Las cloacas desbordadas persisten durante la cuarentena en Lara

Vecinos de diferentes sectores de Barquisimeto y otras ciudades del estado Lara se quejan por la cantidad de cloacas desbordadas en sus comunidades, lo que ha traído consecuencias para su salud

49
En Carora, municipio Torres, también sufren por la cantidad de cloacas desbordadas. | Foto: cortesía Endrick Véliz

Barquisimeto.- Residentes de la urbanización Obelisco, en Barquisimeto, estado Lara, denuncian que las cloacas en varias de sus calles llevan más de un año colapsadas, al punto de que han crecido plantas sobre los huecos que se han creado sobre el asfalto. Estas denuncias fueron recogidas por El Pitazo este martes, 31 de marzo.

“Esto es un colapso total; varias calles están inservibles por el bote de esas aguas podridas”, declaró Norka Alvarado, habitante del sector,, ubicado al oeste de la capital de Lara.

LEE TAMBIÉN

Habitantes de sector Negro Primero en Maturín denuncian desborde de cloacas

En Carora, en el sector Simón Rodríguez, en la calle Futura con calle Colombia, hay una cloaca que se desborda por toda la calle desde hace tres años y los vecinos casi no pueden caminar por la podredumbre en el asfalto. “Si resulta difícil el confinamiento en esta tragedia, imagínense con el olor putrefacto del colapso de cloacas, sobre todo para los niños y las personas con enfermedades crónicas”, dijo Endrick Véliz.

Esta situación se repite en La Carucieña de Barquisimeto, donde las aguas negras han colapsado viviendas sin que las autoridades municipales o regionales hayan atendido las múltiples denuncias que han realizado, así como el cierre de vías en señal de protesta.

Más de un año tienen los botes de agua en la urbanización Obelisco de Barquisimeto. | Foto: cortesía vecinos

Sin agua

Mientras los botes de aguas negras han proliferado, el agua por tubería es escasa: solo llega una vez por semana en estas zonas y con poca fuerza, de manera que no todas las personas logran recolectar suficiente en sus tanques y pipotes para hacer el aseo de siete días o más.

“En colinas de San Rafael y en el barrio San Antonio, en Tamaca —al norte de la ciudad— tampoco tenemos agua; estamos graves”, dijo María Colmenárez, quien vive con niños y sufre por no poder mantener la higiene adecuada en su hogar durante la cuarentena para prevenir el COVID-19.

LEE TAMBIÉN

Comunidades de Biruaca en Apure tienen ocho días sin agua potable

A esto se le suma la paralización de los camiones cisterna por falta de gasolina, lo que imposibilita el traslado de agua a los sectores donde solo pueden acceder a este servicio pagando. En el municipio Palavecino son 83 los camiones paralizados por falta de combustible.

Aunque desde la Gobernación han implementado planes de contingencia para llevar agua donde no llega por tubería, estos no han servido de solución para el 80% de la población larense que padece por la falla de este servicio público.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO