27.2 C
Caracas
viernes, 4 diciembre, 2020

Pedofilia: un trastorno mental que cobra más de 240 millones de víctimas anualmente

Durante los meses de cuarentena también se han activado las alarmas mundialmente, ya que diversos medios y autoridades con alcance nacional e internacional han asegurado que el número de denuncias sobre casos de pedofilia, pederastia y distribución de pornografía infantil ha aumentado de forma importante en todo el planeta

-

Caracas.- El Pitazo abordó en un forochat el polémico tema de la pedofilia, que desde hace muchos años preocupa a expertos y padres, entre otros, especialmente ahora, cuando el internet facilita el contacto entre los depredadores sexuales y las víctimas.

Además, durante los meses de cuarentena también se han activado las alarmas mundialmente, ya que diversos medios y autoridades con alcance nacional e internacional (Unicef, EuroPol, Ncmec de Estados Unidos, y más) han asegurado que el número de denuncias sobre casos de pedofilia, pederastia y distribución de pornografía infantil ha aumentado de forma importante en todo el planeta.

El Café con El Pitazo en línea, realizado el sábado 13 de junio, contó con la presencia de la sexóloga Ysabel Velásquez, quien orientó a los 418 lectores que participaron en el evento. La especialista dio respuesta a la pregunta “Pedofilia: ¿orientación sexual o trastorno mental?”

En su exposición, la invitada aseguró que anualmente más de 240 millones de niños, niñas y adolescentes alrededor del mundo son abusados sexualmente, y de ellos, 98% se mantendrá en silencio y sin denunciar por años, o incluso para siempre.

Un trastorno mental, nunca una orientación sexual

Velásquez definió la pedofilia como “un trastorno mental del tipo parafilia cuyo estimulante para activar el deseo sexual son los niños y adolescentes, mediante fantasías y conductas intensas y recurrentes, que además terminan dañando a otros, las víctimas”. La sexóloga citó el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM, por sus siglas inglesas). La invitada también definió la pederastia, la que conceptualizó como “la ejecución de cualquier conducta sexual pedofílica con o sin coito, que se considera además como abuso sexual infantil”.

Para la ponente, la pedofilia no puede considerarse una orientación sexual, ya que un niño o adolescente no cuenta con la madurez física, emocional y psicológica necesarias como para que haya un acuerdo mutuo. Esto sí sucede en actividades consensuadas entre adultos, en las que además el contacto sexual está orientado al placer de ambas personas y no solo de una, como en el caso del pederasta.

LEE TAMBIÉN

UN CAFÉ CON EL PITAZO HABLÓ SOBRE LA PEDOFILIA

- Advertisement -

Ysabel Velásquez, quien también es periodista en el área de salud, destacó su preocupación por el avance del movimiento MAP (Minor Attracted People), que a pesar de ser rechazado en múltiples ocasiones por la sociedad, Estados y empresas, por ser un movimiento que fomenta la normalización y despenalización de un delito, ha seguido ganando adeptos entre las élites mundiales.

Identificar a niños que sufren abuso sexual

Entre las preguntas más comunes realizadas durante el forochat, resaltó la de cómo identificar a un niño o adolescente que está sufriendo abusos sexuales. Sobre el punto, Velásquez contestó que es necesario conocer bien al menor, porque no es sencillo identificar a un menor que está sufriendo abusos, porque casi nunca lo expresan de manera directa.

Sin embargo, “hay ciertas conductas anormales que pueden aparecer en su hijo y que pueden apuntar a un caso de abuso, como que el niño sufra ansiedad o se muestre temeroso constantemente. Otros índices son que moje la cama cuando ya sus esfínteres se han desarrollado suficientemente como para que esto no suceda, que tenga muchas pesadillas, que adquiera conductas hipersexualizadas y no acordes con su edad, como actos masturbatorios inconscientes (que no son por placer o exploración) o que juegue con sus muñecos creando historias demasiado adultas”, explica.

Identificar al pedófilo o pederasta

Otra pregunta que se repitió en varias oportunidades fue la de cómo identificar a estos criminales que cometen abuso contra menores de edad. Velásquez respondió que la mejor manera es mediante la víctima, pero no es tarea fácil, ya que el modus operandi de los pedófilos y pederastas incide para que el menor no denuncie por el choque psicológico que les genera la situación, o bien por estar coaccionados o bajo amenaza.

No obstante, si una persona cercana al niño es exageradamente cariñosa con él, al punto de ser incómodo, puede ser una señal de alerta. Además, es necesario analizar el comportamiento de estas personas, no solo con niños, sino también comparar su trato con adultos, así como conocer lo que consume a través de redes sociales e Internet. “Los pedófilos son muy astutos, lo que hace realmente complicado identificarlos, pero hay ciertas conductas que permiten encender las alarmas”, puntualizó la ponente.

Las redes sociales como herramienta de captación

Velásquez también destacó el impacto de las redes sociales sobre este tema, ya que han facilitado el contacto entre menores y pedófilos hasta niveles nunca vistos, especialmente en los últimos meses, debido a la cuarentena.

Los pedófilos utilizan una variedad de plataformas, como Facebook, Instagram YouTube, y ahora TikTok, para acechar a los niños, ver sus fotografías y videos y establecer contacto con ellos. Cuando alcanzan la fase de comunicación, utilizan la técnica del grooming (acicalamiento) para ganarse la confianza de los niños, haciéndose pasar por iguales, tratándolos muy bien y ofreciéndoles recompensas o regalos para así conseguir fotos y videos más comprometedores”, amplía.

Pornografía infantil, un negocio lucrativo

De la mano con lo anterior, la experta hizo referencia a la industria de la pornografía infantil, que son los círculos a donde van a parar casi todas las fotografías y videos que estos criminales consiguen por parte de sus víctimas.

La ponente puntualizó que las redes de pornografía infantil son muy grandes, difíciles de desmantelar a través de Internet debido al anonimato que este otorga. Por otra parte, es una industria muy rentable y esto prevalece sobre lo moral. De hecho, según la Fundación Habla, que cita un estudio publicado por la Red Peruana Contra la Pornografía Infantil, la industria de la pornografía infantil factura más de 12.000 millones de dólares al año.

Velásquez comentó que tal situación es muy grave porque permite imaginar las dimensiones del problema, pero destacó que lo peor es que incluso hay padres que se prestan para realizar contenido pornográfico infantil abusando de sus propios hijos.

Caso venezolano

Varios lectores preguntaron sobre las cifras de abuso sexual a menores en el país, así como la influencia de la actual crisis socioeconómica que enfrenta Venezuela en la proliferación de estos casos.

La invitada aseguró que, lamentablemente, en el país no se manejan cifras suficientemente actualizadas sobre la pedofilia y pederastia, y que además existe un subregistro importante que no permite estimar la realidad de los abusos sexuales a menores en Venezuela. Esta situación se debe a que muchas denuncias no se recogen, y como en el resto del mundo, solo 10% de los casos llegan a denunciarse en algún momento ante las autoridades.

“Sobre el impacto de la crisis socioeconómica en la proliferación de los abusos sexuales a menores, en Venezuela se conocen casos de padres y cuidadores que venden contenido de los niños bajo su cargo. Sin embargo, esto va más allá de lo socioeconómico y se relaciona más con un tema educativo y sociocultural, ya que no se habla lo suficiente sobre el tema, no se enseña a los niños y jóvenes a actuar al respecto, y tampoco se educa a los adultos para que no fomenten o normalicen conductas indebidas”, apuntó.

Respecto a dónde a acudir en caso de conocer algún caso de abuso contra menores, Velásquez señaló que se debe hacer la denuncia ante la policía, pero especialmente ante el Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente, principal institución del país encargada de resguardar el correcto desarrollo y seguridad de los menores de edad, y que tiene a la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopna) como principal instrumento legal para abordar estos hechos.

Penalizar o tratar

Otra interrogante que se hizo presente en el forochat buscaba definir si estas conductas, al ser consideradas un trastorno mental, además de un delito, debían ser penalizadas o solo tratadas psiquiátricamente.

Para Velásquez, “la decisión pasa por lo que establezca cada país sobre el tema. En algunos casos, el pedófilo deberá ser tratado psiquiátricamente para intentar acabar con esta conducta, un proceso que incluso puede apoyarse en la castración química. Mientras que en otros, las legislaciones apuntan únicamente a las penas con cárcel o capitales”.

En su opinión, lo ideal es apostar por un sistema mixto, en el que se penalice según la gravedad del delito, pero que además se realice tratamiento psiquiátrico.

Cómo educar a los niños y cuidarlos

Finalmente, Velásquez dio algunas recomendaciones sobre cómo educar a los niños para entender estas situaciones de acoso y abuso por parte de personas mayores. También ofreció algunos tips de cuidados para padres. Sus consejos fueron:

  • Si te sientes extraño ante una manifestación exagerada de afecto por parte de un adulto hacia un niño, detenla porque seguramente es inapropiada.
  • La educación sexual infantil es relevante; por lo tanto, llama a los genitales por su nombre y enseña a los niños a cuidar su cuerpo y reconocer sus reacciones ante situaciones de peligro.
  • Evita exponerlos a contenido hipersexualizado que los lleve a imitar conductas adultas.
  • Supervisa el uso que le dan a las redes sociales y otros sitios de la Internet.
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado