Las fallas de energía eléctrica son la excusa para dejar sin agua a vecinos de El Hatillo

meta_valwx

Vecinos de las 40 urbanizaciones que componen el municipio El Hatillo reportan problemas con el suministro de agua en sus zonas desde hace más de nueve días. Los habitantes de La Boyera, los Naranjos, Manzanares y el casco de la localidad acudieron la mañana de este martes 3 de septiembre a presentar su queja ante las autoridades de Hidrocapital en la sede de Chuao.

Allí fueron recibidos por un ingeniero que les informó que no se han podido reiniciar completamente las operaciones del alimentador sur que es el que lleva el agua del sistema Tuy II hasta parte de los municipios del este caraqueño, puesto que los problemas eléctricos han limitado el funcionamiento de las cinco bombas a solo dos.

Xiomara Quintero, vecina de Los Naranjos, aseguró que en su comunidad tienen dos semanas sin agua y que hay sitios en los que incluso suman dos meses sin servicio. “Aquí la respuesta es que no vamos a tener agua en el corto plazo y que si pasa alguna contingencia eléctrica la regularidad del servicio podría ser peor”, dijo.


LEE TAMBIÉN: 

DESDE EL PRIMER APAGÓN EN BARUTA NO SE RESPETA CRONOGRAMA DE AGUA

La ciudadana indicó que los vecinos tomaron la decisión de organizarse para hacer una carta formal en la que se exponga la situación actual de todo el municipio en torno al problema del agua. Los 15 vecinos que acudieron hoy a la visita a Hidrocapital acordaron recoger la situación en sus zonas residenciales para presentar un diagnóstico completo a la hidrológica del estado.

Gorka Carnevali, líder comunitario de el Hatillo aseguró que el del agua “es un problema concatenado que condiciona la vida de los habitantes de El Hatillo y de Toda Caracas (…). Esto es parte del drama ante el desmantelamiento de un Estado incapaz de resolver los problemas de la gente”.

El vecino indicó que fueron a la sede de Hidrocapital a buscar respuestas y se encontraron con un personal que se dice atado de manos por las condiciones precarias en las que laboran. “Aquí no hay canales oficiales para informar al ciudadano sobre la situación”, acotó Carnevali.

En este sentido, Luisa Palacios, otra vecina de El Hatillo, se quejó de que la crisis de escasez ha llevado a los ciudadanos a “tener que adivinar cuándo viene el agua”, a su juicio se trata de un problema de reparación, estabilización y mantenimiento.

Esta representación de habitantes de El Hatillo llevará el documento en los próximos días a la sede principal de Hidrocapital para plantear sus quejas.

DÉJANOS TU COMENTARIO