Entre experiencias e incertidumbre maestros debatieron en el forochat de El Pitazo

Los educadores resolvieron sus dudas con ayuda de la profesora Luisa Pernalete, además de expresar su preocupación respecto a la preparación que tendrán los niños de cara al nuevo año escolar que inicia en septiembre

192
Segundo forochat del Café con El Pitazo convocó a los docentes para hablar sobre los desafíos de la educación a distancia | Foto: El Pitazo

Caracas.- Por segunda semana consecutiva, el Café con El Pitazo llega a los hogares de 254 personas para hablar sobre la educación en tiempos de cuarentena. El 22 y 23 de abril, los docentes compartieron con la profesora Luisa Pernalete para hablar sobre los retos que supone el distanciamiento social a su labor educativa, y esclarecer dudas respecto a lo que podría esperarse en los próximos meses a nivel escolar.

El evento contó con la participación de docentes de cinco países diferentes (España, Francia, Colombia, Chile y Estados Unidos), además de Venezuela, que aportó el grueso de los participantes desde sectores como Santa Elena de Uairén, Maracaibo, San Cristóbal, Barinas, Puerto Ordaz y muchas comunidades más.

LEE TAMBIÉN

LOS DERECHOS HUMANOS NO DESCANSAN EN CUARENTENA Y EL CAFÉ CON EL PITAZO TAMPOCO

La educadora con 44 años de experiencia académica, y férrea defensora de los Derechos Humanos de los jóvenes, inició el conversatorio haciendo un rápido recorrido por las diferencias existentes entre los conceptos de “educación a distancia” y “educación en línea”. Luego, abordó el tema en el caso venezolano, asegurando que el país no cuenta con las condiciones necesarias para que la educación a distancia sea viable.

La preocupación más común del encuentro fue cómo llegar a aquellos alumnos que no tienen internet en casa, o tan siquiera un número telefónico para contactarles. A estas cuestiones, Pernalete sugirió vías como la radio o televisión nacional. Sin embargo, la profesora también siente decir que habrá casos donde no se pueda hacer demasiado, y la única salida será dedicar mayor tiempo a esos alumnos una vez se reintegren a las aulas.

Una historia que resaltó en el forochat fue el de Elluz Pernía, docente en Santa Elena de Uairén con alumnos de comunidades indígenas. Pernía comenta que para ella ha sido difícil trabajar a distancia estos casos, ya que el apoyo de los padres se complica porque no manejan el idioma español correctamente, y muchos no saben leer. “Algunos padres no pasaron por una escuela, ¿cómo ayudan a sus hijos a cumplir con las actividades exigidas?”, pregunta.

Docentes de todo el país contaron sus experiencias y retos que ha supuesto la cuarentena para educar | Foto: El Pitazo

Pernalete sugiere para estos casos que los padres intenten ayudar a sus hijos aunque sea estableciendo rutinas y horarios educativos. “Puede que no sepan leer o hablar el castellano, pero conocen otras lenguas para comunicarse con sus hijos y avanzar en lo que puedan. Además, pueden tener charlas sobre la vida, cantar, que tan bonito lo hacen los Pemones, y muchas cosas más, invítelos a ser creativos”, responde.

Muchos directivos de planteles, como Karina Prado (Guayana) o Erika Avendaño (San Cristóbal) preguntaron “¿cómo motivar a los maestros?”. Pernalete responde que lo primero es entender que hay razones para no querer moverse. «Háganles ver lo importante que son para los alumnos; resalten sus cosas buenas; si son de colegios privados ayuden con parte de la renta de los teléfonos inteligentes; estén en contacto con sus maestros, pero como compañeros de camino y no como autoridad”.

Respecto a la relación representante/docente, otro de los puntos señalados por participantes como Johana Zaragoza (Ciudad Guayana), Rafael Sánchez (San Juan de los Morros) o Aída Fuentes (Caracas), la profesora Luisa Pernalete recomienda: “cambiar el dedo acusador por la mano extendida. Vernos como colaboradores y no como adversarios. Los maestros somos como madrinas y padrinos de sus hijos, queremos su bien”.

El equipo de El Pitazo recomendó algunas iniciativas de educación a distancia en Venezuela | Foto: El Pitazo

Andrés Arcila (El Tigre) preguntó sobre cómo enfrentar las exigencias del Ministerio de Educación, que demanda presentar una carpeta de las asignaciones del alumno para demostrar que hicieron algo. Ante ese detalle, la profesora Pernalete comenta que va a ser imposible comprobar que esas tareas hayan sido hechas por los estudiantes sin copiarse, o que sean los padres quienes las realicen.

Para ese caso, Pernalete hace un llamado a la conciencia de los representantes, y los insta a ayudar a sus hijos en las tareas, pero que eso no signifique hacérselas, porque el niño es el que debe aprender. “La evaluación va a ser una de las cosas más delicadas durante este período, porque no se podrá medir correctamente el nivel de habilidades adquiridas por el alumno”, señala.

LEE TAMBIÉN

PRIMER CAFÉ CON EL PITAZO VIRTUAL SE REALIZÓ A TRAVÉS DE WHATSAPP

Sobre las tareas, mejor pocas pero atractivas, que estimulen la curiosidad, la imaginación. Hay que ponerse en el lugar de los alumnos y de los padres. Recuerden que la cuarentena para los chamos es motivo de contrariedad, ellos preferirían estar en el colegio jugando con sus compañeros, viendo a la chica que les gusta, echando broma, agrega.

“¿Qué pasará el próximo año escolar? Sean cuales sean los ajustes que se hagan al calendario, habrá que iniciar con refuerzo y repasos, porque no es posible pretender que un trimestre a distancia será igual que un lapso hecho presencialmente”, dice la profesora Pernalete.

“¿Y cuándo volvamos a la escuela? Pues no podemos volver igual, algo debemos aprender en esta cuarentena. Nos hemos dado cuenta de la importancia de la familia, nos hemos dado cuenta de la importancia de los abrazos, nos hemos dado cuenta de cómo valoramos que alguien nos llame y manifieste su interés por nosotros, ¿y qué tal la importancia de reírnos? Cuando volvamos a la escuela, debemos enseñar resiliencia”, finaliza.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.