Transportistas del este exigen que sean respetadas sus paradas en la redoma de Petare

La alcaldía del municipio Sucre ordenó a los transportistas de más de 25 líneas, que funcionan en la redoma de Petare, retirarse de estas paradas que aseguran tienen más de 60 años allí establecidas. Se quejan de la medida porque no ofrece alternativas y la tildan de arbitraria

162
Los transportistas aseguran que las paradas en la redoma de Petare tienen más de 60 años allí establecidas | Foto: Génesis Carrero

Caracas.– Los transportistas pertenecientes al Bloque de Conductores del Este de Caracas cerraron la mañana de este jueves, 7 de noviembre, todos los accesos de la Redoma de Petare, en el municipio Sucre, para exigir el restablecimiento de las paradas de transporte público que funcionan en la zona y que hace un mes fueron suspendidas por la alcaldía.

La decisión de retirar estas paradas de transporte público responde al plan de revitalización del centro de Petare y del espacio colonial, un plan que comprendió también el retiro de la economía informal, la elaboración de murales y la construcción de piezas de intervención artística en los espacios urbanos. No obstante, los dirigentes del sector transporte aseguraron que la expulsión de las paradas de este espacio popular atenta contra su derecho al trabajo y no fue consultado con los ciudadanos que hacen vida en la Redoma de Petare.

Luis Colmenares, presidente del Bloque del Este, denunció que las autoridades de la alcaldía de Sucre “le rinden pleitesía” a los conductores fuera de regla, mejor conocidos como piratas, y les permiten trabajar en estas paradas dispuestas alrededor de la plaza Del Cristo que desde hace más de 60 años son el espacio de más de 25 líneas de transporte hasta zonas populares de la ciudad.

LEE TAMBIÉN

USUARIOS CREEN NECESARIO UBICAR POLICÍA DE TRÁNSITO EN TERMINALES DE TRANSPORTE PÚBLICO

El dirigente aseguró: “Ya no podemos aguantar la discriminación que nos tienen a los transportistas de Petare. Además, la Policía de Sucre se ha dado el lujo de querer quitarnos 100.000 y hasta 200.000 bolívares por unidad para dejarnos trabajar en la redoma y eso no puede seguir pasando”, comentó Colmenares.

Añadió que la única excusa que existe para quitarlos es que: “ellos dicen que Petare es bella sin su transporte y no puede ser porque nosotros tenemos más de 60 años prestando un servicio a la comunidad”. Para quien encabeza la Unión de Conductores del Este, se trata de una acción arbitraría que ellos combatirán en las calles.

Estos trabajadores de líneas como Miranda, San Blas, Mariches, La Fila, El Llanito, El Silencio, entre otras, critican quien además de retirarlos de espacios que tradicionalmente han ocupado, también discuten que nos les ofrezcan una posible solución e intenten enviar sus paradas de carga y descarga de pasajeros a zonas lejanas e inseguras.

“Nosotros pedimos que si nos iban a quitar de este espacio en la redoma, nos enviaran a el espacio de parada de Metrobus, ubicada frente al muro de Petare… Ese es un espacio grande que es del Metro de Caracas, pero ellos ya no lo usan porque no tienen unidades y todos lo sabemos. Lo que pedimos es que nos den eso y nos pongan seguridad, porque eso también nos agobia”, dijo Alexis Escalona, quien durante 33 año ha fungido como transportista en esta zona del este de Caracas.

LEE TAMBIÉN

USUARIOS DEL TRANSPORTE PÚBLICO SE VEN AFECTADOS POR EL FRACCIONAMIENTO DE RUTAS

Fernando Pimentel, presidente de la Unión de Conductores del Este, especificó que esta disputa con la Alcaldía de Sucre ya cuenta 22 días y afecta a todos los transportistas y particularmente a los de la línea El Silencio (Directo). “Donde nos paramos ahora la policía nos multa y nos quitan 300 y 400 mil bolívares… Nos vimos en la necesidad de pronunciarnos para hacernos sentir, para que tanto el usuario como los transportistas sepan que no estamos reclamando aumento de pasaje ni nada por el estilo porque nosotros nos acoplamos a las medidas del Ejecutivo”, explicó.

Los dirigentes del sector agregaron que son más de 200 las camionetas afectadas por la medida y aclararon que no se trata de no seguir las normas, sino de “hacer cambios que no beneficien a unos y perjudiquen a otros”, tal como añadió Danny Fuentes, fiscal de la línea Petare-Chacaíto.

Este trabajador recordó al alcalde de Sucre, José Vicente Rangel Avalos, que ellos también son padres de familia y que con esta medida “están quitándole la comida a niños y familias enteras”.

Denuncian que la medida es arbitraría y perjudica a transportistas y pasajeros | Foto: Génesis Carrero

DÉJANOS TU COMENTARIO