Toque de Diana | Si usted ve un jardín de rosas… son para Bachellet

Que Michelle se lleve la idea de que solo bajo un acuerdo de las dos partes será posible una salida. Esa pareciera ser la primera flor en esta bienvenida para la alta comisionada de las Naciones Unidas para los DDHH

305
La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llega a Venezuela para una visita de tres días. Foto: Archivo-EFE

En vísperas de la llegada al país de Michelle Bachellet algunas cosas han comenzado a moverse más de lo que pudieron hacerlo durante el último diálogo en República Dominicana, país donde todo se mueve porque si y si no que lo diga Wilfrido Vargas.

Ha comenzado la conquista… Pero las flores que son lisonjas y que bien sabemos que llevan espinas son sustituidas por gestos con los que se pretende hablar de “voluntad política“.

Ayer en la noche (y luego de las declaraciones del presidente del parlamento Juan Guaidó que mantiene el apoyo de muchos pero aún es objeto de críticas a pesar de que la investigación sobre la administración de los fondos para el manejo de la ayuda humanitaria sigue su curso) fue liberado el diputado Gilber Caro y recibido por una delegación del Grupo de Boston. Mismo grupo que logró la semana pasada visitar al vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, de quien también se espera que pueda ser liberado pronto. 

El diputado Caro fue detenido en enero de 2017 y no fue presentado ante un tribunal hasta cuatro meses y 20 días después, tiempo en que “se le prohibieron las visitas” y “estuvo sometido a aislamiento”, según Amnistía Internacional. La misma ONU pidió respuestas sobre su paradero sin que autoridad alguna del gobierno venezolano hubiese dicho ni “ñé”.

Fue esta delegación integrada por los constituyentistas Gerardo Márquez y Francisco Torrealba, el diputado a la AN Manuel Texeira, integrante de la MUD, y el coordinador del Grupo de Boston, el ex congresista Pedro Díaz Blum, la que recibió a Gilber Caro.

Que Michelle se lleve la idea de que solo bajo un acuerdo de las dos partes será posible una salida. Esa pareciera ser la primera flor en esta bienvenida para la alta comisionada de las Naciones Unidas para los DDHH  quien tiene previsto reunirse con todos los sectores políticos y representantes de las diferentes instituciones. Aunque aun se desconocen todos los detalles de su agenda en estos tres días que durará su visita.

Imposible saber de antemano a cuál ritmo y qué música disfrutará más Bachelet, ya no tanto la amiga de izquierdas como la Alta Comisionada de la ONU para los DDHH, ahora con el compromiso de emitir un juicio completamente ajustado a la realidad de un país que ve morir a sus niños y migrar a millones de sus ciudadanos.

Lo bueno es que esta vez con toda seguridad su resolución se conocerá pronto. Para el viernes, cuando culmina su visita, está prevista una conferencia de prensa de la que aún no se sabe si podría abrirse a la posibilidad de que se hagan preguntas y se den respuestas.

Por cierto que para Daniel Ortega también los tiempos están justos pues tiene exactamente hasta hoy 18 de marzo, día en el que Bachelet llega a Venezuela (y sin que esto aparentemente tenga nada que ver) para liberar al resto de los presos políticos que prometió liberar.

LEE TAMBIÉN
Diputados piden a Bachelet no quedarse solo en Caracas y visitar las regiones

Recordemos que el régimen de Daniel Ortega se comprometió a liberar a todos los presos políticos el pasado 19 de marzo a través de un acuerdo que alcanzaron sus representantes gubernamentales y los de la Alianza Cívica en la mesa de negociación, que se mantiene estancado por el incumplimiento del régimen. Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza Cívica, aseguró en una conferencia de prensa que se han liberado a 620 presos políticos, sin embargo, no se les ha cerrado la situación jurídica.

Mientras tanto, aquí en nuestro país el presidente del Foro Penal, Alfredo Romero, informó la liberación de otros dos presos políticos más, Melvin Farías y Junior Rojas. A través de su cuenta en Twitter, Romero indicó que de después de un año y dos meses injustamente encarcelados fueron puestos en libertad.Ambos se encontraban detenidos desde el 18 de abril de 2018 en la sede Dgcim en Boleita.

Si usted ve un jardín de rosas… ya sabe para quien son. Para muchos es duro y hasta aborrecible solo la idea de tener que soportar los pinchazos de ver juntos a los de un lado y a los de otro pero nos preguntamos si acaso será ésta la muestra que convenza a la ONU, a la UE y a unos cuantos más.

https://www.ivoox.com/37263908

DÉJANOS TU COMENTARIO