acceso a libros, la Biblia que pidió. No han accedido a la nevera pequeña que se le solicitó ni a visitas regulares, sino sólo los sábados. El cuarto sigue siendo un espacio muy pequeño, no tiene acceso permanente al sol ni puede caminar o hacer ejercicio. Se mantiene prácticamente incomunicado”, relata Negal Morales, compañero de partido de Zambrano. 

Agrega que “ni un criminal condenado a la pena máxima de 30 años en Venezuela se encuentra en condiciones de tanto aislamiento”. Para Morales, la reclusión de Zambrano “pone al desnudo el rostro del régimen que impera en Venezuela y su revanchismo, irrespeto por la disidencia y por los más elementales derechos humanos”.

Pero, ¿por qué el ensañamiento contra Zambrano? Morales piensa que el gobierno de Nicolás Maduro pretende reprender a la clase política que se le opone por los hechos ocurridos el 30 de abril, dando una especie de “castigo ejemplarizante. Con eso pretende impedir que esa vía se repita. Lo que pasa es que escogió al vicepresidente de la AN, quien solo fue al sitio a constatar lo que sucedía. Ni tenía tropas ni participaba en ninguna rebelión militar».

Agregó que «la única forma de que esa vía no se repita no es violar los derechos humanos del representante de un poder legítimamente constituido. Es dejar que una solución pacífica tome su rumbo. Si las condiciones de la gente en los barrios sigue empeorando, sin comida, medicinas o la situación de servicios públicos sigue en franco deterioro, eso seguirá siendo el caldo de cultivo para la necesidad de buscar vías para salir de este régimen. La Fuerza Armada seguirá siendo el reflejo de un pueblo descontento, de un pueblo con hambre que quiere cambio”.

Sin derecho a la defensa

Su situación legal no es mejor. En cuatro meses, Edgar Zambrano, primer vicepresidente del Parlamento venezolano, no ha podido juramentar a sus abogados. La ausencia legal está a cargo de un defensor público.

Su expediente lo conocía el Tribunal Segundo de Control en Materia de Terrorismo a cargo de la ya célebre Carol Padilla. Por un giro extraño, la causa fue trasladada al Tribunal 49 de Control, lo que generó un perjuicio en los lapsos legales de más de un mes. 

La defensa de Zambrano ha denunciado que su expediente “ha sido paseado”. 

Desde la Asamblea, su foto y la bandera cubren la silla que debería ocupar quien fue electo como diputado por el estado Lara. 

Zambrano es el segundo diputado preso y el primero del grueso número, de 20 diputados, a quienes el gobierno de Maduro responsabiliza por los hechos del pasado 30 de abril. 

El tiempo corre y, mientras tanto, la audiencia preliminar de Zambrano y sus asistentes sigue sin tener fecha a la vista. 

DÉJANOS TU COMENTARIO