Venezolanos tienen posiciones encontradas sobre una posible paralización de actividades

La paralización de actividades es una medida que se ha discutido desde hace tiempo, como respuesta al “deterioro de la capacidad de las instituciones para cumplir su función”, explicó Samuel Pérez, miembro de la Asociación de Profesores de la UCV

354
Foto de referencia de varios comercios cerrados | Foto archivo: N. Noriega

Caracas.- En los primeros días de mayo, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, hizo un llamado público a una paralización de actividades en diversos sectores en el país. Tras la convocatoria, hay dos posiciones encontradas, a favor y en contra de la medida. No todos los gremios se han pronunciado al respecto.

El sector de profesores universitarios ha sido uno de los primeros en atender el llamado a paro de Guaidó. La Federación de Profesores Universitarios (Fapuv), conformada por representantes de 18 universidades experimentales y autónomas en el ámbito nacional, anunció un “paro escalonado”.

Samuel Pérez, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y miembro del equipo directivo de la Asociación de Profesores de la UCV, explicó que el paro del próximo jueves 9 de mayo será presencial, con el fin de realizar una asamblea para consultar con las bases de la institución su opinión y alternativas de solución al problema.

Ha habido una política de estrangulamiento del sector universitario, desde la violencia directa contra el patrimonio, autoridades y personal hasta el desconocimiento de la autonomía”, argumentó Pérez para respaldar la decisión de un paro. Destacó: “No es un planteamiento nuevo en el sector, sino que es el producto de unas situaciones objetivas cada vez más insostenibles”.

Pérez destacó que la decisión recoge el sentimiento de los docentes de la universidad. Una profesora de la Escuela de Comunicación Social de la UCV advirtió: “Un paro internamente generará una crisis en los estudiantes y profesores si no se reprograma el calendario del semestre (…) Si nos vamos a paro debe haber planificación acerca de cómo reducir el daño”.


LEE TAMBIÉN: 


BCV AUTORIZA NUEVO SISTEMA PARA COMPRA Y VENTA DE DIVISAS

El sector estudiantil no se ha manifestado respecto a esta situación, mas se mantiene en debate. Karol García, estudiante de cuarto semestre de la Escuela de Comunicación Social, dijo: “Considero que una paralización total del país no es una solución sino una forma de retraso”.

García explicó: “Como estudiante me parece que entrar en paro haría que nos cueste mucho más obtener lo que queremos y ejercer en el país por el que tanto hemos luchado”.

Respecto a la solución o salida a la crisis, García manifestó: “Es complicada la situación y creo que no queda de parte de nosotros como personas, sino de ayuda extra y algo más allá que salir a las calles”.

En cuanto a los comercios, Carlos Coronado, encargado de un quiosco en Altamira, dijo que no hay que detenerse sino continuar lo más que se pueda.

Coronado explicó que la semana anterior, por las protestas que hubo, los ingresos estuvieron por debajo del promedio, lo cual les afectó. “Nosotros vivimos del día a día, cuando nos paralizamos también nos afecta mucho”, expresó. Añadió: “Uno necesita vender todos los días para costear el negocio, ni siquiera da para lucrarse por su trabajo”.

DÉJANOS TU COMENTARIO