Toque de Diana | Venezuela: de mesa en mesa

La medida no deja de parecer, más que una decisión económica, una jugada política aún a pesar de que, por lo pronto, esté en duda cómo y cuándo pueda llevarse a cabo. Sobre todo porque ya está claro que eso es el control de cambio ¿no?: una medida política

263
El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, fue entrevistado por el diario estadounidense The Washington Post y habló sobre posible intervención militar extranjera en el país / Foto: Cortesía: Michael Robinson Chavez

De mesa en mesa. De las mesa donde se encuentran “todas las opciones” de Trump, a las mesas de dinero.

Así amanece Venezuela. ¿Pero significará esto realmente un cambio desde lo que algunos asumen como una flexibilización del control de cambio?

Ustedes saben que en Venezuela nada es sencillo. Pues bien, al parecer esto no es la excepción. El BCV autorizó a los bancos a comprar y vender divisas a través de sus mesas de cambio. La decisión de los bancos internacionales de no operar con Venezuela por temor a que los afecten las sanciones impuestas por los Estados Unidos, impidió que las empresas pudieran obtener divisas a través de las subastas.

¿Quién va a querer verse retratado en esa foto? Es una raya, te pueden bloquear las cuentas y dejarte pelando, llevarte a la quiebra. De manera que, al menos en las últimas seis convocatorias que ha hecho el Banco Central de Venezuela, solo han podido comprar divisas en el Dicom las personas naturales.

Según hemos leído de algunos economistas que siguen con atención la resolución pues esto no podría interpretarse todavía como una eliminación del control de cambio, aunque si es reconocida por el economista Leonardo Buniak como un respiro.

El BCV todavía tutela parcialmente las cotizaciones ya que en la resolución se detalla que los bancos deberán enviar al final del día la información acerca del volúmen de divisas vendidas y compradas y la tasa a la cual se manejaron las transacciones.

Pero además, la resolución del BCV aún no ha sido publicada en Gaceta Oficial (cosa que ya en Venezuela se maneja como “lo normal” dentro de la informalidad que caracteriza a la administración central y si no, recordemos lo que ocurrió recientemente con el aumento salarial a Bs. 40.000 que circuló el 25 de abril en una gaceta cuya autenticidad nadie se atrevía a confirmar hasta que, días después, el 29 de abril, el constituyente Francisco Torrealba lo confirmó a través de su cuenta en Twitter, siendo la primera vez, desde agosto de 2018, que Maduro no le pone la cara a la noticia).

La medida no deja de parecer, más que una decisión económica, una jugada política aún a pesar de que, por lo pronto, esté en duda cómo y cuándo pueda llevarse a cabo. Sobre todo porque ya está claro que eso es el control de cambio ¿no?: una medida política.

Si no puedes acceder a Soundcloud, escúchalo aquí sin bloqueo:

DÉJANOS TU COMENTARIO