Mirleny Palacios: «El conformismo y la apatía se enfrentan trabajando con las comunidades»

Esta luchadora social de la parroquia San Juan, habita en el barrio El Guarataro desde que nació. Tiene 49 años de vida y 25 años recorriendo las calles de su adorada comunidad. Su principal lucha es contra el conformismo de sus vecinos

131
Mirleny Palacios es apreciada por sus vecinos de El Guarataro, son más de 20 años de lucha en busca de mejoras Foto:Griselda Acosta

Caracas.- Mirleny Palacios es una luchadora social de la parroquia San Juan, del municipio Libertador, desde hace más de 20 años. Inquieta de pensamientos, cuestiona la situación de dependencia que tiene el caraqueño en relación con la bolsa de comida del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap).

Reconoce que como líder aprendió a delegar para poder hacer varias actividades y jornadas de ayuda a sus vecinos más necesitados. Con 49 años de vida y un hijo de 30 años, confiesa que su lucha más fuerte es contra el conformismo y la apatía de los residentes de su comunidad; por ello, promueve su discurso de progreso, de más empleos que dádivas.

Para llegar a El Guarataro hay que pasar por Los Eucaliptos -explica-. Mientras camina este trayecto, saludos van, saludos vienen. Comenta que los que viven en esta comunidad son gente tranquila y trabajadora que aprendió, desde el tiempo de sus ancestros, a trabajar para darle estudios a sus hijos.

Por la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes siguen pasando los feligreses de El Guarataro a adorar a Dios y a la virgen bajo su monumental edificación neogótica. Foto: Griselda Acosta

«El Libertador Simón Bolívar, después de que regresó de la Campaña Admirable, llegó a la plaza Capuchinos. El Guarataro, según vecinos fundadores, era una cantera; su nombre viene de un tipo de  piedras a las que les decían Guarataras», explica orgullosa, mientras camina por la calle principal de este barrio con casas pintadas de varios colores. 

La falla de los principales servicios públicos es la realidad que enfrentan también estos caraqueños de El Guarataro. Actualmente, funciona una sola camioneta para todos en el sector. El principal aporte de Mirleny gira en el apoyo que ofrece a niños y personas de la tercera edad en dos comedores de dos ONG ubicadas en este sector. 

LEE TAMBIÉN

Investigadora del Ivic confirma la presencia de variantes del COVID-19

La parroquia San Juan es una de las antiguas de Caracas. Fue fundada el 22 de febrero de 1834, informó Eleazar Corro, vecino fundador de esta comunidad. «La calle principal Ezequiel Zamora la construyeron en el 1962; en esta comunidad vivían bastantes extranjeros».

Mirleny está convencida de que urge rescatar la cultura del progreso, del trabajo, de un buen empleo con un buen salario para que el caraqueño no siga arrodillado a la bolsa Clap, a los bonos que ofrece el gobierno de Nicolás Maduro.

En el terreno donde está ubicado actualmente el preescolar Dr. Pastor Oropeza, estaba la cárcel El Obispo, de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en la parte alta de El Guarataro. Foto: Griselda Acosta

Palacios acota que el caraqueño de San Juan no debe permitirse perder su historia, su identidad. «Contamos con la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes, una edificación única que, por años, ha atendido a los feligreses de El Guarataro, se puede ver también aquí El Calvario, la plaza Capuchinos y su Iglesia San Juan Bautista».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.