22.1 C
Caracas
martes, 27 septiembre, 2022

Vecinos de El Marqués se organizan para ahorrar gasolina y abastecerse de comida

120 familias se benefician de las iniciativas comunitarias, mientras que el ahorro de gasolina es importante para los vecinos que deciden compartir vehículo

-

Caracas.- La cuarentena que atraviesa Venezuela desde el pasado 16 de marzo ha hecho que la crisis humanitaria compleja que arrastra el país recrudezca, y con ella los problemas que atraviesan muchas familias venezolanas. Además, con la escasez de combustible, que se ha intensificado en las últimas semanas, la movilidad del ciudadano se compromete, agregando un factor de riesgo extra a la economía familiar.

No obstante, el espíritu e ingenio del venezolano se niega a rendirse, y se ponen nuevamente a trabajar para encontrar alguna manera de sortear la crisis. Tal es el caso de los vecinos de la calle Uriman de El Marqués, en Caracas, que durante la cuarentena se han organizado para ahorrar gasolina, así como lograr que algunos vendedores de alimentos se acerquen directamente a la comunidad para despachar sus productos.

Pedro Arnal, vecino, y miembro de la junta de condominio de uno de los edificios de la zona, detalla ambas iniciativas. “Debido a las restricciones de movilidad que hoy tenemos en el país por la cuarentena, a muchos vecinos se les hacía difícil trasladarse para comprar comida, especialmente a los de la tercera edad, que también son una edad de riesgo en caso de contagio”.

LEE TAMBIÉN

Habitantes de San Francisco comen mangos para burlar el hambre

“Por eso decidimos organizarnos entre todos y establecer contacto con algunos proveedores de mercados ambulantes, e intentar convencerlos de que se acercasen hasta acá para vender sus productos”, comenta. “Entre los 5 edificios de la calle somos 120 familias, un cifra que puede interesarle a un pequeño y mediano comerciante, así que ¿por qué no intentarlo?”, puntualiza.

Arnal asegura que hasta la fecha solo han logrado que un distribuidor de pollos, quesos y demás productos charcuteros se acerque hasta la zona, pero ya eso representa un gran avance, debido a que son productos que generalmente se compran todas las semanas.

“El señor trae su camión una vez a la semana (no siempre el mismo día), y queda realmente contento luego de cada jornada de ventas. Es algo que nos beneficia mucho a ambas partes, porque él sale de sus productos sin tener que moverse de aquí a allá en esta cuarentena, y nosotros nos abastecemos con artículos que son muy necesarios, sin siquiera salir de nuestro sector”, señala. “Ya estamos estableciendo contacto con distribuidores de otros productos, pero todavía no hemos concretado”, agrega.

Movilidad compartida

Otra iniciativa nacida de esta comunidad es la del “Car Sharing”, utilizada por algunos vecinos para hacer frente al problema de la gasolina. “Con las colas de gasolina tan largas en toda Caracas, y una necesidad en común que es salir a comprar comida, medicinas y otros implementos, varios vecinos de confianza nos organizamos para compartir nuestros carros”, dice Arnal.

Su grupo está compuesto por varias familias de confianza de la comunidad, que comparten tres vehículos distintos, que se rotan para salir una o dos veces por semana y así ahorrar gasolina. En cada viaje se trasladan 4 ó 5 personas, una por grupo familiar, y según las necesidades del grupo recorren un automercado, farmacia, mercado ambulante o panadería.

“A veces vamos a uno solo de esos cuatro tipos de comercio, a veces a los cuatro, depende de lo que requiera cada grupo. Eso sí, nunca a más de uno de cada tipo, y tampoco a lugares lejanos. Por ejemplo, un fijo todas las semanas es el mercado de los gochitos en Horizonte, que nos sirve para abastecernos de hortalizas y frutas semanalmente”.

La iniciativa ha sido realmente exitosa, ya que luego de siete semanas de cuarentena, Arnal todavía cuenta con medio tanque de gasolina en su vehículo, mientras que sus compañeros también manejan cantidades parecidas.

“Organizarnos para ambas ideas fue sencillo, porque con la tecnología ahora es más fácil que nunca. En el caso de los distribuidores de comida, tan solo lo consultamos a los diferentes grupos de condominio del sector vía WhatsApp, y luego las juntas llegamos al acuerdo e iniciamos el contacto. Lo de compartir carro si es algo un poco más personal y de confianza, pero igualmente hemos compartido con otros vecinos. También lo cuadramos vía WhatsApp.

“Todos estamos afectados por la misma situación, así que debemos ayudarnos y organizarnos. Desconozco si otras comunidades estarán haciendo lo mismo, seguro que sí, pero si no lo han hecho los invito a organizarse para darse apoyo entre todos. Salir de estas crisis y momentos difíciles no es cuestión de unos pocos, aprovechen la tecnología a su favor que ahora las cosas son más sencillas que antes para llevar a cabo estas propuestas”, finaliza.

Los vecinos se organizan para hacer las compras y ahorrar gasolina

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a