26.9 C
Caracas
viernes, 5 marzo, 2021

Comedor de Ciudadanía Sin Límites suspende labor por falta de agua en La Vega

Niño Jesús es el nombre de este comedor ubicado en el sector J de Las Casitas, de la parroquia La Vega. Las voluntarias encargadas, Ana Brazón y Argelia Gaspar, explicaron que dejaron de funcionar el 20 de diciembre debido a la escasez del líquido

-

Caracas.- Argelia Gaspar y Ana Brazón son voluntarias en el comedor Niño Jesús, de la organización Ciudadanía Sin Límites, ubicado en el sector la J de Las Casitas, de la parroquia La Vega. Preocupadas explicaron a El Pitazo en la Calle que debido a la falla de agua en la zona tuvieron que suspender el servicio este 20 de diciembre.

«Es una lástima que por la falta de agua 55 niños de familias necesitadas se hayan quedado sin su plato de comida. No tenemos ni una gota de agua ni para limpiar la mesa en donde se sientan a comer, sin contar que en la entrada tenemos un contenedor de basura repleto de desechos que tiene todo el sector contaminado debido al mal olor», lamentó Argelia Gaspar, encargada de repartir la comida en el comedor que funciona en un salón de su casa.

Por su parte, Ana Brazón, otra de las voluntarias de La Vega que presta ayuda solidaria a niños en situación de riesgo, comentó que cada día los servicios públicos empeoran. «Ya cumplimos un mes sin agua, el 28 de diciembre nos la mandaron por unas pocas horas en los bloques, pero, de resto, la mayoría de los sectores de la parte alta no cuentan con este servicio».

Brazón explicó que a pesar de que la comida que les dispensan a los niños llega preparada, necesita tener el salón limpio en donde se sientan a comer. «No nos gusta que los niños se lleven la comida, queremos ver que se la coman; cuando se la llevan no sabemos qué hacen, si alguien se las quita. De verdad, es una bendición esta ayuda de 55 platos de comida, ya que en La Vega la situación no está nada fácil».

lee también

comunidades de la parte alta de la vega cumplen un mes sin agua

Argelia Gaspar dijo que proyectan para el nuevo año acondicionar cada día mejor el espacio donde comen los niños, así como seguir enseñándole las normas de aseo y de cómo comportarse en la mesa: «Este tiempo que compartimos con los niños cuando comen lo aprovechamos para enseñarles la importancia de ir a la escuela, de prepararse, del agradecimiento a Dios; de allí el nombre de nuestro comedor».

Finalmente, las voluntarias recalcaron la necesidad del buen funcionamiento de los servicios públicos en la parroquia y explicaron que les preocupan que están aumentando los casos de niños con diarrea y escabiosis. Piden la presencia de autoridades sanitarias para que verifiquen la situación que denuncian.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado