El Vicario de Petare, Héctor Lunar, fue transferido de parroquia tras agresiones

El Padre Lunar, vicario de la parroquia Dulce Nombre de Jesús, en el casco colonial de Petare, fue transferido a otra comunidad de la zona tras asedio en su contra; sin embargo, aseguró que seguirá trabajando por el bienestar de esta zona

783
El Vicario aseguró que seguirá trabajando por la comunidad | Foto: Ronald Peña

.-El papel crítico que ha desempeñado la Iglesia Católica venezolana en los últimos tiempos ve consecuencias en Petare, específicamente en la parroquia Dulce Nombre de Jesús, en el casco colonial, en donde el padre Héctor Lunar ha sido objeto de ataques por parte de seguidores del oficialismo y autoridades locales que se quejan de su postura crítica desde el púlpito de la iglesia local.

El clérigo, que tiene más de ocho años sirviendo a la comunidad petareña, confirmó a El Pitazo que ha sido víctima de agresiones que han sido verbales y expuestas en actos públicos frente a la iglesia, insultos pintados en las paredes y hasta una declaración de “persona non grata” emitida el pasado 29 de enero desde la Cámara Municipal del municipio Sucre.

El párroco que fue trasladado a El Campito, también en Petare, y cuyo anuncio será oficializado en días próximos, aseguró que la medida de cambio coincidió con los ataques que ha recibido, pero aseguró que acepta la decisión por tratarse de una petición de la Iglesia, que no solo obedece a la situación política, sino a los requerimientos de la comunidad en el ámbito espiritual.

Lunar aseguró que mantendrá activo su trabajo social por la parroquia y refiere que nada detendrá su lucha por el cambio que espera se de en el país.


LEE TAMBIÉN: 

BROTA SANGRE DE HOSTIA CONSAGRADA EN IGLESIA DE MATURÍN

La decisión de la Cámara y los ataques han sido rechazados por vecinos y organizaciones que hacen viva en el casco histórico de Petare, que se dieron a la tarea de pintar las cuatro paredes de la Iglesia Dulce Nombre de Jesús, en donde escribieron “Héctor Lunar, Pedófilo, Terrorista”.

“Durante todo ese tiempo él ha sabido predicar la palabra de Dios en los lugares donde más se necesita, ha llevado consuelo a los enfermos, comida a los hambrientos y el evangelio de Jesús a los rincones más apartados de Petare. Más recientemente, admiramos su lucha incansable a favor del pueblo Petareño y su posición firme y decidida, sin asumir posturas partidistas ni colores políticos, ejerciendo el difícil rol de articulador de los diferentes factores que hacen vida en el municipio, y de alzar su voz en contra del régimen opresor que hoy gobierna a Venezuela, lo que le ha originado una serie de amenazas, descalificaciones y agresiones que han venido arreciando en los últimos meses. A pesar de esto, nunca ha abandonado su labor pastoral de tantos años”, se desprende de una carta enviada por 36 ONG a la Arquidiócesis de Caracas, lamentando su reubicación fuera del país, hecho que fue desmentido por el actual párroco de Petare, Miguel Vargas.

Dirigentes políticos de oposición también se han manifestado en rechazo al asedio al Padre Lunar. El coordinador municipal de Voluntad Popular en Sucre, Edmundo Rada, lamentó que las acciones del Concejo Municipal. “Las creencias y la política son distintas, jamás se puede juzgar a un religioso por pensar distinto políticamente hablando… Vemos como ‘concejales’ afectos al oficialismo se dedican a pasar la línea entre religión y política, jamás vejamos de tal manera a ningún religioso por su ideología política por más distinta que fuese”, dijo.

Los vecinos y distintas ONG que hacen viva en el casco colonial respaldaron al Padre Lunar | Foto: cortesía AP

Vecinos en contra y a favor

Para la gente de la parroquia es “grotesco” que se metan con el Cura de la comunidad. Muchos son cercanos al Padre Lunar, pues este realiza visitas a los enfermos de los barrios cercanos y hace vida activa en los distintos espacios culturales y de debate del Casco Colonial.

“Yo creo que no está bien que lo insulten de esa manera, menos sin pruebas”, comentó Ana Aular, vecina del Casco Colonial. Su opinión concuerda con la de su amiga Yolanda Ojeda, otra residente de la zona que acude con regularidad a la Iglesia y asegura que “la única responsabilidad del Padre es decir la verdad desde los sermones de la iglesia”.

El actual párroco de la Iglesia Dulce Nombre de Jesús, Miguel Vargas recordó lo polarizado del clima político en toda Venezuela y aseguró que ha sido bien recibido en la comunidad.

Otros, que se autodenominan chavistas se quejan de la actitud del Padre Lunar y aseguraron que “lo que es igual no es trampa”, refiriéndose a supuestos insultos que Lunar habría proferido a la comunidad oficialista de Petare.

Esta fue la versión del señor Ricardo Orta y de un grupo de amigos de él que no se identificaron, pero que refirieron sentirse “agredidos” por el Padre Lunar con sus discursos.

La parroquia Dulce Nombre de Jesús cuenta con un nuevo párroco desde hace cuatro meses | Foto: Génesis Carrero

DÉJANOS TU COMENTARIO