20.9 C
Caracas
domingo, 27 noviembre, 2022

Problemas de lectura en los estudiantes venezolanos preocupan a representantes y docentes

Según datos del Diagnóstico Educativo de Venezuela de finales de 2021, 47% de los niños con 9 años no logran decodificar palabras simples al leer

-

Con el año escolar 2022-2023 listo para iniciar, son numerosas las preocupaciones que todos los miembros de la comunidad educativa tienen sobre el nivel de conocimiento que los jóvenes tienen en medio de la crisis educativa y como consecuencia de la pandemia.

Es por ello que el pasado 29 de septiembre, el equipo de El Pitazo en la Calle invitó a los educadores Mariano Herrera y Erika Álvarez al forochat “Leo, juego y aprendo, nuevas iniciativas para la escuela” en el que participaron más 513 personas a través de WhatsApp.

El evento permitió presentar una iniciativa homónima impulsada por la Universidad Metropolitana, que espera beneficiar a 30.000 estudiantes durante los próximo dos años para que mejoren sus habilidades de lectoescritura. No obstante, también sirvió como espacio para conocer los problemas que actualmente enfrentan los jóvenes estudiantes.

Sobre esto, Álvarez apuntó que el cierre del año escolar 2021-2022 tuvo una tasa de inasistencia estudiantil de aproximadamente el 50% de los alumnos, con un rezago escolar cercano al 30%. No obstante, estas son solo un par de estadísticas, entre otras todavía más preocupantes:

  • 66,5% de los estudiantes de educación primaria están en condiciones de repitencia (con la escuela, 2022).
  • 500.000 niños y niñas quedaron fuera del sistema escolar durante 2021 debido, principalmente a la pandemia, y sus problemas asociados (Encovi, 2022).
  • Solo 43% de los niños con 9 años tienen capacidad de lectura en voz alta (Ucab, 2021).

Para complementar las estadísticas suministradas por Álvarez, el profesor Mariano Herrera agregó que durante la pandemia muchos niños olvidaron buena parte de lo que aprendieron antes y durante la contingencia, un problema preocupante, pues el déficit de conocimiento y competencia se va acumulando.

El educador advirtió que, en el caso latinoamericano, es todavía peor, pues numerosas organizaciones ya habían alertado sobre la pobreza de aprendizaje incluso desde antes de la pandemia.

Centrándose ya en los problemas de lectura, Herrera mencionó que tanto la lectura como la escritura son dos aprendizajes claves en el desarrollo de los niños. Por consiguiente, es necesario atender cualquier debilidad que tengan los jóvenes ante estas habilidades.

Álvarez retomó la palabra para secundarlo, al agregar que es muy importante aprender a leer desde una edad temprana, pues “la adquisición de conocimientos básicos se da primordialmente durante el proceso escolar y es un requisito que los alumnos sepan leer bien y comprendan lo leído para que dichos conocimientos se alcancen exitosamente”.

La educadora recordó que la lectura es un proceso acumulativo, ya que cada vez se van adquiriendo habilidades más complejas que permiten comprender mejor las del nivel siguiente. Además, puntualizó que la lectura permite expresarse mejor por escrito, pues se adquieren habilidades de redacción cada vez más completas.

“Es realmente necesario que los niños aprendan a leer correctamente entre sus 5 y 7 años, pues esto evitará que comiencen a acumular déficits en su aprendizaje”, apuntó Álvarez.

La invitada reconoció lo complejo que puede llegar a ser la recuperación de estas habilidades en medio de la situación actual del sistema educativo nacional, pero invitó a los educadores a desarrollar nuevas estrategias pedagógicas para abordar el problema y comprometerse en esa lucha.

Finalmente, destacó que existen programas que abordan directamente esta situación, como “Leo, juego aprendo”, cuyas bases pueden resumirse en las siguientes láminas:

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a