En su cumpleaños 235 habitantes de El Hatillo desean que “sea una burbuja en la que todos quepan”

Este miércoles, 12 de junio, El Hatillo celebró su cumpleaños número 235 y El Pitazo le preguntó a sus vecinos, líderes comunitarios y funcionarios públicos cuál es el deseo para este municipio. Su respuesta: inclusión e integración para seguir creciendo

218
El Pitazo le preguntó a los ciudadanos cual es el deseo para su comunidad en este 235 cumpleaños | Foto: Ronald E. Peña

“Integrarse” a la convivencia, a las artes, a la ciudadanía, al emprendimiento, a la cultura, a las soluciones. Ese es el deseo que los hatillanos tienen para su municipio que este miércoles, 12 de junio, arribó a su cumpleaños 235.

Aun cuando el municipio atraviesa uno de sus peores momentos por el ahogamiento presupuestario que impide mejoras y trabajos necesarios, los vecinos del municipio, ubicado al sur-este de la Gran Caracas, creen que la apatía de sus coterráneos es “la condena del pueblo”. Incluso por encima de los cortes de agua y luz que afectan a la comunidad, y que el propio alcalde Elías Sayegh admite “son las más grandes problemáticas en enfrentan los hatillanos”.

“Los hatillanos somos gente decente, gente valiente y vamos a seguir trabajando por demostrar que podemos ser el espejo de esa Venezuela que todos queremos”, dijo el alcalde.

La comunidad destaca la paz y la tranquilidad que se respira en el municipio | Foto: Ronald E. Peña

Sayegh recordó que El Hatillo contaba con un presupuesto de 7 millones de dólares, pero que el año pasado no superó los $300 mil, lo que ha mermado las capacidades ejecutivas de su despacho. Pese a eso, insta a los vecinos a seguir trabajando, y muchos concuerdan con él.

Irina Arráiz, vecina de Vista Hermosa, se suma a esta petición. “Que El Hatillo siga siendo un municipio emprendedor porque con eso es que va a surgir el pueblo”. Para ella, la prioridad debe ser dar oportunidad a la gente que aún hace país para crear “espacios amables y que generen progreso”.

“Para nosotros los hatillanos esta es una especie de burbuja, comparada con el caos generalizado que se vive en el resto del área metropolitana. Y claro que tenemos mucho que mejorar, pero a veces pensamos que las soluciones solo deben venir del alcalde y no es así, por eso mi deseo para El Hatillo en este cumpleaños es comenzar el cambio nosotros mismos con pequeñas cosas, por ejemplo, barriendo el frente de nuestras casas, siendo corteses y amables… Siendo más sensibles con lo que ocurre a nuestro alrededor y pensar en qué forma puedo yo participar, involucrarme y contribuir”, fue el deseo de Verónica Malavé, también residente y líder comunitaria de este municipio.

Los ciudadanos pidieron mejoras en los servicios y unidad entre los vecinos | Foto: Ronald E. Peña

Gorka Carnevali, director del Foro Hatillano y coordinador político electoral de Caracas Ciudad Plural, coincide con este pensamiento. Para él, es necesario el encuentro entre las partes que hacen vida en El Hatillo, que si bien es un municipio con tendencia opositora al chavismo, “requiere entendimiento, reconocimiento y paz entre los actores de la comunidad”.

Por la integración

Que “El Hatillo sea una burbuja en la que todos quepamos”, es el deseo de inclusión que comparten muchos hatillanos de a pie. Luis Villalobos, vecinos de la avenida Bolívar del pueblo y Marianela Escalona, residente de La Boyera desde hace 35 años, coinciden en que es necesario ser “unos ciudadanos dignos de este municipio”, demostrando inclusión y respaldo a todas las ideas que permitan hacer crecer a El Hatillo.

“Aquí debe volver la prosperidad, la tranquilidad que nos acompañaba, la unión de niños, adultos y viejos”, expresó Villalobos y Escalona lo complementó diciendo que “el deseo es que trabajemos en pro de la ciudadanía”.

A pesar del bajo presupuesto, celebraron los esfuerzos por mantener el municipio | Foto: Ronald E. Peña

Los vecinos apuestan por el progreso, por eso le piden a las autoridades invertir en turismo con la creación de hoteles y reconocen que “El Hatillo es aún sano y se puede promover eso como una virtud”, tal como piensa Rubén Guerra, un vecino de El Calvario que vive del comercio en la zona desde hace 19 años.

Los de la tercera edad también tienen sus peticiones. Piden inclusión e integración. “que vuelvan los bingos, la recreación en la que todos cabíamos”, dice la señora Gloria Novak, que a sus 84 años de edad, añora las fiestas que celebraban a El Hatillo, llenas de juegos tradiciones, pero sobre todo “de ese calor que dan los vecinos juntos y siendo felices”.

“Yo al Hatillo hoy en su aniversario le regalo mi compromiso diario, mi trabajo para que vuelva hacer el municipio tranquilo, agradable, iluminado, seguro, renaciendo después de estos años negros, donde los hatillanos y foráneos puedan disfrutar y competir en nuestra plaza Bolívar. Yo sueño por el mejor Hatillo posible”, fue el anhelo de Malavé.

DÉJANOS TU COMENTARIO