La frontera es uno de los principales destinos de los pasajeros en Semana Santa

80

Los pasajeros de Caracas a otros estados del país por el asueto de Semana Santa se enfrentaron a precios mucho mayores, largas colas, pago únicamente en efectivo y menos unidades disponibles. Las principales razones de viaje son la visita a familiares y la salida del país por la frontera con Colombia. Además de eso, este lunes, a pesar de que Nicolás Maduro decretó toda la Semana Santa como no laborable, los comercios y la banca abrieron sus puertas, algunos en horario especial.

Dos pasajeros, oriundos de Charallave, compraron pasaje para Guasdalito, Apure, con el objetivo de llegar a Colombia. San Antonio del Táchira también es una de los destinos más demandados esta Semana Santa y es otra de las rutas para salir del país. “Con nosotros vienen 16 de nuestra comunidad” explicó uno de ellos, agregando que la decisión la tomó porque “así no podemos sobrevivir”. Ambos explicaron que tienen familiares esperándolos en el país vecino, “yo tengo mi casa y todo aquí, esto es una aventura a ver cómo nos va, si no sale bien tenemos que devolvernos” aclaró uno de ellos.

Otra pasajera no contó con la misma suerte, su destino es San Cristóbal, solo llevó Bs 18.000 y se encontró con pasajes en Bs 25.000, “voy a tener que ir a otro terminal o si no regresaré mañana” explicó, detallando que el motivo de su ida a Colombia “es para tener una mejor vida”. Algo similar le pasó a otra venezolana que se va para San Cristóbal del Táchira con el objetivo de llegar al país vecino, “vine a las 7 de la mañana porque me dijeron que el pasaje estaba en Bs 18.000, pero resulta que está en Bs 25.000 y estoy esperando que me traigan más efectivo para comprar el boleto a las 3 de la tarde” expresó.


Terminal La Bandera. Foto: Luis Miguel Cáceres

La señora Eglys Infante necesitaba viajar hasta Valera y llegó el domingo a las 7 de la noche al terminal La Bandera, se anotó en una lista y logró comprar el pasaje el lunes en la mañana, para salir en horas de la tarde a su destino. Su motivo de viaje es la visita a un familiar hospitalizado, el que está solo en Mérida porque en donde reside no lo atendieron por fallas eléctricas, “llego a Valera, dejo las maletas y agarro otro autobús para Mérida” explicó Infante. “Dormí en el piso y me traje una colchoneta para que mi hija durmiera” agregó, además añadió que en la cola hubo varias peleas entre pasajeros porque algunos se querían colear.

“Los pasajes en los autobuses piratas son incomprables” expresó Infante, refiriéndose a las unidades que no pertenecen a las líneas del terminal y que cobran desde Bs 20.000 hasta Bs 40.000 en efectivo, mientras que su boleto pudo comprarlo en Bs 7.500 y pagar de cualquier forma. No todos tienen esa posibilidad, porque son aproximadamente 40 puestos disponibles y sale un solo autobús por día, “si llegas a las 6:30 de la mañana, ya no puedes comprar pasaje para ese día” aclaró.


Pasajeros del terminal La Bandera. Luis Miguel Cáceres

Mientras hay unos que hacen colas para pasajes, hay otros que llegan a las 3 de la mañana al banco para recibir entre Bs 3.000 y 6.000 por día, lo que no representa ni la cuarta parte de un boleto para otro estado del país. “No se sabe qué van a dar, si van a pagar la pensión o no, vine a ver si sale algo aunque sea para comer pescadito” explicó el señor de la tercera edad Jesús Alberto Gil, quien llegó en la madrugada al Banco de Venezuela de la Avenida Roosevelt. Mariana Castillo, habitante de Propatria, se tuvo que trasladar a la Avenida Urdaneta para cobrar efectivo porque por su zona “supuestamente no hay dinero y la plataforma del banco está caída desde el apagón”. Respecto al asueto decretado por Nicolás Maduro durante toda la semana, Castillo explicó que le parece “absurdo y estúpido porque este país no está para que lo paren más”.

El horario de los bancos, según la Superintendencia de Bancos será este lunes y martes desde las 9 de la mañana hasta las 2 de la tarde, explicó Oscarina Aranguren, Gerente del Banco Nacional de Crédito (BNC) de la Avenida Urdaneta, “lamentablemente el país no se construye con este horario porque no se puede hacer una jornada laboral completa” explicó Aranguren, quien detalló que ya 4 agencias del BNC anunciaron cerrar sus puertas, como consecuencia de la crisis del país.


Cola para sacar efectivo en la avenida Urdaneta. Foto: Luis Miguel Cáceres

Los comerciantes también se han visto afectados, dos encargados de restaurantes en La Candelaria expresaron que mantienen sus puertas abiertas, a pesar del asueto, porque “tenemos que sobrevivir”, ya que las ganancias escasamente alcanzan para algo más que cubrir los gastos, incluso se han visto en la necesidad de reducir su personal en las últimas semanas y la afluencia de clientes es “muchísimo menor que antes”, expresaron.

Restaurante de la Avenida Urdaneta a las 11:00 a.m. Foto: Luis Miguel Cáceres
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.