20.9 C
Caracas
martes, 20 octubre, 2020

Larenses consideran que la improvisación continuará en el nuevo año escolar

Entre las fallas de internet en los hogares que cuentan con este servicio, la escasez de gasolina y el poco transporte público para que los docentes puedan movilizarse, el nuevo año escolar vuelve con la improvisación como premisa, según opinan padres y docentes de la entidad occidental

-

Padres y maestros del estado Lara opinan que la improvisación continuará en el período escolar 2020-2021, porque la plataforma de internet funciona a medias, la mayoría de los docentes y representantes no cuentan con las herramientas tecnológicas y las medidas de bioseguridad para acudir a los institutos, aunque sea una vez al mes, cada día se complican con la escasez de gasolina.

La docente Nagly Ramírez, comentó a El Pitazo vía WhatsApp, que las evaluaciones se hicieron cuesta arriba el año escolar pasado, porque la cuarentena por COVID-19 hizo que vivieran una situación inédita.

LEE TAMBIÉN

Lara | 30 % de los estudiantes universitarios usan equipos prestados para las clases virtuales

“Las imágenes a través del celular se veían borrosas, hubo muchas exigencias hacia nosotros, pero lo que vivimos fue mucha improvisación. A varios colegas se les dañó el celular y en el tercer lapso hubo menos docentes. También pasó que algunos alumnos con promedios altos bajaron sus calificaciones, porque no tenían cómo hacer llegar las tareas por los cortes eléctricos o por las fallas de internet”, expresó Ramírez.

Otra docente, quien no quiso identificarse por temor a represalias, dijo que la mayoría de los ciudadanos critican a los docentes, sin embargo, según su percepción, pocos se ponen en sus zapatos.

“¿Han pensado si a los docentes les alcanza un dólar y medio al mes para cubrir sus necesidades básicas, además del pago de internet, renta del teléfono y para la compra de equipos tecnológicos? ¿Están de acuerdo con las palabras del Presidente de que los docentes deben trabajar solo por vocación?”, preguntó.

Internet intermitente

- Advertisement -

Para el nuevo año escolar, en colegios privados, con el Pablo Neruda, de Barquisimeto, las clases serán a través de la herramienta Google Meet, por allí los alumnos podrán recibir clases y por el correo electrónico que sus representantes deben crear, podrán enviar las tareas escolares.

Pausides Yépez, quien tiene una nieta en primaria y vive en el barrio La Feria, mencionó que el internet en su casa es intermitente. Sin embargo, lograron invertir en un teléfono inteligente para que la niña pueda acceder a sus clases virtuales.

LEE TAMBIÉN

Un Café con El Pitazo #29sept | “¿Cómo educar en casa? Capítulo 1”

Otros colegios no contarán con esta tecnología y las tareas seguirán por correo electrónico, sin clases virtuales, lo que dificulta el aprendizaje de los estudiantes. Por ejemplo, en El Tocuyo, capital del municipio Morán, varias zonas residenciales se encuentran sin internet desde hace cuatro años. 

Saray Alvarado, declaró que muchos docentes no se van a incorporar a dar clases, ni siquiera a distancia, porque su salario no les alcanza ni para pagar el plan del teléfono móvil. “Aquí están buscando a los de Chamba Juvenil para que den las clases, ya hubo una primera reunión en el liceo Eduardo Blanco”, comentó.

Katherine Cuello tiene una niña que comenzará su primer grado en una escuela pública, donde los docentes no se incorporarán hasta tanto les garanticen medidas básicas de bioseguridad y equipos tecnológicos que les permita realizar las actividades escolares.

“Yo tengo teléfono que no tiene suficiente capacidad de almacenamiento me costó tomar fotos todos los días de la niña realizando tarea”, explicó Cuello. Opinó que es innecesario enviar fotos y videos a diario de los niños, sobre todo en el contexto tecnológico actual de Venezuela.

Sin gasolina, sin transporte

Padres y maestros han referido que trasladarse a las instituciones, tanto para quienes deben entregar tareas en físico, como en el caso de los docentes para realizar las evaluaciones y dar o grabar las clases virtuales, será imposible debido a la escasez de gasolina y las dificultades para tomar el casi inexistente transporte público.

“Para agarrar el Transbarca uno tarda cuatro horas o más esperando que pase. Es un desastre, en la ciudad no hay transporte, no sé cómo pretenden que trabajemos o vayamos a los centros educativos a dar clases”, mencionó otro larense.

LEE TAMBIÉN

Nuevo año escolar: docentes se mantienen con bajos salarios y sin herramientas

Sobre el año escolar pasado, María Uzcátegui, dijo que a su sobrina le mandaban exposiciones de matemáticas, pero sin antes haber tenido una explicación del tema o clase. “Es una locura, solo mandaban y mandaban trabajos, esos muchachos no van a saber contar, calcular una medida o una dosis de un medicamento”, señaló.

Por su parte, Josué Ereú, opinó como representante que las clases tienen que seguir virtuales debido al peligro de contagio de COVID-19. “Yo prefiero hacer todo lo posible para contar con el internet en casa, para que mis hijos estén protegidos, porque en Venezuela no estamos preparados para tener educación presencial en este momento”, expresó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado