23.2 C
Caracas
miércoles, 21 abril, 2021

Especialistas consideran que usuarios están moldeando las redes sociales a sus necesidades

Un ejemplo claro de esto es que con la llegada de la pandemia, ya en la red social Twitter se pueden ver ofertas de personas desempleadas ofreciendo sus servicios, así como hilos de emprendedores narrando todo lo que pasan para cumplir con sus clientes. Especialistas consultados coinciden en que cada día las personas les están asignando nuevos usos a estas herramientas digitales

-

Caracas.- A pesar de que la red social Linkedin es la apropiada para dar a conocer el estatus laboral de las personas, desde la llegada de la pandemia a Venezuela se están viendo tuits de personas desempleadas ofreciendo sus servicios, así como hilos de emprendedores narrando por todo lo que pasan para cumplir con los pedidos de sus clientes. Especialistas en redes sociales consultados por El Pitazo explicaron que los usuarios, para responder a sus necesidades, no están escatimando en darles nuevos usos a las redes sociales en el país.

Para Zulima Morales, docente y coordinadora del departamento de mercadotecnia digital y redes sociales del Instituto Universitario de Mercadotecnia (Isum), ubicado en Sabana Grande, las posibilidades de uso de las distintas redes sociales activas en el país se hacen cada día más variadas.

«Considero que depende de la creatividad del usuario que apueste por ofertarse por Twitter en vez de Linkedin; es una opción valedera, más con la llegada de la pandemia en una Venezuela en que las reglas de uso de las redes sociales no son complicadas», señaló.

Morales recalcó que con la llegada de la pandemia, el uso de la red social Twitter está dando un giro: «Estamos viendo menos críticas, menos esa catarsis política de los usuarios, para pasar a ver expresiones de solidaridad para los que se ofertan no solo como emprendedores, sino por sus servicios profesionales o técnicos en distintas áreas. Es ejemplar y satisfactorio ver el apoyo, la identidad del venezolano amigo con los necesitados».

Yimmy Castillo, comunicador social con 17 años de experiencia en el trabajo de redes sociales para compañías en el país, concuerda con la docente Morales en que no existe ya una propuesta única para el uso de estas herramientas. «El usuario está apostando a verse, y el usuario venezolano más, con la llegada de la pandemia. A pesar de las pocas condiciones que tiene por la baja calidad de internet o por el problema eléctrico, sigue creando, apostando a que vean lo que está haciendo».

Castillo sostiene que las redes sociales están siendo moldeadas por sus usuarios de acuerdo a las nuevas necesidades que se les presentan. «En Venezuela este ejemplo se puede ver muy claro: ya están usando Instagram para presentar modelos de emprendimientos. Hace ocho años lo usaban más para fotos familiares, para modelar productos, ropas. Todo está cambiando y las redes sociales no son la excepción».

- Advertisement -

Para Oliver Ollarves, otro comunicador social, asesor y facilitador en la formación de community managers para distintas empresas en el interior del país, la inmediatez que ofrece Twitter es aprovechada para ofertar los servicios de los profesionales o técnicos desempleados. Ollarves cree que el venezolano cada día está aprendiendo a sacarles provecho a todas las nuevas tecnologías con las que cuenta. Dice que es admirable esa apuesta de combinar el uso de redes para darse a conocer.

«El usuario de redes sociales no solo coloca información en el estado actual de su WhatsApp para decir que vende cierta cantidad de dólares: se aventura a usar el Twitter para decir que está desempleado, que es bueno en cierta área. A pesar de que es la red social Linkedin la más apropiada para esta necesidad, ya que tiene casi cuatro millones de usuarios frente al millón y medio de Twitter. Es inevitable que con la llegada de la pandemia, el cibernauta venezolano combine el uso de sus redes sociales a la hora de dar a conocer una necesidad o la promoción de un producto o servicio. Piensa que es preferible que sobre a que falte», discierne Ollarves.

Los consultados indican que el usuario sabe que se está ahorrando el pago de publicidad, de promoción de su producto o emprendimiento al usar estas herramientas. Les impresiona que está aumentando el número de venezolanos que se preocupan por aprender más sobre redes sociales. Sostienen que los nuevos emprendedores están claros en que solo tienen que pagar su servicio de internet para verse en todas partes, en su comunidad, en fin, para captar más clientela.

“Toca probar”

Luis Freites se quedó sin trabajo en mayo del 2020. Al igual que otros usuarios, optó por ofrecer su servicio de profesional de contabilidad por Twitter e Instagram, con poca esperanza y con la idea de probar a ver qué pasa. Confiesa que terminó resultando positiva la propuesta de oferta de comida de su esposa.

«Recuerdo que al escribir en Twitter y exponer que estaba desempleado no faltaron las palabras de solidaridad y nombres de personas o compañías que podían ayudarme en este sentido. En verdad, pocas se concretaron, por lo que mi esposa decidió ofrecer ricas hamburguesas a los vecinos del edificio en donde vivimos, en San Martín. De este escrito en Twitter solo resultaron dos clientes reales, mientras que por el grupo de WhatsApp que creó mi esposa para la venta de hamburguesas se presentaron más de 100 clientes en menos de dos meses», recuerda Freites.

Carla González reconoce también, al igual que Luis Freites, el poder de alcance de las redes sociales. La joven peluquera recuerda que en octubre de 2020 decidió usar su Twitter para dar a conocer su trabajo a domicilio en la parroquia Caricuao, después de haber sido removida como vendedora de telas en un local ubicado en el centro de Caracas.

LEE TAMBIÉ

Venezolanos en Perú: ¿Cómo emprender tu propio negocio?

«En el inicio de la pandemia había un buen grupo de personas que necesitaban ser atendidas en sus hogares; los delivery fueron el boom e ir a los hogares a cortarles el cabello a niños y jóvenes fue todo un negocio para mí el año pasado (2020). Recuerdo que a las madres les gustaba que protegía muy bien a sus hijos con una capa de plástico, el uso de mis guantes, tapabocas, el buen trato. De verdad fue tremenda experiencia, que me confirma que en el país se mueren de hambre solo los flojos», refirió la joven consultada.

Para finalizar, los especialistas concuerdan en que el cambio del mundo se está viendo es a través de las redes sociales, ante la censura o restricción de medios de comunicación convencionales en los distintos países del mundo. Afirman también que los usuarios están moldeando estas herramientas tecnológicas de acuerdo a sus necesidades y viceversa. Por eso no se asombran con las nuevas apuestas de los cibernautas al agregar nuevos usos a las redes sociales en Venezuela.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado