23.7 C
Caracas
martes, 29 noviembre, 2022

Expresidente de Hidrocapital: «Con inversión, en tres años venezolanos tendrían agua de calidad»

Según José María De Viana, el sistema potabilizador de agua del país es obsoleto, no tiene mantenimiento y requiere reparaciones profundas, así como operadores capacitados en el área

-

El jueves 27 de octubre, el ingeniero civil y expresidente de Hidrocapital, José María De Viana, compartió con más de 500 lectores de El Pitazo en el forochat «¿Qué pasa con el agua que reciben los venezolanos?». El evento se realizó a través de WhatsApp, luego de que participantes de anteriores eventos solicitasen abordar este tema, que se ha denunciado ampliamente en redes durante las últimas semanas.

Para el invitado, el problema con la calidad y poco suministro de agua en el país es consecuencia de tres grandes factores: mala administración de fondos, mala gestión y, finalmente, desinversión por parte del Estado en el mantenimiento, reparación y mejora de la infraestructura instalada.

Caracas | Expertos advierten que el agua que llega por tuberías no recibe tratamiento completo

Sin embargo, De Viana considera que todos los problemas de saneamiento y potabilización de aguas en el país podrían resolverse en muy poco tiempo. «Con inversión, voluntad política y haciendo los ajustes necesarios en la industria, en tres años los venezolanos tendrían agua de calidad en sus hogares», apuntó.

Al profundizar al respecto, el experto recordó que los problemas de suministro no tienen que ver con escasez de agua en el país. Venezuela tiene suficientes fuentes hídricas en todo el territorio para cubrir la demanda de las familias (unos seis millones de toneladas de agua al día). «Todos los embalses están llenos, pero los hogares están sedientos», agregó.

El ingeniero señaló que el país cuenta con más de 100 plantas de saneamiento y potabilización de aguas, con la capacidad instalada suficiente para procesar y cubrir la demanda sin problema. Aparte, todas las plantas se diseñaron para procesar agua con altos niveles de turbidez, como la que reciben en periodos de lluvia intensa como el actual. Sin embargo, puntualizó que esto sería una realidad solamente si la infraestructura funcionase correctamente.

«El agua que reciben los hogares venezolanos, con mal olor, coloración y sabor, se debe a que las plantas potabilizadoras no están haciendo su trabajo. No están generando agua potable segura para el consumo humano», explicó De Viana.

Problemas del agua

El ingeniero listó los diferentes problemas alrededor del sistema de aguas nacional:

· La maquinaria potabilizadora presenta graves daños mecánicos y eléctricos, por lo que requieren mantenimiento y reparaciones profundas.

· El Estado venezolano dejó las plantas en manos de cooperativas años atrás, con personal sin conocimientos para la operación y mantenimiento de los equipos.

· La tecnología que utilizan las plantas venezolanas es obsoleta, pues tienen más de 22 años. Los procesos de potabilización han evolucionado.

· El Gobierno ha generado una política de opacidad informativa alrededor de la industria, pese a que los datos de control de calidad y estado de las plantas debe ser público.

· Ya no se permite a los laboratorios externos a la industria hacer inspecciones de calidad al agua, aunque la legislación nacional obligue a ello.

· En el país no hay producción suficiente de algunos de los reactivos químicos necesarios para tratar la cantidad de agua demandada por la población. El sulfato de aluminio (alumbre) y el gas cloro son los más utilizados, pero su producción está en manos de empresas públicas.

Para De Viana, el problema alrededor de la industria es tan grave, que el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) advirtió del mal estado de las plantas potabilizadoras hace más de 10 años. «Hoy están es un estado mucho peor», agregó.

Finalmente, el expresidente de Hidrocapital recordó que la CAF aprobó 150 millones de dólares en 2011 para la rehabilitación de las principales plantas potabilizadoras de agua de Venezuela, pero desconoce cómo se invirtió ese dinero para que la maquinaria llegase al estado actual.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a